Facebook Dr. Ramon Reyes Diaz, MD

DESFIBRILADORES TELEFUNKEN

DESFIBRILADORES TELEFUNKEN
DISTRIBUIDORES AUTORIZADOS

lunes, 6 de enero de 2014

Lista de pescados con altos contenidos de mercurio emitida por la FDA de EUA.

Contenido de Mercurio en peces y mariscos



Fuente 
 El pescado es uno de los alimentos más nutritivos, su carne está compuesta de elementos importantes como el  omega-3, las vitaminas B y las proteínas magras. Sin embargo, también puede contener algunos contaminantes poco saludables, como el mercurio. 

Este elemento tóxico, presente en el pescado a causa de la contaminación del agua, pueden afectar al desarrollo cerebral y al sistema nervioso de quienes lo consumen. 

Esta realidad causa preocupación en las mujeres gestantes, que ven en este alimento una fuente importante de nutrientes para el crecimiento y el desarrollo de sus bebes.Afortunadamente instituciones especializadas indican que un consumo cuidadoso y moderado de estas especies, alejan los riesgos sobre nuestra salud. 

Con el fin de orientar a los grupos más vulnerables, la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, FDA por sus siglas en inglés (Food & Drug Agency), ha publicado unas directrices para niños, mujeres embarazadas y para las que intentan entrar en proceso de gestación.  

En su lista la FDA ubica al mero, la aguja blanca, la lubina, el pez espada, la perca de alta mar, el tiburón y la caballa (real) como las especies que no deben ser consumidas, por ser las que tienen los más elevados niveles de mercurio en su organismo. 

También, hay otro grupo de peces que se consideran con un elevado nivel de mercurio pero que pueden consumirse de modo restringido, hasta tres raciones de 170 gramos por mes.

En este grupo se incluye a la Lubina de mar, la Corvina, el fletán, el Atún (enlatado, albacora blanca y el de aleta azul fresco, la Trucha marina, la  Anchoa y el Bogavante (americano/de Maine).

Las especies marinas que tienen bajos niveles de mercurio y que se recomienda consumir hasta seis raciones de 170 gramos por mes son los siguientes: 

Carpa, mahi mahi, buey de mar, pargo, cangrejo (azul), arenque, cangrejo (blanco), rape, perca (agua dulce), raya, bacalao, atún (enlatado, troceado ligeramente) y el atún (albacora del Pacífico fresca).

Finalmente la FDA da una lista de pescados que pueden ser consumidos dos veces por semana en raciones de 170 gramos, por tener los más bajos niveles de mercurio.

Afortudamente esta lista es la más larga y por lo tanto ofrece una amplia variedad de opciones para comer este valioso alimento sin temores.

La lista incluye: anchoas, pámpanos, calamar, caviar (cultivado), centollo, abadejo, bagre, coregonos, perca (de mar), vieiras, platija, merluza, arenque, langosta, sábalo, lenguado, cigala, salmón, gambas, almejas, tilapia, ostras, sardinas, esturión (cultivado) y la Trucha de agua dulce.

 
PELIGROS DEL MERCURIO EN EL PESCADO

PELIGROS DEL MERCURIO EN EL PESCADO
50 gramos semanales. Un endurecimiento de la alerta sanitaria emitida por AESAN causa alarma social entre los consumidores y provoca reacciones entre los colectivos de pescadores españoles, que curiosamente instaron a la agencia a desarrollar un informe para evaluar los riesgos de consumo pretendiendo relajar los criterios anteriormente vigentes.
En el pescado y los mariscos el mercurio (Hg) se encuentra mayoritariamente en forma de metil mer­curio (MeHg), la forma más tóxica. Los mayores contenidos se encuentran en los peces predadores. La FAO/OMS (2003) ha establecido la ingesta semanal tolerable provisional (PTWI) para el MeHg en 1,6 μg/kg peso corporal
Se recomienda precaución a las mujeres embarazadas o que puedan llegar a estarlo, mujeres en fase de lactancia y a niños de corta edad (entre 1 y 30 meses), que deben consumir una amplia variedad de pescados, evitando consumir asiduamente las especies más contaminadas, como pez espada y atún rojo, cuyo consumo debe limitarse a una ración semanal.
La recomendación sugerida hasta ahora era que las mujeres embarazadas y los niños menores de tres años no consumieran más de 100 gramos a la semana de pez espada, y no más de dos raciones de atún rojo.
Las grandes especies, situadas en lo alto de la cadena trófica del mar, acumulan en sus tejidos grasos el mercurio que absorben de sus presas en su forma más tóxica ( metilmercurio ). El metal, generado en gran medida por la actividad industrial, es ingerido luego por el hombre, y puede provocar alteraciones graves en el desarrollo neuronal del feto y de los niños de corta edad.
Los datos disponibles de contenidos de Hg y MeHg en el pescado consumido en España, las ingestas estimadas y las evaluaciones de exposición al Hg en la población española, en especial entre los con­sumidores pertenecientes a los grupos de riesgo, no recomiendan aumentar los límites máximos de Hg establecidos por la Unión Europea (UE, 2006) para los pescados. Más bien todo lo contrario; reducirlo.
El propósito de esta alerta buscaba, al parecer, concienciar a las personas incluidas en grupos de riesgo de la peligrosidad de superar las cantidades recomendadas de ingesta y actualizar dicha recomendación al criterio vigente, más restrictivo en cantidades a consumir, pero la alarma ha trascendido a este colectivo, trasladándose a la población, cuya relación beneficio-riesgo ante el consumo de estos pescados es marcadamente beneficiosa.
Por ello, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición ha recordado que no considera que el consumo de pescado suponga un riesgo para la población, ya que la ingesta de metilmercurio por consumo de pescado no supera la ingesta diaria admisible definida por la Organización Mundial de la Salud. El pescado es, en términos de alimentación saludable, una parte importante de la dieta. Esto se debe, básicamente, a la calidad de su proteína y su grasa, con aminoácidos esenciales en cantidad más que adecuada, escasa cantidad de grasas saturadas y una importante proporción de ácidos grasos omega 3.
La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición es un Organismo Autónomo adscrito al Ministerio de Sanidad y Política Social con la misión de garantizar el más alto grado de seguridad alimentaria, como aspecto fundamental de la salud pública y promover la salud de los ciudadanos en el ámbito de la nutrición y en especial en la prevención de la obesidad.
  • Pez espada en grupos de riesgo, consumo semanal inferior a 50 gramos
  • En adultos el beneficio de su consumo es claro.
  • La contaminación de nuestros mares causa directa del incremento de toxicidad en determinadas especies.
Fuentes de exposición:
  • Ocupacional; minería, dentistas, fotografía entre otros.
  • Doméstica; termómetros, espejos, juguetes, baterías.
  • Medicamentos. Laxantes, diuréticos y espermicidas.
Para saber más
Mercury

Página de AESAN http://bit.ly/lZAbXy

Articulo Relacionado 

PELIGROS BOMBILLAS DE BAJO CONSUMO "MERCURIO"