miércoles, 1 de agosto de 2018

Guía de Administración de Medicamentos por Vía Parenteral en Urgencias (2ª Edición), año 2016

Guía de Administración de Medicamentos por Vía Parenteral en Urgencias (2ª Edición), año 2016
Dirección y Coordinación: Ana Rosa Simón Hernando
Autores: Grupo de Trabajo de Enfermeras de Urgencias de Burgos (GEUB)
Descarga en formato PDF

Guía de Administración de Medicamentos por Vía Parenteral en Urgencias (HU Burgos)
15/02/2017
Se ha colgado en el Portal del Medicamento la segunda edición de la "Guía de administración de medicamentos por vía parenteral en urgencias". Está elaborada por el grupo de trabajo de enfermeras de Urgencias de Burgos, formado por una veintena de ellas, y una farmacéutica del hospital.

Está disponible en el apartado "Uso y administración de medicamentos" del Portal, en formato pdf y con los enlaces para descargar la aplicación gratuita para móviles, disponible para iOS y Android.


La Guía está estructurada en forma de fichas con la información precisa de cada medicamento: identificación, presentación, indicaciones, recomendaciones para su preparación, forma de administración y observaciones. Como novedad, incorpora los cuidados y vigilancia del paciente por parte de enfermería antes, durante y/o después de la administración de cada medicamento. Además, cuenta con un apartado específico con los antídotos utilizados por vía parenteral.


La guía recuerda las Recomendaciones Generales para la Administración de Medicamentos por Vía Parenteral que, por su interés, reproducimos a continuación:

Utilizar una técnica aséptica para manipular los medicamentos. La superficie de preparación debe estar limpia, bien iluminada y aislada de ruidos.
Seguir las "Reglas de Oro" para la administración de medicamentos.

Comprobar las alergias del paciente antes de la administración.

Informar al paciente de la medicación que se le va a administrar.

Verificar que la temperatura y condiciones de conservación y almacenamiento del medicamento han sido las correctas.

Comprobar la fecha de caducidad del medicamento.

Reconstituir el producto, si procede, con el diluyente adecuado.

Agitar el medicamento con la solución y verificar que no existen cristales o presenta un aspecto turbio. Si al añadir el disolvente se forma espuma, se dejará reposar y permitir la reconstitución espontánea del medicamento antes de cargarlo.

Verificar la compatibilidad del medicamento con la solución de dilución. Los medicamentos inyectables tienen un rango de pH entre 4 y 8 y los vehículos que presentan menos problemas de solubilidad de medicamentos son aquéllos libres de iones: suero fisiológico (SF), suero glucosado (SG) 5% o agua para inyección (API).

Comprobar previamente a la administración la compatibilidad de los medicamentos a administrar y evitar mezclar medicamentos durante la perfusión, ya que, en caso de alergia, no podría determinarse el agente causante. Administrarlos por separado y lavar la vía venosa antes y después de cada administración.

El tiempo de administración de los medicamentos es, por lo general, de 30 minutos; excepto los antibióticos, que deben ser administrados según protocolo (no menos de 60 minutos).

Cuando la velocidad de perfusión deba ser exacta por tratarse de medicación especial o Medicación de Alto Riesgo, se debe utilizar un equipo de bomba de perfusión, sin dejar de controlarla cada 30 minutos como mínimo.

El equipo de perfusión debe situarse alejado de posibles manipulaciones no deseadas.

Etiquetar el envase de solución intravenosa con el nombre correcto del paciente, medicamento, dosis, fecha, hora de inicio y nombre de la enfermera que inició la perfusión.

Limpiar la superficie del tapón con solución antiséptica en el lugar de la inyección del medicamento.

Revisar la venopunción antes de la administración del medicamento.

Una vez terminada la administración de la medicación prescrita, lavar la vía venosa con 10 mL de SF en los adultos y 3 mL en niños, o según protocolo del hospital.

Durante los primeros 15 minutos de administración, se debe vigilar la aparición de signos de reacción alérgica.

Las soluciones y mezclas realizadas con SF deben cambiarse cada 24 h, igual que los equipos de perfusión y de administración de medicamentos.

Las soluciones en API o en SG5% deben cambiarse cada 12 h.

Registrar la administración adecuadamente.


Post by