AUTISMO TEA PDF

AUTISMO TEA PDF
TRASTORNO ESPECTRO AUTISMO y URGENCIAS PDF

ULTIMO SOBRE 2019-nCoV

ULTIMO SOBRE 2019-nCoV
CORONAVIRUS covid-19

VISITAS RECIENTES

We Support The Free Share of the Medical Information

EMS SOLUTIONS INTERNATIONAL

Facebook Dr. Ramon Reyes, MD

6 años con el Sello HONcode

6 años con el Sello HONcode
Health on the Net

Nota Importante

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en el blog EMS Solutions International está editada y elaborada por profesionales de la salud. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario. by Dr. Ramon REYES, MD

sábado, 1 de febrero de 2020

ANIMAL MAS LETAL ¨Peligroso" del Mundo MOSQUITO causas entre de 725,000 y 1,000,000 muertes al año

ANIMAL MAS LETAL ¨Peligroso" del Mundo MOSQUITO causas ms de 725,000 muertes al año 

Diez enfermedades transmitidas por vectores que ponen en riesgo a la población de las Américas
Dengue, malaria y el mal de Chagas. Leishmaniasis, esquistosomiasis y fiebre amarilla. Chikungunya, filariasis linfática, ceguera de los ríos y el virus del Nilo Occidental. Éstas son diez de las enfermedades transmitidas por mosquitos, moscas, vinchucas y otros insectos que ponen en riesgo la salud de 1 de cada 2 personas en las Américas.
Dengue: enfermedad transmitida por la picadura de un mosquito infectado.
  • El dengue y el mosquito  Aedes Aegypti están presentes en todo el continente menos en Canadá y Chile continental. En Uruguay no hay casos, pero sí mosquitos.
  • Cerca de 500 millones de personas en riesgo en la región.
  • La incidencia pasó de 16,4 casos por 100 mil personas a 218,3 casos cada 100 mil entre 1980 y 2000-2010.
  • En 2013 (año epidémico) se registraron 2,3 millones de casos (430,8 cada 100 mil) y 1280 muertes en el continente.
Malaria: es causada por un parásito Plasmodium transmitida por la picadura de un mosquito anófeles infectado.
  • Presente en 21 países de las Américas.
  • 145 millones de personas en riesgo de contraerla en la región.
  • Los casos bajaron 60% y las muertes el 72% entre 2000 y 2012.
  • Argentina, Belice, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, México y Paraguay están en camino a eliminarla.
Chagas: enfermedad parasitaria causada por el parásito T. cruzi y transmitida principalmente por las heces de insectos, especialmente, las vinchucas.
  • Presente en 21 países de las Américas.
  • 65 millones de personas viven en áreas donde hay exposición a la enfermedad en la región.
  • Se estima que hay entre 6 y 8 millones de personas infectadas.
  • Se registran 28.000 casos anuales, entre ellos 8.000 en recién nacidos.
Leishmaniasis: enfermedad causada por un protozoo parásito del género Leishmania, transmitida por la picadura de flebótomos.

Esquistosomiasis: infección parasitaria crónica causada por gusanos pequeños.
  • En las Américas, se calcula que casi 1,6 millones de niños en edad escolar necesitan medicación preventiva
  • Es endémica en Brasil, Venezuela, Surinam y Santa Lucía
  • Surinam y Santa Lucia tienen chances de interrumpir la transmisión en el futuro cercano
  • La información disponible indica que la transmisión se ha interrumpido en República Dominicana, Puerto Rico, Montserrat, Antigua, Martinica y Guadalupe
Fiebre amarilla: enfermedad vírica aguda, hemorrágica transmitida por la picadura de un mosquito infectado.
  • A nivel mundial, se calcula que cada año se producen 200.000 casos que causan unas 30.000 muertes.
  • Desde 2000 a 2013, más de 1.100 casos confirmados por laboratorio fueron reportados en las Américas.
  • Los casos se registraron en 13 países de la región.
  • Entre 1985 y 2012, el 95% de los casos se concentraron en: Perú (54%), Bolivia (18%), Brasil (16%) y Colombia (7%).
Chikungunya: enfermedad vírica transmitida por mosquitos infectados.
  • En las Américas se la detectó por primera vez en diciembre de 2013 en islas del Caribe.
  • Hasta marzo de 2014 se extendió a Anguila, Islas Vírgenes Británicas, Dominica, Guayana Francesa, Guadalupe, Martinica, San Bartolomé, St. Martin (parte francesa) y San Martín (parte holandesa). Aruba solo informó un caso importado.
  • Más de 15.000 casos sospechosos fueron reportados en el Caribe
Filariasis linfática: infección parasitaria producida por pequeños gusanos, transmitidos por mosquitos
  • Unas 13,4 millones de personas están en riesgo de infección en las Américas. El 80% están en Haití.
  • Es endémica en Brasil, República Dominicana, Guyana y Haití.
  • Guyana, Haití y República Dominicana administran masivamente el medicamento a través de donaciones del programa global de ALB
  • Brasil la eliminó en 6 estados, quedando solamente un foco activo Recife
Oncocercosis o ceguera de los ríos: enfermedad parasitaria transmitida por la picadura de moscas negras infectadas.
  • Eliminada de la región desde 1995
  • Colombia se convirtió en el primer país del mundo en recibir la verificación de su eliminación en 2013
  • Ecuador planifica verificar su eliminación a mediados de 2014
Virus del Nilo Occidental: se transmite a las personas principalmente por la picadura de mosquitos infectados. Puede causar una enfermedad mortal del sistema nervioso.
  • Ocho de cada diez personas que se infectan con el virus del Nilo Occidental no presentan síntomas
  • 286 personas murieron en 2012 por este virus en los Estados Unidos  (CDC).
  • Datos preliminares de 2013 indican que casi 1.200 casos de enfermedad neuroinvasiva y 114 muertes se deben al virus del Nilo Occidental.

MOSQUITO ; EL ANIMAL MÁS PELIGROSO DEL MUNDO 

Mosquito, asesino letal
Por: Carlos Francisco Fernández 06 de julio 2017 , 07:42 a.m.
El mayor asesino del mundo es una diminuta criatura con habilidades inauditas para encontrar a sus presas, dedicado exclusivamente a maltratar la existencia de todas las personas sin ningún tipo de distinción: el mosquito.

“Aunque la OMS calcula que los muertos ocasionados por mosquitos son 750.000, otras fuentes como la Universidad de Queensland aseguran que la sola malaria podría dejar 1,2 millones (más del doble de las ocasionadas por ataques entre humanos) de fallecimientos de los cuales cerca de 500.000 no se registran por diferentes factores, incluido el hecho de que muchas ocurren en países sin sistemas de información y carentes de estructuras sanitarias sólidas”.

Estos animales pertenecen a tres familias, los quirónomidos, los tipúlidos y los culícidos, que la gente agrupa sin distinción bajo el apellido de mosquitos en razón a que vuelan y zumban, a pesar de que solo los culícidos son los que pican y molestan.

Emparentados de lejos con las moscas y los tábanos, estos bichos normalmente se domicilian en zonas húmedas porque para que sus huevos se reproduzcan tienen que estar sumergidos en aguas limpias y preferiblemente quietas, en donde empiezan un ciclo de vida que puede durar varias semanas.

Entre la familia de los culícidos (los que pican) hay especies entre las que se destacan el anófeles que trasmite la malaria, el aedes, que transporta los virus de la fiebre amarilla, el dengue, el chikunguña y el zika, y el culex, otro mosquito que acarrea amigablemente al virus del Nilo y el de la encefalitis japonesa.

Todos, a decir verdad, muy especializados para brindarles a estos microorganismos un ambiente favorable sin que ellos se enfermen.

Pero aquí hay que dejar en claro que las únicas que pican y que se alimenta de sangre son las hembras (los machos chupan néctar y jugos de las frutas) y lo hacen para mantenerse fértiles, por eso pican antes de poner los huevos. El problema es que al hacerlo dejan los virus que cargan y chupan los que corren por la sangre de la víctima, perpetuando el ciclo que propaga las enfermedades.

Ataque que no falla
Estas hembras están equipadas con herramientas tan sofisticadas para atacar que resulta casi imposible librarse de ellas. Para empezar tienen los sensores más evolucionados que detectan sustancias emitidas por la piel y la boca de sus víctimas, y que al ser captadas acondicionan todos los sentidos del minúsculo díptero de tal forma que el ataque sea cien por ciento efectivo.

La estrategia es de un grado mayúsculo de perversión, pues se basa en percibir el gas carbónico que todos los seres vivos emiten al respirar. Cuando la hembra lo advierte a distancia es como si un interruptor la estimulara a buscar a su presa, los demás sentidos la van orientando hasta que encuentra el vapor de agua que también sale por la respiración con lo que confirma que está ante un elemento vivo y de sangre caliente, lo que reafirma con sus ojos compuestos con los que ve los rayos infrarrojos, al punto que la certeza de la acción es absoluta.

Por si fuera poco y para que todas las picaduras no se concentren en la cara o alrededor de la boca o la nariz, estos insectos tienen también la capacidad para detectar sustancias que se liberan por la piel como el sudor, las hormonas, algunos perfumes que garantizan que el aterrizaje sea perfecto y en una zona descubierta. Total, frente a ellas no hay escapatoria.

Para completar, al picar inoculando una sustancia que además de impedir que la sangre se coagule, moviliza las defensas en el cuerpo de la persona afectada, entre ellas la histamina que hace que se formen ronchas y con ellas unas inevitables ganas de rascarse y seguirse rascando.

Mortal sí es
Pero no son las incomodidades, las molestias y las malas noches que estos insectos les producen a millones de personas cada día por lo que se estudian, sino por el número creciente de personas que mueren y que padecen enfermedades transmitidas por ellos. Una mirada superficial deja ver, por ejemplo, que solo el año pasado se presentaron 212 millones de casos de malaria –cuatro veces y media la población colombiana–, de los cuales 429.000 murieron y en todos el vector fue el mosquito anófeles, según cifras de la Organización Mundial de la Salud.

Por su parte, su primo el Aedes deja, mal contados anualmente, 190.000 casos graves y 60.000 muertes por fiebre amarilla; 3,2 millones de enfermos y cerca de 1.500 fallecidos por dengue; 215.000 afectados por zika, solo en América; 146.000 casos confirmados de chikunguña, también en la región. Y qué no decir de culex, que ha llegado a comprometer hasta 1.200 personas con virus del Nilo y dejado a su paso 114 muertes por alteraciones neurológicas (Consulte nuestra infografía aquí).

Pero el riesgo no para ahí. De acuerdo con un reciente reporte de la revista Nature existen al menos un centenar de virus haciendo fila para tomar asiento en estos vectores y empezar a infectar gente con males nuevos, en un escenario en el que lo único que falta es que las condiciones climáticas y ambientales sean las adecuadas para entrar en acción.

Por todo eso, Discovery Channel estrena este jueves para 220 países la serie Mosquito con el objetivo de dar a conocer de cerca a esta pequeña máquina de matar y alertar a la humanidad sobre esta amenaza.

El trabajo, que cuenta con participación de los expertos más reconocidos en el mundo sobre este tema, así como el fundador de Microsoft y copresidente de la Fundación Bill & Melinda Gates, Bill Gates, se presenta como el documental más completo y didáctico hecho sobre los mosquitos hasta hoy.

Fuentes:
https://hipertextual.com/2015/08/mosquitos. Organización Mundial de la Salud (OMS). Campillo, S. ‘Todo lo que no sabías sobre los mosquitos’.

La innovadora tecnología española para combatir el zika
Epidemia de ébola en noreste de la República Democrática del Congo
Cifras anuales
Anófeles: 212 millones de casos de malaria y
429.000 muertes.
Aedes: 190.000 casos graves y 60.000 muertes por de fiebre amarilla.
3,2 millones de enfermos y cerca de 1.500 fallecidos por dengue;
215.000 afectados por zika, solo en América;
146.000 casos confirmados de chikunguña, solo en América.
Culex: 1.200 casos por virus del Nilo.
114 muertes por alteraciones neurológicas.
Fuente: Organización Mundial de la Salud (OMS) y Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Serie didáctica para conocer más
El médico Julio Frenk, voz oficial del documental Mosquito, habla de los peligros de estos insectos.

¿Cómo empezó el ser humano a relacionarse con los mosquitos?

Los mosquitos estaban en la Tierra mucho antes que los humanos y son estos últimos al agruparse en aldeas y conglomerados que invaden los espacios que antes solo eran ocupados por estos insectos, que a partir de ese contacto permanente empiezan a evolucionar y a adaptar su necesidad natural de preservarse a las favorables condiciones de alimentación que les brinda la sangre humana.

¿Cómo se convierten en vectores de virus y parásitos?

Como los moscos se alimentan de sangre, llega el momento en que los virus que necesitan de las células humanas o de otro animal para reproducirse y multiplicarse encuentran en estos insectos hematófagos la forma más fácil de llegar a ellas y multiplicar su acción pasando de un cuerpo a otro. Para eso convierten a los moscos en huéspedes que no se enferman con esta relación y hasta les inducen cambios funcionales y anatómicos para potenciar su acción.

¿O sea que los virus logran cambiar a los mosquitos?

Así es, y lo logran a través de procesos muy largos en los cuales mosquitos y virus consolidan una relación simbiótica. Se ha demostrado que algunos mosquitos han sufrido modificaciones en su aparato de succión para limitar la sangre que chupa en cada picadura, por lo que se ve obligado a picar varias veces para quedar bien alimentado y de paso, transmitir más virus. Además los moscos son utilizados como verdaderos reservorios de virus en épocas en la que la transmisión no es favorable, como en ciertas épocas del año.

¿Por qué es tan difícil controlarlos?

Porque estos vectores están muy bien integrados en los ecosistemas de las regiones en las que habitan. De ahí que la invasión de dichas áreas por los humanos sea uno de los factores más importantes para la dispersión de enfermedades. En otras palabras, la colonización de bosques, la urbanización de zonas tropicales y las talas sin control hacen parte de estos factores.

¿Incide el cambio climático?

Estos insectos son muy sensibles a las temperaturas de sus hábitats naturales que por lo general son cálidos y húmedos. En ese sentido, si las temperaturas se elevan, y a eso se suman otras condiciones, las posibilidades de que los mosquitos empiecen a vivir en zonas donde antes no existían es muy alta. Ya se observan brotes de dengue trasmitido por el Aedes en altitudes de 1.600 metros, algo imposible hace unas décadas.

También influyen la globalización de los desplazamientos y el comercio que permiten el transporte no intencionado de vectores a sitios donde pueden encontrar las condiciones propicias para desarrollarse. De igual forma influyen técnicas agrícolas con riegos y las costumbres humanas en el manejo de escombros y utensilios en los que se pueden depositar aguas lluvias o la falta de limpieza de estanques, tanques, piscinas y reservorios de agua, donde las hembras ponen los huevos y las larvas de estos moscos crecen sin control. No hay que dejar de lado la pobreza, el hacinamiento y la presencia no planificada de asentamientos en zonas de riesgo.

¿Se pierde la batalla?

Hay avances. Al conocerse más hay mayores posibilidades de control, hay insecticidas específicos, se han desarrollado medidas biológicas, hay vacunas y tratamientos contra algunos males de los que transmiten y hay mayor conciencia y compromiso por parte de las autoridades sanitarias. Pero hay mucho por hacer.

¿Qué le aporta a la gente el documental ‘Mosquito’?

Conocimiento y la posibilidad de familiarizarse con los mosquitos de una forma didáctica, con la idea de que a partir de esta ilustración se entienda que cualquier persona puede aportar con medidas elementales a controlar la expansión de estos insectos. También permite conocer los retos, avances y compromisos de expertos y de organizaciones que se dedican a buscar maneras de enfrentar esta amenaza.

CARLOS FRANCISCO FERNÁNDEZ
Asesor médico de EL TIEMPO


"Si piensas que eres demasiado pequeño como para hacer una diferencia eso es que no has dormido nunca con un mosquito en la habitación". Es una frase que algunos atribuyen al Tenzin Gyatso (1935), el actual Dalai Lama, líder del budismo tibetano, mientras que en otras fuentes aparece como un proverbio africano. No se cual será el origen auténtico de la frase pero expresa muy bien como algo casi insignificante puede alterar tu realidad. Cuando escribo este artículo estamos en los primeros días de agosto de un tórrido verano y la noche pasada he sufrido el ataque de un organizado escuadrón de estos vampiros que se han encargado de decorar mi cuerpo con unos cuantos habones de color rojo que me están causando una molesta picazón, termino que nuestro Diccionario de la Lengua Española define como "Molestia y desasosiego que causa algo que pica en alguna parte del cuerpo" . Sin embargo, a pesar de lo molestas que son estas picaduras puedo considerarme afortunado porque vivo en un país donde la picadura de un mosquito no es más que un incordio cuyos efectos desaparecen sin más síntomas después de transcurridas unas horas o al menos así era hasta ahora, pero de eso ya hablaré más tarde. Sin embargo, la picadura de un mosquito no es inocua para varios miles de millones de personas en el planeta  pues viven en territorios donde los mosquitos son transmisores de graves enfermedades que van desde la malaria, el dengue , la fiebre amarilla o el virus del Nilo Occidental a otras de más reciente aparición y expansión como el virus Chikungunya o el Virus Zika que tanta alarma despertó durante los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016. Según la Organización Mundial de la Salud(OMS) la malaria, también llamada paludismo, afectó sólo en el año 2015 a 212 millones de personas causando la muerte de unas 429.000 . También según los datos de la OMS el 90% de los casos de malaria y el 92% de la mortalidad causada por ella se concentra en el África subsahariana, donde se dan las condiciones de temperatura y humedad más favorables para la propagación de los tipos de mosquitos transmisores de estas enfermedades. Sin embargo, el proceso de calentamiento global que está experimentando el planeta en las últimas décadas podría favorecer, y de hecho lo está haciendo ya, la expansión de ciertos tipos de mosquitos hacia latitudes hasta ahora a salvo de su presencia y con ellos también se expandirían las enfermedades que transmiten.

Aedes Albopictus.jpg
Esta fotografía pertenece a un Aedes Albopictus, más conocido como Mosquito Tigre. Es una especie de mosquito originaria del sudeste asiático aunque ha tenido gran éxito como especie invasora extendiéndose por África, América y en las últimas décadas incluso en Europa ,donde fue detectado por primera vez en 1979 aunque el clima más frío del continente europeo pareciera poco favorable para su expansión y lo que , tal vez, podría considerarse una consecuencia del incremento de las temperaturas a nivel global, aunque también se podría atribuir a los cada vez más frecuentes viajes que conectan todos los puntos del planeta y ayudan a llevar a una especie de un continente a otro. Hoy se conoces su presencia en Francia, Italia, España, Holanda, Grecia, Bélgica , Hungría , Suiza o Albania . Desde 1985 se detectó su presencia en Estados Unidos, en 1986 sen Brasil ,en 1988 en México y hoy se encuentra extendido en toda Centroamérica, desde Guatemala, Honduras y El Salvador a Panamá y Nicaragua, además de las islas caribeñas de Cuba, República Dominicana o Trinidad y Tobago, y en América del Sur también se ha verificado su presencia al menos en Colombia, Venezuela y Argentina. El peligro de la expansión de este mosquito es evidente porque es el agente transmisor de enfermedades como el dengue, la fiebre amarilla , el Chikungunya o el virus del Nilo Occidental
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )

Si nos preguntasen por la calle cuál es el animal más peligroso del mundo es muy probable que los primeros nombres que acudieran a nuestra mente fueran grandes depredadores como el león ,el tigre o el tiburón blanco , alguna araña venenosa como la viuda negra o serpientes venenosas como la considerada más letal del mundo, la serpiente marina de pico. Si, sin duda son animales peligrosos pero ninguno de ellos tiene la capacidad de transmitir enfermedades a cientos de miles o a miles de millones de seres humanos como puede hacer el diminuto mosquito , que podemos encontrarlo en alguna de sus variedades distribuido por todo el planeta, de ahí que haya decidido titular este artículo como planeta mosquito, pues está omnipresente e todas las regiones de la Tierra. Pero ¿qué sabemos de ellos ?¿por qué nos pican?¿por qué causa picazón su picadura?¿cómo nos contagian las enfermedades?¿qué métodos existen para combatirlos? Son muchas preguntas que me han llevado a dedicar un artículo a nuestros pequeños vampiros, para tratar de conocerlos un poco mejor esperando que se cumplan las palabras del político, inventor y científico estadounidense Benjamin Franklin (1706-1790) cuando decía que "Invertir en conocimientos produce siempre los mejores beneficios" y , sin duda, para entender la importancia de la investigación en la lucha contra los mosquitos lo primero que debemos hacer es saber algo más sobre ellos. Y para comenzar veamos el origen de su nombre. Según nuestro Diccionario de la Lengua Española mosquito sería el diminutivo de mosco que a su vez procede del latín "musca" que , literalmente, se podría traducir como "volar". Veamos ahora que nos dice el Diccionario sobre el termino mosquito , al que define como "Insecto díptero de pequeño tamaño, con patas largas y finas , y dos alas transparentes que producen un zumbido agudo parecido al sonido de una trompetilla , cuya hembra chupa la sangre de las personas y de los animales de piel fina, produciendo con la picadura inflamación rápida acompañada de picor"

Esquema de la anatomía de un mosquito donde podéis comprobar como su cuerpo está dividido en tres partes principales o tagmas : abdomen, tórax y cabeza . Fijaos en la cabeza donde se encuentra esa especie de trompa llamada probóscide que es la que finalmente penetrará en la piel de su víctima hasta llegar a un capilar para sorber la sangre. Antes, habrá utilizado los palpos maxilares que tenéis a ambos lados de la base de la probóscide, para detectar el dióxido de carbono de nuestra respiración o el olor de nuestra piel. Este en concreto es un ejemplar de Culex Pipiens también denominado mosquito común o mosquito trompetero por el sonido que emite. Es el más abundante en Europa pero también se le encuentra en países como Argentina, Uruguay , Canadá, Estados Unidos, Túnez, Egipto, Irán, Jordania, Líbano, Arabia Saudi, Corea del Sur o Japón entre otros . Entre las enfermedades de las que puede ser vector (vector es el nombre que en biología se da a aquel ser vivo que transporta un agente infeccioso de un individuo afectado a otro que todavía está sano) se encuentra la encefalitis, la meningitis o el virus del Nilo Occidental.
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )

Es una definición que nos aporta mucha información , comenzando por el termino díptero. ¿Qué son los dípteros? El nombre procede del griego "Diptera" y significa "dos alas" y se utiliza para clasificar a un orden de insectos neópteros (termino que se emplea para designar a casi todos los insectos alados) que se caracterizan por tener sólo dos alas y no cuatro como sucede con la gran mayoría de insectos. Entre los dípteros más conocidos están las moscas y nuestros protagonistas , los mosquitos. En los dípteros el otro par de alas que faltan se han transformado en los denominados halterios que utilizan para mantener el equilibrio durante el vuelo. . El cuerpo de los dípteros está dividido en tres segmentos o partes a los que los entomólogos dan el nombre de tagmas y que son : la cabeza, el tórax y el abdomen. En la cabeza tienen dos grandes ojos compuestos, formados cada uno de ellos por múltiples facetas denominadas omatidios que les proporcionan una visión en forma de mosaico y no como a veces hemos visto en películas de ciencia ficción donde parece como si el insecto viera multiplicada la misma imagen tantas veces como fuera el número de sus omatidios. El ojo compuesto sería particularmente eficaz para percibir el movimiento. ¿Qué más podemos encontrar en su cabeza? En el caso de nuestros amigos mosquitos los palpos maxilares que funcionarían como una antena o una nariz que permite al mosquito percibir tanto el dióxido de carbono que los animales, incluido el ser humano, emiten al respirar como también otros olores emitidos por nuestra piel y que los atraen. El entomólogo neerlandés Bart Knols (1965), creador de la Fundación Neerlandesa contra la Malaria y al que citaré en varias ocasiones a lo largo de esta historia, publicó junto a su colega Ruud de Jong un estudio que demostraba que los mosquitos se sentían particularmente atraídos por el olor de nuestros pies, en concreto por las bacterias que habitan en ellos y que producen un aroma muy parecido al de cierto tipo de quesos . De ahí podríamos deducir que la expresión "pies con olor a queso" es algo más que un modo de hablar y responde a las bacterias que colonizan nuestras extremidades y que hacen que tengan mayor atractivo para las picaduras de mosquito que otras partes de nuestra anatomía. Ese particular aroma lo detectarían precisamente a trapes de sus palpos maxilares.

Resultado de imagen de lugares de picadura de mosquitos
No se si lo podréis ver bien pero he incluido esta infografía porque es la más completa que he encontrado , porque además de mostrar como se desarrolla la picadura del mosquito nos explica también que factores atraen más a los mosquitos hembra para picarnos. Por ejemplo, cuando hacemos deporte expulsamos al exterior ácido láctico , amoniaco y otras sustancias químicas a través del sudor lo que atrae a los mosquitos que lo registran con sus palpos maxilares, que actúan como si fueran unas narices humanas. También se sienten atraídos por el olor emitido por las bacterias que tenemos en nuestros pies, que reciben más picaduras que el resto del cuerpo. Sienten también preferencia por las mujeres embarazadas tal vez por el aumento de temperatura corporal, el mayor volumen de sangre y porque al sudar más emite más ácido láctico. Otro factor que contribuye a que nos piquen más los mosquitos es el consumo habitual de alcohol porque a través del sudor se eliminan ciertas sustancias que atraen también a los mosquitos. Y aunque no se sabe muy bien el motivo las personas que tengan un grupo sanguíneo O y B negativos parecen atraer más las picaduras de los mosquitos . Como veis el sudor corporal es determinante a la hora de atraer la picadura de los mosquitos


Ahora que sabemos que nos detectan por nuestras emisiones de dióxido de carbono al respirar y también por el olor de nuestra piel es importante subrayar que entre los mosquitos sólo las hembras son hematófagas, es decir, que se alimentan de sangre y , por lo tanto, son las únicas que nos pican. El hecho de que sean solo las hembras las que nos pican se debe a que necesitan las proteínas que aporta la sangre para iniciar el proceso de producción de huevos. Sin sangre ,no hay descendencia. Los machos, por su parte, al no tener que producir huevos se alimentan de otras sustancias por lo general ricas en azúcares, como el jugo de las frutas, el néctar de las flores o la savia, que vendría a ser la sangre de las plantas. Al no alimentarse de sangre los mosquitos machos carecen de los órganos bucales necesarios para la succión del rojo elemento que si tienen las hembras. Como los mosquitos machos no nos hacen nada, vamos a centrarnos en las hembras. ¿Cómo nos pican?Ya hemos visto que nos detectan por el olor de la piel y nuestras emisiones de dióxido de carbono. Una vez que se posan sobre nosotros utilizan sus dos maxilares para perforar la piel como si se trataran de dos cuchillos o dos sierras haciendo movimientos arriba y abajo. Una vez perforada mantienen la apertura realizada en la piel con sus mandíbulas y a continuación introducirán por él la probóscide que se abrirá camino por la epidermis , la capa más externa de la piel, y la dermis, la segunda capa de nuestra piel, en busca de los capilares sanguíneos , los vasos sanguíneos de menor diámetro de nuestro organismo. La probóscide, que tiene forma de trompa, está dividida en dos conductos, por un lado el labrum, por el que circula la sangre succionada, y por otro la hipofaringe que segrega la saliva del mosquito en la herida . Esta saliva tiene dos propiedades importantes. Por un lado contiene sustancias anticoagulantes para evitar que la sangre deje de fluir y se coagule , lo que impediría que fuera succionada. Por otro lado también bloquea nuestro sistema inmunológico y lubrica la probóscide para que se pueda deslizar con mayor facilidad en el interior del capilar.

Aquí vemos con más claridad como se produce la picadura de un mosquito y la explicación del picor que nos produce y de esa característica hinchazón o habón que es la marca de su picadura. y que surge como una reacción del sistema inmunológico de nuestro cuerpo que segrega histamina para combatir a la saliva inoculada por los mosquitos a través de su probóscide en el momento de picarnos para que actúe como sustancia anticoagulante y también lubricante para facilitar la penetración de la probóscide


Si miro ahora los lugares donde esta noche me picaron veo el habitual habón (nombre que reciben los bultos que se forman en nuestra piel después de la picadura de un insecto ) que además pica bastante ¿ a qué se debe? Es una respuesta de nuestro sistema inmunológico que segrega una sustancia llamada histamina para combatir alguna sustancia extraña que ha penetrado en el cuerpo, en este caso la saliva que nos ha inoculado el mosquito. La acción de la histamina provoca que los capilares que rodean la picadura ensanchen formando el característico habón de color rojizo que delata el lugar de la picadura . Además, la histamina irrita los nervios de la zona lo que provoca ese picor tan irritante que acompaña a las picaduras. Hasta ahora me he referido a los mosquitos ,llamados también zancudos en la mayoría de naciones americanas de habla española, de una forma general pero para ser un poco más específico los mosquitos que todos conocemos pertenecen a la familia de dípteros de los Culicidae dentro de los cuales hoy hay descritos treinta y nueve géneros y ciento treinta y cinco subgéneros formados por más de tres mil quinientas especies diferentes de mosquitos. Por fortuna para todos nosotros, de esas tres mil quinientas especies de mosquitos sólo unas pocas son transmisoras de enfermedades. Además de dípteros, ya hemos visto que significa que tienen sólo dos alas, también son holometábolos, es decir, que experimentan una metamorfosis completa dividida en el caso del mosquito en cuatro fases: huevo, larva , pupa y adulto. De estas cuatro etapas las tres primeras se desarrollan en el agua . Dependiendo de la especie la hembra puede poner los huevos en zonas simplemente húmedas o bien, es lo más habitual, directamente sobre la superficie de agua, que puede ser tanto el agua de un estanque o una zona pantanosa como el agua que hay en un macetero, en un charco, en el bebedero de otros animales, en una lata o hasta en el interior de cámaras de neumáticos que hayan retenido agua en su interior, con que tenga al menos un centímetro de profundidad puede ser suficiente para que los huevos eclosiones.


Es un reportaje de nueve minutos donde nos muestra el ciclo de vida de un mosquito desde el momento en que la hembra pone los huevos , cuando las larvas eclosionan, su transformación en pupas y , finalmente, su conversión en el ejemplar adulto

Las puestas pueden ser de varios centenares de huevos, normalmente de cien a trescientos , y la velocidad con el que se desarrolle su ciclo vital estará en función de las temperaturas. Como nos explica el entomólogo Bart Knols "los mosquitos son animales de sangre fría por lo que el ambiente es muy importante para ellos. A más calor , más rápido se desarrolla el ciclo vital de huevo, larva, pupa y , finalmente, adulto" En condiciones favorables de temperatura los huevos pueden eclosionar en apenas veinticuatro a cuarenta y ocho horas, pero si las temperaturas son bajas los huevos pueden permanecer durante todo un invierno sin eclosionar esperando que mejoren las condiciones con la llegada de temperaturas más cálidas , y de la misma forma sucede si hay una sequía intensa y se quedan fuera del agua. En la segunda parte de esta historia veremos como el calentamiento global estaría incidiendo en la expansión de las poblaciones de mosquitos. Pero regresemos a su ciclo vital y a su segunda etapa después del huevo, la de larva. Viven dentro del agua pero salen a la superficie para respirar y se alimentan durante ese tiempo de bacterias, hongo, algas y otros microorganismos al mismo tiempo que están siempre en peligro por los depredadores . Durante la etapa de larva pasarán por cuatro transformaciones o estadios larvarios y en cada uno de estos cuatro estadios van aumentando un poco más de tamaño hasta que al llegar a la cuarta transformación pasa a la siguiente etapa de su ciclo vital, la de pupa. Durante la etapa de pupa no se alimenta y va experimentando las metamorfosis que le convertirán en el ejemplar adulto .Se puede comparar al proceso de metamorfosis de las mariposas, que tienen una primera etapa, la de oruga, de intensa alimentación(equivalente a la etapa larvaria del mosquito) y cuando alcanza cierto tamaño se protege en algún lugar resguardado , deja de comer y entra en la etapa de crisálida donde se producirán los grandes cambios del que surgirá el ejemplar adulto, la mariposa.. En pleno verano, cuando las temperaturas son más altas, la pupa se puede transformar en ejemplar adulto de mosquito en uno a cuatro días, dependiendo de la especie de mosquito, y más días a medida que las temperaturas son más bajas.


Vemos en este esquema el ciclo de vida de los mosquitos desde la puesta de los huevos directamente sobre la superficie del agua. Pueden eclosionar en un período de 24 a 48 horas o bien, si hay una intensa sequía y se quedan sin agua o si bajan mucho las temperaturas , pueden pasar meses hasta que eclosionen. Del huevo nace la larva que pasará por cuatro estados, en cada uno de los cuales irán creciendo cada vez un poco más y una vez llegado a cuarto estado larvario entra en la fase de pupa en la que deja de comer y se producen los grandes cambios que desembocarán en su transformación en el ejemplar adulto que también recibe el nombre de imago. El tiempo de todo este proceso puede variar bastante en función de la temperatura . Cuanto más calor con mayor rapidez se producen las etapas pudiendo pasar de dos semanas a sólo unos días.

En total todo este ciclo vital de huevo, larva, pupa y mosquito puede ir de siete días a un par de semanas dependiendo de la especie de mosquito y de las temperaturas. Según la progresivo aumento de las temperaturas en las últimas décadas y más intensamente desde que comenzó el nuevo milenio . En enero de este año de 2017 la Organización Mundial de la Meteorología (OMM) dependiente de la ONU, confirmaba que el año 2016 había sido el más cálido desde los primeros registros de temperaturas globales en 1880, pero además era el tercer año consecutivo que se batía el record de temperatura y , tal vez lo más importante porque marca la tendencia de las temperaturas, a partir del año 2001 se han registrado quince años de los más cálidos desde 1880. Este aumento de temperaturas pueden acelerar , como ya veíamos que nos advertía Bart Knols , el ciclo vital de reproducción de los mosquitos y pasar de durar dos semanas a apenas a un par de días, lo que redunda en el aumento de la población de mosquitos . Además, a medida que las temperaturas van aumentando por todo el planeta, determinadas especies de mosquitos están ampliando su hábitat y colonizando tierras donde antes no estaba presentes y , con ello, la amenaza de que en algún momento puedan traer consigo dolencias que hoy causan estragos en zonas donde enfermedades como la malaria son endémicas. Pero sobre ello profundizaré en la segunda parte . Para terminar esta breve introducción en el mundo de los mosquitos deberíamos hacernos una pregunta ¿por qué existen los mosquitos?¿qué utilidad tienen?¿qué sucedería si los pudiéramos exterminar? Como ya sabemos, los machos no beben sangre y se alimentan, por ejemplo , del néctar de las flores, por lo que ejercen una función polinizadora. Las larvas, al alimentarse en el agua de microorganismos y de otros materiales orgánicos, también pueden desempeñar una función de purificación del agua y , finalmente,son un alimento abundante para un buen número de depredadores , desde arañas, otros insectos de mayor tamaño y peces a murciélagos y aves , así que , como todo lo que existe en la naturaleza, tienen su utilidad aunque en determinadas especies el daño que causa su existencia multiplica con mucho cualquier beneficio que puedan aportarnos. Creo que ya hemos conocido un poco más a los mosquitos , ya no son sólo ese insecto molesto con su zumbido y sus picaduras. En la segunda parte conoceremos a las especies más peligrosas para el ser humano, las enfermedades que contagian y los métodos que el ser humano está desarrollando contra estos pequeños animales que , por el número de muertos y enfermos que produce cada año, creo que bien se merece el título de animal más peligroso del mundo.



Enlace con la segunda parte de Planeta mosquito, el animal más peligroso del mundo

Enlace con la tercera parte de Planeta mosquito, el animal más peligroso del mundo




https://chrismielost.blogspot.com/2017/08/planeta-mosquito-el-animal-mas.html

Curso TECC en España TACTICAL EMERGENCY CASUALTY CARE 

http://emssolutionsint.blogspot.com.es/2017/09/curso-tecc-espana-28-septiembre-2017.html

  GEOLOCALIZACION Desfibriladores 
Republica Dominicana 

TELEGRAM Sociedad Iberoamericana de Emergencias https://t.me/joinchat/GRsTvEHYjNLP8yc6gPXQ9Q   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.