Facebook Dr. Ramon Reyes Diaz, MD

DESFIBRILADORES TELEFUNKEN

DESFIBRILADORES TELEFUNKEN
DISTRIBUIDORES AUTORIZADOS

viernes, 22 de junio de 2012

Iniciativa de Philips Healthcare España RCP-DESA/AED

Salvar vidas

"No es necesario ser médico para salvar una vida.
Gracias a una tecnología fácil de usar"

"¿Sabía que personas como usted pueden salvar vidas simplemente con conocimientos básicos de RCP (resucitación cardiopulmonar) y con la posibilidad de acceso a un desfibrilador externo automático (DEA)? " 1
Es verdad. Es posible salvar a una víctima de paro cardíaco repentino con un DEA que aplica una descarga eléctrica al músculo cardíaco permitiendo restablecer el ritmo y el pulso.

"En la actualidad, solo 1 de cada 20 personas que sufre un paro cardíaco repentino sobrevive fuera del hospital" 2
¿Por qué? Una de las razones principales es que no se realiza una desfibrilación cardíaca a tiempo. A menos que se restablezca el ritmo cardíaco con rapidez, las probabilidades de supervivencia se ven reducidas significativamente. 3

Por cada 60 segundos que se retrase la desfibrilación de una víctima, la probabilidad de supervivencia se reduce en un 7% - 10%.

Desfibrilación

El único tratamiento definitivo contra
el paro cardíaco repentino
1

Cuando se produce un fallo eléctrico en el corazón, éste tiembla de forma incontrolada (fibrilación ventricular), resultando en un paro cardíaco repentino, durante el cual, se interrumpe el bombeo de sangre al cerebro y al resto del organismo. Se debe actuar con rapidez para evitar la muerte.
La desfibrilación implica la aplicación de una descarga eléctrica al corazón con el objetivo de restablecer su ‘ritmo normal’.

¿Qué es un desfibrilador?

Un desfibrilador es un dispositivo que administra una descarga eléctrica al músculo cardíaco para revertir el efecto de la fibrilación ventricular. De manera específica, un desfibrilador externo automático (DEA) es el tipo de desfibrilador utilizado in situ durante el paro cardíaco repentino. Este tipo de desfibrilador portátil constituye el único medio demostrado de reanimar a una persona en el entorno extrahospitalario, que ha sufrido un paro cardíaco y presenta fibrilación ventricular persistente.


Puede que haya visto algún DEA en zonas públicas, como aeropuertos, edificios públicos y corporativos. Estos desfibriladores están listos para un uso inmediato por parte de personas como usted.

Si sabéis dónde hay un desfibrilador cerca, os invitamos a ayudarnos a completar nuestro mapa cardiosaludable de España, introduciendo la dirección en nuestro mapa

¿Cómo funciona?

¿Cómo funciona?

Es importante tener en cuenta que debemos realizar las maniobras de RCP junto con la desfibrilación para tratar a víctimas de paro cardíaco repentino. Es posible que la RCP no restablezca el ritmo cardíaco adecuado por sí sola. Por lo general, se realiza en primer lugar y, a continuación, se aplica la descarga de desfibrilación.

La tecnología de desfibrilación avanzada de hoy en día se caracteriza por su facilidad de uso. Cualquier persona puede realizar este sencillo procedimiento. El dispositivo proporciona instrucciones de voz claras que le guiarán durante el proceso. No es necesario tener conocimientos médicos previos. El ordenador integrado realizará una valoración del estado de la víctima y determinará si es necesario aplicar una descarga eléctrica al corazón. La víctima no resultará accidentalmente dañada.3  porque el botón de choque no se activará si el ritmo cardíaco no es susceptible de descarga.

Al paro cardíaco repentino

Sobrevivir al paro cardíaco repentino
"Existe una probabilidad de supervivencia de hasta un 75% si se administra una desfibrilación de forma inmediata."
1

El paro cardíaco repentino es una condición que se puede tratar. Para definir el paro cardíaco repentino, es necesario comprender en qué se diferencia de un infarto. Un infarto se produce como consecuencia de la interrupción del flujo sanguíneo al corazón debido a un coágulo formado en una de las arterias coronarias. El paro cardíaco repentino se produce como consecuencia de un funcionamiento irregular del ritmo cardíaco.

Podría compararse con la diferencia entre un problema de fontanería y uno de electricidad. El infarto sería el problema de fontanería, que da lugar a una restricción del flujo sanguíneo al corazón. El paro cardíaco repentino puede entenderse como un cortocircuito del sistema eléctrico que interrumpe el ritmo regular del corazón impidiendo el bombeo de la sangre en el organismo.

 Aunque existe riesgo de muerte tras sufrir un infarto, son las víctimas de paro cardíaco repentino las que presentan una mayor probabilidad de muerte súbita, a menos que se aplique una descarga eléctrica al corazón de forma inmediata. 

Fisiología cardíaca

Un corazón adulto late entre 60 y 100 veces por minuto, lo que se conoce como ‘ritmo sinusal normal’. Este patrón regular suministra sangre rica en oxígeno a todo el organismo y está controlado por los nódulos sinoauricular (SA) y auriculoventricular (AV). Los impulsos eléctricos salen del nódulo SA y llegan al nódulo AV. Con su acción combinada, estos nódulos mantienen el ritmo sinusal normal.

Del mismo modo que puede producirse un cortocircuito en el cableado eléctrico de su hogar, también sucede esto con su corazón: se produce una pérdida súbita de la función cardíaca, dando lugar a un paro cardíaco repentino. En lugar de bombear regularmente, el corazón comienza a vibrar de forma incontrolada interrumpiéndose la circulación sanguínea. Esta condición se conoce como fibrilación ventricular.

La muerte tendrá lugar a menos que se administre un tratamiento urgente. La resucitación cardiopulmonar (RCP) y la aplicación de una descarga eléctrica suministrada por un desfibrilador externo automático (DEA) son los únicos medios eficaces para el restablecimiento del ritmo sinusal normal del corazón

Mas informacion en el Enlace
http://www.savelives.net/es-es/#!/ 

Tema Relacionado:  REPUBLICA DOMINICANA CARDIOPROTEGIDA http://emssolutionsint.blogspot.co.uk/2012/03/republica-dominicana-cardioprotegida.html