viernes, 4 de enero de 2013

Evaluación prehospitalaria de heridas por electricidad y golpes de rayos

HERIDAS "QUEMADURAS" ELECTRICAS 


Evaluación prehospitalaria de heridas por electricidad y golpes de rayos.
Gracias PM ZAID HAGE OCHOA

                Las quemaduras eléctricas son del 4 al 6.5% de los internamientos en el área de urgencias en los Estados Unidos y al menos 1000 tienen resultados fatales cada año. Deportistas y personas en acciones recreativas son las victimas más comunes, actividades montañiles (Rappel, escalar,  etc.), golf o actividades del agua también cuentan con estadísticas grandes en este tipo de fatalidades y lesiones.

Heridas y daños Pistolas Electricas INFOGRAFIA

                El personal del Servicio médico de emergencias responde a gran variedad de escenarios mientras muchos de esos escenarios caen la categoría de traumatológicos o clínicos, las lesiones eléctricas y las caídas de rayos pueden combinar a ambos. Es por eso que nosotros como proveedores no solo debemos de documentar las heridas traumatológicas internas tales como quemaduras, lesiones en el tejido blando, si no también considerar los potenciales problemas clínicos que se pueden suscitar como probables arritmias cardiacas.

Lesión por contracción muscular involuntaria por corriente eléctrica.
                Estos dependen del mecanismo de la lesión, heridas de entrada y salida refieren un contacto con untos de contacto con fuentes eléctricas. La mano es el punto más frecuente ya que esta se encuentra sujetando una herramienta o un material conductor y este roza o golpea con la fuente de energía eléctrica. Se da la contracción muscular en el brazo la mano que está sujetando la corriente eléctrica tiende a empujar al cuerpo hacia la fuente de la corriente y se opone al soltar la fuente.

                Las heridas de entrada pueden ser identificadas como una zona deprimida con decoloración (grisácea o amarilla) y con tejido necrosado. Las heridas de salida pueden aparecer como una zona ensanchada con una coloración obscura y rodeada de tejido lesionado. La mayoría de este tipo de heridas asociadas con lesiones eléctricas mayormente se dará en extremidades superiores e inferiores.

                Por los numerosos factores envueltos en una lesión eléctrica, los proveedores deben de poner atención a las heridas de entrada y salida, mientras más gráfica sea la herida más severidad tendrán este tipo de lesiones, como proveedores debemos de considerar que hay una posibilidad alta de lesiones internas y que estas pueden desarrollar fallas sistémicas importantes.
                Síntomas de una lesión eléctrica va desde un sencillo hormigueo hasta una parálisis completa. Cualquier órgano y sistema puede ser impactado y factores como la fuente de energía, el camino de la corriente y problemas médicos subyacentes influencian bastante en la severidad de la lesión. Como por ejemplo las quemaduras pueden darse como resultado del calentamiento del tejido. Lesiones del sistema nervioso pueden derivar en una dificultad respiratoria o paro cardiaco. Problemas traumatológicos adicionales se presentan por la caída o el lanzamiento debido a la electrocución. La severidad de las lesiones va a variar y están influenciadas también por las fuerzas que las envolvieron.
                En los protocolos prehospitalarios puede que no sea posible determinar la extensión exacta de las lesiones internas pero si podemos identificar arritmias cardiacas que se puedan suscitar como la fibrilación ventricular que es la más común, esta pasa en más del 50% de los pacientes víctimas de este tipo de lesiones, esto se debe que la corriente toma un sendero transversal dentro del cuerpo como cuando va de una mano a otra. En niños menores de 4 años las quemadura en la boca son las más comunes ya que por la edad y la curiosidad tienen a masticar los cables eléctricos se debe de tener consideración en este tipo de lesiones ya que son muy peligrosas y merecen observación por un posible sangrado retardado que puede ser extensible.

Golpes por rayo
  Un rayo es una descarga eléctrica que ocurre cuando un grupo de cargas positivas y negativas y estas chocan en la atmosfera. Los rayos están asociados con tormentas eléctricas, días nublados, tornados, etc. Este fenómeno es muy peligroso por una gran cantidad de razones, incluyendo los efectos eléctricos y la producción de calor, estas lesiones tienden a ocurrir en ambientes rurales o en lugares expuestos en el ámbito rural. En el ámbito urbano se dan más en lugares cerrados todo lo contrario a los rurales, ya que la gran mayoría de las estructuras cuentan con metal en los cimientos como antenas parabólicas, para rayos, marcos metálicos, etc. Y se dan estadísticamente en los atardeceres que es cuando la tierra tiene a estar caliente por acción de los rayos del sol en el día.  Los rayos pueden tener carga negativa o positiva pero es más común la carga negativa su temperatura puede ser estimada cerca de los 8000 ºC y puede ser tan alta como 50,000ºC, la temperatura de estos baja alrededor de 2000ºc o 3000ºc y a pesar de las temperaturas tan extremas los proveedores no deben de retrasar el contacto con el paciente por miedo a ser lesionado.


                En casos menores, el paciente se encontrará despierto y alerta pero puede presentar confusión o amnesia y su piel estará muy sensible al dolor, estos hallazgos pueden ser temporales y una completa recuperación puede ser posible.
                Pacientes con lesiones moderadas experimentan desorientación, beligerancia o inconsciencia, cuando están consientes puede que expresen extrema parálisis, la piel se puede encontrar moteada y los pulsos distales disminuidos, la hipotensión puede ocurrir secundaria a cambios fisiológicos, cuanto esta se encuentra presente los proveedores deben de atender las posibles causas como por ejemplo hemorragias o shock medular. Averiguar  las posibles fuentes que causen la hipotensión y tratar de corregirlas son de gran ayuda en los pacientes. También puede desarrollarse un paro respiratorio debido a la hipoxia u a otros factores tales como deterioro del sistema nervioso, las quemaduras puede que no sean obvias en el campo pero perder tiempo intentando identificarlas puede que sea una pérdida de tiempo así que no retrase el  traslado del paciente al área de urgencias. Otros síntomas pueden ser tratados sobre tiempo, secuelas a largo tiempo pueden incluir desorden del sueño, debilidad generalizada y disfunción del sistema nervioso.
Las lesiones severas o muerte ocurren directamente en un 30%, estos pacientes presentan lesiones diversas desde un trauma enfilado a un paro respiratorio. La Asistolia y la Fibrilación Ventricular son las dos arritmias comunes por la automaticidad del corazón, la actividad cardiaca puede regresar espontáneamente y el ritmo inicial tiene a ser bradicardico.
                La actividad o función cardiaca se puede deteriorar subsecuentemente en parte a la apnea que resulta de la parálisis del sistema respiratorio en el centro de la medula, no atender a tiempo una hipoxia puede derivar en un paro Cardiaco. Siguiente al golpe del rayo es importante evaluar la función cardiaca. Cambios en el EKG pueden darse debido a una lesión o quemadura en el miocardio. Los cambios más significativos que pueden encontrarse son los similares a un infarto agudo al miocardio. Incluyendo la elevación del segmento ST, inversión de la onda T y prolongación del intervalo QT, la monitorización inmediata está indicada lo más rápido posible.


RAYOS INFOGRAFIA