sábado, 1 de diciembre de 2018

Trauma es la enfermedad negligentemente ignorada de la sociedad dominicana by Dr. Amado Alejandro Baez en Listindiario.com



Dr. Amado Alejandro Báez, MD
Santo Domingo
En el 1966 la Academia de Ciencias de los Estados Unidos publicó el estudio “Accidental Death and Disability; the Neglected Disease of Modern Society”. Esta fue una publicación decisiva que definió los pasos a seguir en el desarrollo de los sistemas de trauma en EEUU. El estudio de la Academia de Ciencias comparaba los resultados en morbilidad y mortalidad del trauma en los Estados Unidos Continental con la de los soldados americanos en la guerra de Vietnam. El mismo demostró que los resultados eran significativamente más positivos en Vietnam, esto gracias al desarrollo de sistemas de atención en emergencias y trauma militar. La publicación definió entonces los parámetros e ingredientes necesarios para la organización de un sistema de trauma civil y a su vez categorizando al trauma como la enfermedad negligentemente ignorada de la sociedad moderna.
En República Dominicana en el 2018, está claro que el trauma es la enfermedad verdaderamente más negligentemente ignorada por la sociedad, no solo por las autoridades públicas sino también por actores privados. Aun en el día de hoy (más de una década post implementación de la reforma de salud), no está claro qué institución financia el trauma por accidentes automovilísticos, y el trauma laboral en numerosas ocasiones cae en un limbo administrativo lleno de glosas y negaciones de pago por la Aseguradora de Riesgo laboral (ARL), limitando significativamente el número de clínicas y hospitales que aceptan pacientes de esta. Los pagadores del sistema no tienen interés en dedicar sus fondos (de inversión) en una condición tan costosa (estimado 1-1.5% del PIB). Tristemente el gobierno conoce este problema, pero prefiere confundir la narrativa hablando de dengue y control de vectores (mosquitos) que decidir abordar decisivamente un problema que nos afecta a todos sin discernimiento social, racial, religioso ni económico, al final TODOS sufrimos (y lo hemos vivido) está triste realidad. Trauma en RD es la principal causa de muerte en edad productiva, esto implica que representa el mayor impacto socioeconómico de todas las principales condiciones de salud. Estudios demuestran que este impacto es aún mayor en países de bajo y mediano ingresos (Mock et al), de forma que la oportunidad y los beneficios de una real organización son mayores en países como República Dominicana. Si bien es costoso, también se ha demostrado que la inversión en organización de sistemas de trauma y habilitación de centros de trauma regionales articulados con el sistema prehospitalario (y elementos comunitarios) tiene un importante retorno de inversión con una costosa-utilidad superior, dado el impacto directo en años de vida ajustados a calidad (McKenzie et al).
Donde hay voluntad todo se puede, hemos visto modelos de emprendedurismo social realizados en otros países para abordar de forma contundente la problemática del trauma.
En Estados Unidos, el principal empuje para el desarrollo de los sistemas de trauma se realizó por la Academia de Ciencias; organización no gubernamental, en países organizados los impuestos de peaje y multas de tráfico son utilizados para subvencionar los centros de trauma. Fundaciones como el activo 2030 en Panamá contribuyó con fondos para el desarrollo del sistema prehospitalario.
También fundaciones y organizaciones privadas donan fondos para investigación y proyectos puntuales. Inclusive en el año 2009 en República Dominicana nos concedieron fondos de la Fundación Carolina de España que fueron utilizados para otorgar becas a docenas de médicos que realizaron estudios de especialización en Emergencias y Medicina Crítica en la Universidad de Barcelona.  En el corazón de esta propuesta coloqué al trauma y la inversión turística de España como el principal motivante. Entendemos que existen ya grandes logros en el país en esta materia, incluyendo el excelente proyecto del Sistema 911, lo que falta es organización, definir prioridades y articular efectivamente las diferentes piezas, y sobre todo encontrar fuentes de fondos para sostener un real sistema de atención integral al trauma.
Los problemas de la salud pública son problemas que sufrimos todos en la sociedad civil, es nuestra responsabilidad abordarlos mano a mano con las autoridades públicas e implementar soluciones. Nuestra economía depende en gran parte del turismo y la inversión extranjera. La salud, según el “World Tourism Organization” es un elemento prioritario para la seguridad en turismo, nuestra fuerza laboral es joven y necesita estrategias preventivas y proactivas para mitigar consecuencias ante accidentes.
Hoy, con el apoyo directo del Rector, Arq. Miguel Fiallo Calderón y Presidente de la Fundación Universitaria Dominicana Pedro Henríquez Ureña (FUDPHU), Arq. Raúl De Moya Español, en la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) estamos desarrollando el proyecto Trauma RD Visión 2020, un proyecto de emprendedurismo social que busca realizar un análisis y plantear soluciones puntuales y de impacto a implementar para iniciar en el 2020. Es un proyecto que desarrollará una estrategia tipo “Think Thank Social” con participación público-privada para evaluar los elementos necesarios sobre el desarrollo de los sistemas de trauma en RD. Hemos conseguido el apoyo de organizaciones locales, internacionales e instituciones privadas comprometidas con este importante proyecto, buscamos un real modelo colaborativo que integre efectivamente actores públicos, privados y no-gubernamentales de la forma más efectiva. Muchos han pagado el mayor precio por las deficiencias del sistema, le debemos a todos esos amigos y compatriotas el compromiso de crear mejoría, de implementar cambios, de responder con carácter a este tan importante problema social y de salud pública que representa el trauma en nuestro país. Llamamos a todos los interesados a que extiendan su mano y colaboren con nosotros, juntos nuestras voces son más fuertes, juntos podemos generar ese cambio que todos necesitamos. La República Dominicana, necesita enfrentar la problemática de trauma de una forma eficaz y contundente, no más muertes innecesarias, no más indiferencia, no más negligencia, #NoMas #TraumaRDVision2020 www.TraumaRD.org
Sobre el Dr. Amado Alejandro Báez, MSc, MPH, FACEP, FCCM. El Autor es médico egresado Cum Laude, de la UNPHU, primer medico extrajero graduado de especialista en Medicina de Emergencias del Mayo Clinic con subespecialidad en Trauma y Cuidados Críticos de la Universidad de Harvard y maestrías en Gerencia de Salud y salud pública. El Dr Báez es el embajador para República Dominicana del Colegio Americano de Médicos de Emergencias (ACEP), y reconocido como “Héroe de la Medicina de Emergencias” por el ACEP.  Es “Shore Fellow” de la Escuela de Medicina de Harvard y facultado afiliado a la Escuela de Salud Pública de Harvard, siendo también Profesor Investigador de la UNPHU. twitter:@ AleBaezMD aabaezmd@gmail.com
Amado Alejandro Báez MD, MSc, MPH, FACEP, FCCM
Twitter @AleBaezMD
Blog: http://saludgerencia.blogspot.com