Facebook Dr. Ramon Reyes Diaz, MD

DESFIBRILADORES TELEFUNKEN

DESFIBRILADORES TELEFUNKEN
DISTRIBUIDORES AUTORIZADOS

jueves, 4 de agosto de 2016

¿COMO LLAMA AL NUMERO LOCAL DE EMERGENCIAS 112 Europa / 911 Mayoria paises America? ¿Cómo llamar a una ambulancia?

¿Como llamar al 112? by SEMES
Antes de comunicar al 1-1-2 una emergencia, es muy importante que usted se asegure del lugar en el que se encuentra y de qué es lo que ocurre.


¿COMO LLAMA AL NUMERO LOCAL DE EMERGENCIAS 112 Europa / 911 Mayoria paises America?

Antes de comunicar al 1-1-2 una emergencia, es muy importante que usted se asegure del lugar en el que se encuentra y de qué es lo que ocurre.
Cuando usted contacte con el 1-1-2, escuchará en primer lugar el saludo "Emergencias Castilla y León 1-1-2", que le confirmará que ha contactado con el centro de emergencias.
El gestor que atiende la llamada le hará una serie de preguntas, muy sencillas, para poder determinar qué emergencia sucede y dónde ocurre, con el fin de determinar qué servicios de emergencia (policía, bomberos, sanitarios, rescate...) tienen que acudir al lugar.
Intente, en la medida de lo posible, guardar la calma y contestar a las preguntas con la mayor precisión.
El proceso es simultáneo, de manera que mientras un gestor de llamadas atiende su solicitud de emergencia, lo está comunicando en tiempo real por vía telemática a los centros coordinadores de los distintos organismos que tengan que intervenir, ya sean Emergencias Sanitarias, bomberos o fuerzas de seguridad.
En el caso de que alguna persona precise atención sanitaria, se transferirá su llamada con un médico de Emergencias Sanitarias, quien a través del teléfono, le dará indicaciones de cómo ayudar a los heridos o enfermos hasta la llegada de la asistencia sanitaria.
Tenga en cuenta que al tiempo que usted habla con el médico, la asistencia ya está de camino. Ese médico con el que habla no acude al lugar del incidente, está al otro lado del teléfono para ayudarle a usted.
En determinadas ocasiones, pasados unos minutos desde su comunicación con el 1-1-2, usted recibirá una llamada del Centro de Emergencias que le informará de que los servicios de emergencia se encuentran ya de camino y le solicitará nueva información sobre la evolución del incidente.
Tenga siempre presente que su colaboración es fundamental, usted es el primer eslabón de la cadena de los servicios de emergencia.
Emergencias 112

Si alguna vez sufres una emergencia que puede poner en riesgo tu vida, la capacidad de llamar a una ambulancia será una habilidad muy útil. Es esencial que memorices el número telefónico de emergencia de tu área. Podrás salvar una vida si estás calmado y preparado.
AUTOCONTROL: Cálmate. Respira profundo y tómate unos segundos para recuperar el control. El tiempo es de vital importancia, pero no puedes hacer nada si te encuentras histérico.

Conoce el número. Cada país cuenta con sus números telefónicos de servicios de emergencia. Debes saber de memoria el número telefónico de los servicios de emergencia de tu área. Al fin y al cabo, estos solo están compuestos de 3 números. A continuación encontrarás una lista de algunos números telefónicos de servicios de emergencia bastante conocidos.

Marca el 911 si estás en los EE.UU. o Canadá.
Marca el 999 si estás en el Reino Unido, o el 112 si vas a llamar desde un celular en el Reino Unido.
Marca el 000 si te encuentras en Australia.
Marca el 112 si estás en Europa.
Marca el 119 si estás en Japón.
Otros países y continentes cuentan con sus propios números, por lo que debes buscar el número de tu país, si no se encuentra en esta lista.
Solicítale a la teleoperadora que envíe una ambulancia. La teleoperadora deseará saber qué tipo de ayuda requieres. En este caso, indícale claramente que ha ocurrido una emergencia médica y que requieres una ambulancia de inmediato. La teleoperadora enviará todas las unidades necesarias para que te brinden ayuda.[2]
  • Si la lesión ha ocurrido durante un crimen, también requerirás que envíen policías a tu ubicación.
  • Si la lesión ha surgido a causa de un incendio o un accidente de tránsito, es probable que necesites que los bomberos acudan a tu ubicación.
Bríndale detalles a la teleoperadora. La teleoperadora te hará una serie de preguntas para poder informar a las partes pertinentes sobre la situación. Cuando te haga preguntas, debes estar listo para brindarle la siguiente información:[3]
  • Indícale tu ubicación.
  • Dile el número telefónico desde el que llamas (si lo conoces).
  • Indícale si te encuentras en un lugar público, dile cuál es la intersección o el punto de referencia más cercanos (p. ej., la primera calle y la principal).
  • Dile tu nombre, el nombre de la persona lesionada y la razón por la que requieres una ambulancia. Brinda la mayor cantidad posible de datos sobre el historial clínico.
Mantén la calma y sigue las indicaciones. La teleoperadora se mantendrá en la línea hasta que los socorristas de emergencia lleguen. Luego llegará una ambulancia.[4]
  • La teleoperadora podría brindarte indicaciones sobre la manera en la que puedes ayudar por el momento. Sigue estas indicaciones.[5]
Alístate para ayudar. Al llegar, los socorristas de emergencia podrían pedirte ayuda en esa situación. Mantén la calma y el control, y sigue las indicaciones que te brinden. Es probable que te pidan que te alejes del área de la lesión y que esperes por si te brindan más indicaciones. En este caso, no interfieras con ellos.

Solo llama si una vida corre riesgo. Nunca llames a los servicios de emergencia para tratar lesiones leves. Si una persona cuenta con un brazo fracturado, esto no se tratará de una emergencia. Si la persona cuenta con una columna fracturada, esta será una emergencia grave.[6]
  • Los rasguños, cortes o moretones leves no son emergencias.
  • Un hueso fracturado puede ser peligroso, pero no suele ser una emergencia que “ponga en riesgo la vida”.
Sé más precavido de lo normal. Si no estás seguro sobre el grado de la lesión de una persona, es mejor llamar a los servicios de emergencia. No eres un profesional médico capacitado y es probable que no sepas la manera de tratar o atender lesiones graves. Por ello, debes dejar que los expertos se encarguen de ello, si no conoces el problema con certeza.[7]

Identifica las emergencias que pongan en riesgo la vida. En los momentos de crisis, podrías tener dificultades para identificar las emergencias que pongan en riesgo la vida. No obstante, existen algunos signos que debes tener en cuenta, ya que te indicarán si se requieren servicios de emergencia. Estos son los siguientes:[8]
  • La víctima no respira.
  • La víctima pierde cantidades excesivas de sangre.
  • La víctima no se mueve.
  • La víctima no responde.
  • La víctima sufre de mareos, dificultad para respirar o parece haber sufrido un choque.
Primero llama a los servicios de emergencia y luego ayuda a la víctima. Tu primera reacción podría ser ayudar a la persona lesionada; sin embargo, es esencial que primero llames para pedir ayuda. Cada segundo cuenta. No debes desperdiciar tiempo valioso tratando de determinar si puedes ayudar, antes de llamar a los profesionales médicos.[9][10]
Evalúa la situación. Por lo general, luego de comunicarte con los servicios de emergencia, podrás realizar ciertas acciones para ayudar a la persona lesionada. Evalúa la situación para determinar si puedes ayudar de alguna manera antes de que lleguen los socorristas.[11]
Deshazte de toda amenaza inmediata. Si es posible, haz tu mejor esfuerzo para alejar a la persona o personas lesionadas de un mayor peligro. No obstante, es de vital importancia que, al hacerlo, no corras el riesgo de lesionarte. Ya hay una emergencia, no hagas que se vuelvan dos.
  • Si la víctima sangra mucho, ejerce presión directa en la herida, así detendrás el flujo de sangre. Amarra una toalla o una camiseta en la herida, luego ejerce presión. Asimismo, puedes emplear todo objeto cercano para crear untorniquete provisional.[12] Si estás en apuros, puedes usar un cinturón, pero este objeto no es ideal para este fin.
  • Si la lesión ha ocurrido a causa de un accidente de tránsito, es probable que tengas que ayudar retirando a la persona del auto si este emite humo o destellos.[13]
  • Si la persona lesionada se encuentra en un área peligrosa (como una carretera transitada), llévala a un lado del camino, así evitarás que un auto u otro vehículo la golpeen.[14]
  • Nunca te acerques a un auto que esté quemándose. Asimismo, si la persona lesionada ha sufrido una lesión en la columna, nunca intentes moverla por tu cuenta. Podrías agravar su lesión o salir expulsado por los aires.[15]

Realiza una RCP. Si cuentas con una licencia y estás acreditado para realizar una RCP, es probable que debas hacerlo. Revisa los signos vitales de la persona lesionada. Realiza una RCP si no identificas la respiración. A continuación te indicaremos los pasos a seguir.[16]

  • Para llevar a cabo una RCP, empieza realizando compresiones de pecho. Coloca los dedos en el centro del pecho, presiona a una profundidad  de 5 cm (2 pulgadas) por 30 veces. Debes presionar con las manos de manera firme y rápida, para lograr una frecuencia de 100-120 presiones por minuto como mínimo. Tendrás que presionar más de una vez por segundo.[17]
  • Luego de presionar el pecho por 30 veces, tendrás que administrarle aire dos veces en la boca a la persona, para que llegue a sus pulmones. Para ello, toma la cabeza de la persona lesionada e inclínala un poco hacia atrás, luego levanta su mentón. Ahora aprieta su nariz y cubre su boca con la tuya. Cuando le administres aire, sopla hasta notar que el pecho de la persona lesionada se levanta. Sopla dos veces cada vez que administres aire. Cada soplido debe tomar 1 segundo.[18]
  • Vuelve a realizar el proceso el tiempo que sea necesario, y presiona el pecho 30 veces por cada dos soplidos que realices.[19]
  • Si no sabes cómo realizar una RCP, es mejor que permitas que otra persona la haga, ya que podrías lesionar a la víctima en el proceso.

Realiza una RCP. Si cuentas con una licencia y estás acreditado para realizar una RCP, es probable que debas hacerlo. Revisa los signos vitales de la persona lesionada. Realiza una RCP si no identificas la respiración. A continuación te indicaremos los pasos a seguir.[16]

  • Para llevar a cabo una RCP, empieza realizando compresiones de pecho. Coloca los dedos en el centro del pecho, presiona a una profundidad aproximada de 5 cm (2 pulgadas) por 30 veces. Debes presionar con las manos de manera firme y rápida, para lograr una frecuencia de 100 presiones por minuto como mínimo. Tendrás que presionar más de una vez por segundo.[17]
  • Luego de presionar el pecho por 30 veces, tendrás que administrarle aire dos veces en la boca a la persona, para que llegue a sus pulmones. Para ello, toma la cabeza de la persona lesionada e inclínala un poco hacia atrás, luego levanta su mentón. Ahora aprieta su nariz y cubre su boca con la tuya. Cuando le administres aire, sopla hasta notar que el pecho de la persona lesionada se levanta. Sopla dos veces cada vez que administres aire. Cada soplido debe tomar 1 segundo.[18]
  • Vuelve a realizar el proceso el tiempo que sea necesario, y presiona el pecho 30 veces por cada dos soplidos que realices.[19]
  • Si no sabes cómo realizar una RCP, es mejor que permitas que otra persona la haga, ya que podrías lesionar a la víctima en el proceso.
Reconforta a la víctima. Incluso si no puedes brindar ayuda médica, puedes dar apoyo moral. Es probable que la persona lesionada tenga miedo o ansiedad. Siéntate con ella, bríndale apoyo y reconfórtala, hasta que los socorristas lleguen.
  • Dile a la persona que la ayuda se encuentra en camino. Sigue hablándole y haz que siga hablándote.[20]
  • Intenta ayudarla para que se relaje y dile que no está sola. Si ya está en el piso, mantenla recostada. Si está erguida, haz que se recueste.[21]
  • Si la persona te lo pide, sostén su mano o mantén una mano en su hombro, así le indicarás que aún estás allí y que estás dispuesto a ayudarla.[22]
  • Escucha lo que la persona lesionada te pida. Nunca le des comida o bebidas a una víctima si no sabes si tiene lesiones. Esto podría ser más perjudicial que beneficioso.[23]

No interfieras. Cuando los servicios de emergencia lleguen, no interfieras con ellos y mantente alejado, salvo que te indiquen lo contrario. Estos profesionales capacitados estarán listos para responder a las emergencias, pero necesitarán que no los distraigas.
  • Si presencias una lesión, es probable que la policía te aleje de la escena para hacerte algunas preguntas sobre lo que has visto. Sigue las indicaciones de los oficiales y responde todas las preguntas posibles mientras los paramédicos traten a la persona lesionada.


CONSEJOS

  • Por lo general, las personas cuentan con teléfonos celulares. Detén a una persona y pídele que solicite una ambulancia. No pidas el teléfono, ya que podrías provocar un malentendido.
  • Muchos sistemas de 911 de los EE. UU. emplean el E-911 o “Enhanced 911 (911 mejorado)”. Si llamas desde un teléfono fijo, la computadora podrá identificar la dirección desde la que llames y registrará el número para “devolver la llamada”; sin embargo, no debes fiarte de esta opción, y alístate para brindarle tu ubicación a la teleoperadora.
  • Si cuentas con un iPhone, existen aplicaciones como GPS911, GPS112 o Important Numbers que puedes usar si viajas al extranjero. Estas mostrarán en pantalla tu ubicación exacta según el GPS.
  • Todo teléfono será de utilidad. No requerirás dinero para usar un teléfono público, ya que estas llamadas son gratuitas.
  • No hagas nada que te incomode o que te haga correr peligro. Ten en cuenta que los profesionales capacitados se encuentran en camino.
  • Aprende sobre la RCP y los primeros auxilios antes de que surja una emergencia. Esto te permitirá salvar vidas en estas situaciones.
ADVERTENCIA
  • No cuelgues hasta que la teleoperadora te lo indique.
  • Siempre revisa las muñecas y el cuello de la persona lesionada, para encontrar una etiqueta médica. Estas pueden tener un color dorado o plateado, pero deben contar con un símbolo rojo “médico” (como una vara con alas y dos serpientes). Las etiquetas de alerta médica podrían informarte sobre los problemas médicos, los medicamentos o alergias a ellos.
  • Las teleoperadoras de los teléfonos de emergencia son personas como tú. Ellas esperan que la persona en la línea sienta cierta inquietud y pánico. No obstante, enfadarte con ellas, ofenderlas o insultarlas no son respuestas apropiadas. Si abusas de las teleoperadoras de servicios de emergencia, podrían denunciarte por haber perpetrado un crimen, sin importar si ha ocurrido en una situación de crisis.
  • Nunca llames a una ambulancia como broma. Esto hace que la comunidad desperdicie recursos y pone en peligro la vida de aquellos que en verdad necesitan ayuda médica de emergencia. Además, esto es ilegal, por lo que podrían rastrear el teléfono que estés usando y arrestarte.


Cortesía
EMS España / Emergency Medical Services en España
@EMSESP
Follow me / INVITA A TUS AMIGOS A SEGUIRNOS
@drramonreyesdiaz
https://www.facebook.com/drramonreyesdiaz