AUTISMO TEA PDF

AUTISMO TEA PDF
TRASTORNO ESPECTRO AUTISMO y URGENCIAS PDF

We Support The Free Share of the Medical Information

EMS SOLUTIONS INTERNATIONAL

Facebook Dr. Ramon Reyes, MD

6 años con el Sello HONcode

6 años con el Sello HONcode
Health on the Net

Nota Importante

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en el blog EMS Solutions International está editada y elaborada por profesionales de la salud. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario. by Dr. Ramon REYES, MD

VISITAS RECIENTES

martes, 23 de agosto de 2016

Ingeniosa manta de primeros auxilios que ayuda a salvar vidas "Clever First Aid Blanket That Helps To Save"


Todo el mundo debería saber lo básico de primeros auxilios, pero en realidad poca gente tiene idea de ello. Todos hemos visto reanimaciones en películas, pero, ¿sabrías hacerlo en la vida real? Bueno, pues aunque no compense por una verdadera lección de primeros auxilios, esta manta aún puede ayudarte a salvar la vida de alguien.
Diseñada por la universidad de Zhejiang en China, esta manda, que ha ganado el prestigioso premio Red Dot por su diseño conceptual en 2014, está diseñada específicamente para ayudar en casos de ahogamiento. Está llena de información útil que cualquier persona sin conocimiento de primeros auxilios puede seguir, desde como desbloquear las vías respiratorias y comprobar la circulación, hasta como administrar reanimación cardiopulmonar. Las instrucciones están claramente impresas a los lados en forma de sencillos diagramas para ayudar a proporcionar asistencia básica en caso de necesidad, hasta que la ayuda médica llegue.
Más información en: Ippinka | Red Dot Award (via: designyoutrust)




Fuente: en el enlace


                                      
Publicado el 22 ago. 2016
Everybody should know basic First Aid, but few people actually do. Sure we’ve all seen people being resuscitated in movies, but would you actually know what to do in real life? Well, while this First Aid Blanket won’t compensate for proper First Aid training, it might still help you to save somebody’s life.
Designed by Zhejiang University, China, the blanket, which won the prestigious Red Dot Award for conceptual design in 2014, is specifically designed to assist in cases of drowning. From how to unblock airways and check for circulation to how to correctly administer cardiopulmonary resuscitation (CPR), it’s full of useful information that even a person without knowledge of First Aid can follow. The instructions are clearly printed alongside simple diagrams to help you provide basic assistance to somebody in need until paramedics arrive o


Informacion cortesia de TELEFUNKEN:

TELFUNKEN AED
TELEFUNKEN AED 
DISPONIBLE EN REPUBLICA DOMINICANA
6 AÑOS DE GARANTIA (ECONOMICO)

Fruto de más de 10 años de desarrollo, y avalado por TELEFUNKEN, fabricante con más de 80 años de historia en la fabricación de dispositivos electrónicos.

El desfibrilador TELEFUNKEN cuenta con las más exigentes certificaciones.

Muy sencillo de utilizar. Con mensajes sonoros, visuales y apoyo gráfico, para guiar al rescatador durante todo el proceso.
Electrodos preconectados, para agilizar su manipulación en caso de una emergencia.
Realiza automáticamente autodiagnósticos diarios y mensuales.
Incluye bolsa de transporte.
Regalo de kit de RCP (tijeras cortarropa, rasuradora, guantes y mascarilla).
Adecuado para la desfibrilación de adultos y pediátrica.
Batería de larga duración, 3 años.
Tiene 6 años de garantía.
Idioma español (configurable en otros)
Se entrega desfibrilador semiautomático + electrodos de adultos + batería de larga duración + bolsa de transporte + kit de RCP

Contactos:
eeiispain@gmail.com
Follow me / INVITA A TUS AMIGOS A SEGUIRNOS
@drramonreyesdiaz
https://www.facebook.com/drramonreyesdiaz


Emergency Educational Institute
1992-2017
EEII.EDU

domingo, 14 de agosto de 2016

Oxylog® 1000 ha sido el ventilador más utilizado en emergencias



Oxylog® 1000 ha sido el ventilador más utilizado en emergencias

El Oxylog® 1000 ofrece ventilación de primeros auxilios para pacientes en situaciones de emergencia. Diseñado para ser utilizado en el exterior, su funcionamiento intuitivo, solidez y facilidad de transporte convierten al Oxylog® 1000 en un ventilador completo dentro de su categoría. El ventilador dispone de alarmas sonoras y visuales integradas, que supervisan la presión de las vías respiratorias y la presión de suministro para aumentar la seguridad del paciente.

Todas las funciones funcionan neumáticamente, de modo que el ventilador no depende de ninguna fuente de alimentación eléctrica. Gracias a su diseño fundamental, el Oxylog® 1000 destaca además por su elevada fiabilidad: siempre está listo para enfrentarse a las condiciones más difíciles.


Este aparato combina la tecnología probada de Oxylog con los altos niveles de exigencia que se requieren en un ventilador de emergencias hoy en día. Con un funcionamiento fácil y sencillo, el Oxylog 1000 establece nuevos estándares de uso. El Oxylog 1000 es ligero y extremadamente robusto, lo que hace que resulte idóneo durante el transporte. Le ofrece todo lo que necesita para el transporte de urgencias prehospitalarias o durante la resucitación de emergencia en el hospital. Oxylog 1000 es sinónimo también de gran fiabilidad gracias a su diseño que le permite soportar cualquier situación difícil que se produzca durante su trabajo. Todo lo que necesita el Oxylog 1000 para ayudarle a salvar a los pacientes es oxígeno, proporcionándole la libertad de trabajar donde sea necesario

Oxylog® 1000
Ventilación de emergencia y transporte
El Oxylog® es el ventilador para asistencia en caso de emergencia más
utilizado durante los últimos 25 años. El Oxylog 1000 es el ventilador más
compacto de la gama Oxylog®. 

Detalles en el enlace 

Cortesía
EMS España / Emergency Medical Services en España
@EMSESP
Follow me / INVITA A TUS AMIGOS A SEGUIRNOS
@drramonreyesdiaz
https://www.facebook.com/drramonreyesdiaz

http://www.draeger.com/sites/assets/PublishingImages/Products/rsp_oxylog_1000/ES/oxylog-1000-pi-9049246-es-es.pdf


jueves, 11 de agosto de 2016

SCOOP STRETCHER VS THE LONG BACKBOARD FOR SPINAL IMMOBILIZATION

 

SCOOP STRETCHER VS THE LONG BACKBOARD FOR SPINAL IMMOBILIZATION


COMPARISON OF THE FERNO SCOOP STRETCHER WITH THE LONG BACKBOARD FOR SPINAL IMMOBILIZATION Julie M. Krell, MD, Matthew S. McCoy, MD, Patrick J. Sparto, PhD, PT, Gretchen L. Fisher, NEMT-P, Walt A. Stoy, PhD, David P. Hostler, PhD


Abstract

OBJECTIVES:

Spinal immobilization is essential in reducing risk of further spinal injuries in trauma patients. The authors compared the traditional long backboard (LBB) with the Ferno Scoop Stretcher (FSS) (Model 65-EXL). They hypothesized no difference in movement during application and immobilization between the FSS and the LBB.

METHODS:

Thirty-one adult subjects had electromagnetic sensors secured over the nasion (forehead) and the C3 and T12 spinous processes and were placed in a rigid cervical collar, with movement recorded by a goniometer (a motion analysis system). Subjects were tested on both the FSS and the LBB. The sagittal flexion, lateral flexion, and axial rotation were recorded during each of four phases: 1) baseline, 2) application (logroll onto the LBB or placement of the FSS around the patient), 3) secured logroll, and 4) lifting. Comfort and perceived security also were assessed on a visual analog scale.

RESULTS:

There was approximately 6-8 degrees greater motion in the sagittal, lateral, and axial planes during the application of the LBB compared with the FSS (both p < 0.001). No difference was found during a secured logroll maneuver. The FSS induced more sagittal flexion during the lift than the LBB (p < 0.001). The FSS demonstrated superior comfort and perceived security.

CONCLUSION:

The FSS caused significantly less movement on application and increased comfort levels. Decreased movement using the FSS may reduce the risk of further spinal cord injury.


Few industries have accountability to so many people, from city councils to state and federal organizations, than EMS.  Perhaps more importantly is the responsibility EMS has to the patient and their families.


As a decision-maker, you consistently look at ways to improve your team's performance. New technologies and updated equipment have led many like you to reexamine protocols that have been in place for decades. One of those accepted protocols is the use of the long backboard for spinal immobilization. Now an independent study says that the Ferno EXL Scoop Stretcher (FSS) competes at or on the same level as the traditional long backboard, stating the Ferno EXL Scoop Stretcher "to be as effective as, if not superior to the standard of care, a rigid long backboard."

LINK TO DOWNLOAD IN PDF 

Cortesía
EMS España / Emergency Medical Services en España
@EMSESP
Follow me / INVITA A TUS AMIGOS A SEGUIRNOS
@drramonreyesdiaz
https://www.facebook.com/drramonreyesdiaz

SCOOP STRETCHER VS THE LONG BACKBOARD FOR SPINAL IMMOBILIZATION

 

SCOOP STRETCHER VS THE LONG BACKBOARD FOR SPINAL IMMOBILIZATION


COMPARISON OF THE FERNO SCOOP STRETCHER WITH THE LONG BACKBOARD FOR SPINAL IMMOBILIZATION Julie M. Krell, MD, Matthew S. McCoy, MD, Patrick J. Sparto, PhD, PT, Gretchen L. Fisher, NEMT-P, Walt A. Stoy, PhD, David P. Hostler, PhD


Abstract

OBJECTIVES:

Spinal immobilization is essential in reducing risk of further spinal injuries in trauma patients. The authors compared the traditional long backboard (LBB) with the Ferno Scoop Stretcher (FSS) (Model 65-EXL). They hypothesized no difference in movement during application and immobilization between the FSS and the LBB.

METHODS:

Thirty-one adult subjects had electromagnetic sensors secured over the nasion (forehead) and the C3 and T12 spinous processes and were placed in a rigid cervical collar, with movement recorded by a goniometer (a motion analysis system). Subjects were tested on both the FSS and the LBB. The sagittal flexion, lateral flexion, and axial rotation were recorded during each of four phases: 1) baseline, 2) application (logroll onto the LBB or placement of the FSS around the patient), 3) secured logroll, and 4) lifting. Comfort and perceived security also were assessed on a visual analog scale.

RESULTS:

There was approximately 6-8 degrees greater motion in the sagittal, lateral, and axial planes during the application of the LBB compared with the FSS (both p < 0.001). No difference was found during a secured logroll maneuver. The FSS induced more sagittal flexion during the lift than the LBB (p < 0.001). The FSS demonstrated superior comfort and perceived security.

CONCLUSION:

The FSS caused significantly less movement on application and increased comfort levels. Decreased movement using the FSS may reduce the risk of further spinal cord injury.

Few industries have accountability to so many people, from city councils to state and federal organizations, than EMS.  Perhaps more importantly is the responsibility EMS has to the patient and their families.


As a decision-maker, you consistently look at ways to improve your team's performance. New technologies and updated equipment have led many like you to reexamine protocols that have been in place for decades. One of those accepted protocols is the use of the long backboard for spinal immobilization. Now an independent study says that the Ferno EXL Scoop Stretcher (FSS) competes at or on the same level as the traditional long backboard, stating the Ferno EXL Scoop Stretcher "to be as effective as, if not superior to the standard of care, a rigid long backboard."

LINK TO DOWNLOAD IN PDF 

Cortesía
EMS España / Emergency Medical Services en España
@EMSESP
Follow me / INVITA A TUS AMIGOS A SEGUIRNOS
@drramonreyesdiaz
https://www.facebook.com/drramonreyesdiaz

miércoles, 3 de agosto de 2016

Transporte Aeromedico


TRANSPORTE AEROMEDICO:

Ficción y Realidad

José Ramón Aguilar

INTRODUCCION
La unión de la aviación y medicina ha traspasado los límites de las unidades de cuidados intensivos más allá de la unidad hospitalaria. La incorporación de la monitorización, ventiladores, oxígeno, aspiración, bombas de infusión, etc., permite realizar una medicina intensiva completa en el aire 1. Hemos visto en la pasada década un aumento en el número de pacientes críticos o traumatizados transportados en medios aeromédicos para su tratamiento definitivo en centros regionales 2 3. Los médicos de todas las especialidades probablemente envían o reciben pacientes por transporte aeromédico(AMT).
 Desgraciadamente, muchos de los anunciados servicios de "ambulancia aérea" no son más que aviones comerciales dotados de personal paramédico o de enfermería contratados sin ninguna base por una compañía de charters aéreos 2. No tienen dirección médica ni normas prácticas, calidad asegurada, educación apropiada del personal, ni control médico.
El uso apropiado y seguro del transporte aeromédico requiere unos conocimientos básicos de los aspectos médicos del vuelo y de las capacidades y restricciones del medio aeromédico. El propósito de este trabajo es revisar estos datos y proveer al sanitario no-aeromédico de una guía para el uso del AMT.

HISTORIA 
La historia del AMT, como la de muchas innovaciones, está marcada por el entusiasmo, escepticismo, conservadurismo e interés.
Ya en 1784, después de las demostraciones de vuelo en globo de los Montgolfier Brothers, los médicos comenzaron a tener en cuenta de los beneficios que podráin obtener sus pacientes gracias al vuelo. Jean-François Picot teorizó que los pacientes no solo podrían tolerar el vuelo en globo sino que se beneficiarían del aire puro de las alturas 4. Aunque muchos creían que el advenimiento del AMT ocurría durante el secuestro de Paris, la idea romántica de que el paciente crítico o traumatizado grave fueran transportados en globo hasta la ciudad es desafortunadamente incorrecta 4.
El AMT usando mas que pesadas maquinas aéreas se inició en 1909, cuando el Capitán George Gosman, construyó un aeroplano específicamente con este propósito 5. Sin embargo, no fue fácil convencer al gobierno de que desarrollara el aeroplano de Gosman debido a su destrucción en un accidente, y nunca fue usado para el transporte de pacientes. En 1917,
the French Dorand AR II, fue la primera ambulancia aérea que transportó pacientes. En las décadas siguientes la industria de los "aviones ambulancia" creció, principalmente en el area militar. La Segunda Guerra Mundial produjo un gran aumento del uso del AMT. Se estima que 1 millón de pacientes fueron transportados de esta manera a los EEUU desde los sitios de conflicto con una mortalidad global de 4/100.0004.,6.
La Guerra de Corea brindóa nuevos desafíos y oportunidades al AMT. En 1950, se autorizó el uso de helicópteros para la evacuación de heridos desde el frente de combate 4. Más de 17.000 pacientes fueron transportados por los helicópteros de la armada desde enero de 1951 hasta 1953. El sistema de evacuación médica desarrollado en la Guerra de Vietnam se basó en la experiencia obtenida durante el conflicto con Corea. El uso efectivo de helicópteros para el AMT en Vietnam y su aparición en la programación nocturna de la televisión doméstica, despertó el interés de la comunidad civil sobre su uso.
Aproximadamente al mismo tiempo, aumentó el interés en los cuidados pre-hospitalarios, y aquellos servicios que previamente solo estaban disponibles en los hospitales fueron exporatdos a las ambulancias dirigidas por un equipo de trabajadores de la salud 7. Al cabo de poco tiempo esta oferta externa al hospital de servicios médicos se unió a los helicópteros para formar la primera unidad de AMT de los EEUU. A partir de este momento se produce la expansión del AMT en la sociedad civil.
En 1979 había más de 500 aerotaxis que realizaban trabajo de ambulancias en los EEUU continental, y alrededor de 200 que proveían este servicio en Alaska solamente. En 1990 existían más de 170 programas aeromédicos operando en los EEUU 8. El número de AMT ha aumentado dramáticamente en las dos últimas décadas.

TIPOS DE AMT
En general el AMT se puede devidir en dos grandes categorías: Vuelo estable o AMT en aeroplano y AMT en helicóptero. Estos dos tipos de AMT tienen muchas características en común. El factor decisivo en la elección de un tipo u otro de transporte generalmente se relaciona con la eficacia.
El AMT en vuelo estable tiende a ser el proceso más eficaz para pacientes que deben recorrer distancias grandes de aproximadamente 200-250 millas. Para transportes de menos de 250 millas, se usa de rutina el AMT con helicóptero.
Ventajas del AMT en helicóptero
1. Velocidad: Los helicópteros modernos usados rutinariamente en misiones médicas son capaces de mantener una velocidad por encima de las 150 mph 9. Si le agregamos su habilidad para moverse de un punto a otro, la ventaja de la velocidad para el paciente puede traducirse en mejores tiempos de salvataje comparado con otras formas de transporte de pacientes. Es interesante que este atributo ha hecho que muchos investigadores determinen las "distancias óptimas" para el uso del helicóptero basándose en el tiempo de transporte 10.
2. Accesibilidad: La capacidad de despegue y aterrizaje vertical permite la evacuación de pacientes de áreas inaccesibles para otros vehículos de transporte. Por ejemplo accidentes durante montañismo o excursiones en áreas desérticas.
3. Personal y tecnología especializadas: La mayoría de los servicios aeromédicos dependen de centros médicos terciarios y están dirigidos por personal entrenado y altamente cualificado. Están equipados rutinariamente con sofisticada tecnología médica y brindan sus avanzadas capacidades a través de una amplia zona geográfica.
Estos atributos únicos del AMT en helicóptero deberán ser la base para considerar este modo particular de transporte.

AVIACION Y MEDICINA


La aviación continúa siendo una industria competitiva y el componente de ambulancia aérea no es la excepción. Desgraciadamente, muchos aviones utilizados para el AMT civil no han sido diseñados específicamente para este propósito. Sin embargo se requieren ciertas condiciones para administrar cuidados en el ambiente aéreo. Este ambiente además, crea nuevo o aumenta el estrés del paciente, sanitarios y equipo médico 9. Estos factores tienden a ser mayores en las operaciones con vuelos estables y menores con respecto a los helicópteros.

Oxígeno: La hipoxemia es el único y mayor reto de cualquiera que vuela. Los efectos fisiológicos de la hipoxemia pueden detectarse en individuos sanos a alturas menores de 10.000 pies. Esta ocurre como resultado de una caída de la presión ambiental y su magnitud se muestra en la figura 2. La presurización de las cabinas minimiza este problema en muchos aviones, pero en aquellos pacientes con alteración de su función pulmonar aumenta el riesgo de hipoxemia a las alturas alcanzadas normalmente. Una técnica útil para prevenir la hipoxemia en estos casos es mantener una presión parcial de oxígeno inspirado constante a través de todo el vuelo 9. La cada vez mayor disponibilidad de pulsioxímetros han disminuído la incidencia de hipoxemia en el AMT permitiendo su rápido reconocimiento.
Aceleración/Desaceleración: Los ocupantes de un avión si acelera o desacelera experimentan un cambio de velocidad. La aceleración o desaceleración es un vector de cantidad, que tiene magnitud y dirección. Por esta razón, una colocación correcta del paciente limita el estrés inducido por una aceleración sostenida 9.
Las fuerzas de aceleración experimentadas en los helicópteros durante operaciones de rutina tienden a ser de menor magnitud como mucho como las observadas en los vehículos de transporte sobre tierra.
Volúmenes de Gas: La presión ambiente disminuye a medida que aumenta la altitud. Los cambios de presión que acompañan a los cambios de altitud pueden afectar gran número de aparatos médicos así como a los pacientes. Al contrario de la creencia general, la presurización de la cabina no elimina este problema. La prsurización permite un vuelo confortable a altitudes que no podrían alcanzarse sin ella, pero generalmente no mantiene una altitud de la cabina equivalente a la del nivel del mar, de tal manera que tanto el equipo como el paciente se verán expuestos aalgún cambio de presión. Cualquier estructurallena de gas se convierte en un problema. El aire atrapado en los senos por ejemplo, puede expandirse y causar malestar y los aparatos que utilizan manguitos con aire pueden funcionar mal o lesionar al paciente con los cambios de altitud.
Humedad: La humedificación es un problema particular de las operaciones en vuelo estable porque la cabina incorpora aire ambiente de la atmósfera, aún en los aviones presurizados y cuando se calienta contienemuy poca humedad. Esto puede producir sequedad de las secreciones del paciente y malestar durante el vuelo 9.
Ruido: Los aviones modernos producen una cantidad de ruido importante. Las cabinas de muchos aviones son tranquilas para conversar y evaluar al paciente pero las cabinas de los helicópteros son tan ruidosas que impiden la auscultación pulmonar. Se requieren protectores auditivos y sistemas de intercomunicación.
Vibración: La vibración es una forma alternante y repetitiva de movimiento. Las dos mayores fuentes de vibración durante el AMT son los motores y la turbulencia del aire que atraviesa el avión. Además de causar fatiga y malestar, las vibraciones se transmiten al equipo médico durante el vuelo y pueden ser fuente de errores de monitorización y malfuncionamiento 9.


EQUIPOS AMT


Muchos tipos de tripulación atienden a los pacientes durante el AMT. El más pequeño de estos equipos de transporte incluye un médico. La gran mayoría de los equipos de transporte en helicóptero incluye una enfermera diplomada. Existe gran controversia sobre si la presencia del médico durante el AMT mejora la evolución del paciente. Por ejemplo, la intervención del médico en el AMT no se ha demostrado que disminuya la mortalidad después de una parada cardíaca post-traumática11.

Snow y colaboradores estudiaron la necesidad de la presencia médica durante 295 vuelos en helicóptero con médico, de forma restrospectiva y determinaron que solo en el 25% de estos vuelos hubiera sido necesaria la presencia del médico 12. La compañía de salvamento aéreo más grande y más antigua del mundo, la "Swiss Air Rescue" provee un médico en la mayoría de los transportes aeromédicos 3.
Las necesidades de los pacientes difieren, y debe seleccionarse una tripulación de vuelo apropiada a las necesidades particulares del paciente que va a transportarse.

SEGURIDAD


Aspectos de la Aviación: Los aviones de transporte aeromédico tienen una tendencia alarmante a los accidentes, con las resultantes pérdidas de vidas así como de lesiones no-fatales 13. En 1986, ocurrieron 14 accidentes graves de helicópteros1 EMS, destruyendo o dañando sustancialmente el 9% de la flota de helicópteros aeromédicos 2. La "National Transportation Safety Board" (NTSB) realizó un estudio sobre la seguridad de las operaciones de helicópteros-ambulancia y concluyó que el mal tiempo era el mayor peligro para las operaciones EMS en helicóptero 14.

Después de la publicación del estudio del NTSB, se produjo una disminución de los accidentes en los helicóptero 15. La "Association of Air Medical Services" (AAMS), fundada hace una década, ha fomentado la dirección médica a través de sus mínmos standars de calidad y más recientemente a través de un programa piloto de acreditación y el establecimiento de una comisión de acreditación independiente.
Aspectos Médicos: Para algunas entidades, es sabido que el AMT debe realizarse con riesgos mínimos. Por ejemplo, si una persona con infarto de miocardio se puede beneficiar de un tratamiento trombolítico de urgencia, angioplastia, u otras intervenciones, puede ser necesario que deba ser trasladado en unas horas a el 10% de los hospitales que proveen estos servicios 16. Se ha demostrado un incidencia muy baja de complicaciones en una serie de casos de pacientes con infarto de miocardio aerotransportados 1617. Un estudio actual realizado en pacientes con infarto agudo de miocardio con terapia trombolítica trasladados y no trasladados demostró que no había aumento en la incidencia de complicaciones hemorrágicas, mortalidad u otros efectos adversos atribuíbles al AMT 18. Se han comunicado complicaciones médicas secundarias a problemas intrínsecos al vuelo. Por ejemplo, durante el AMT se ha descrito disfunción de la actividad de captación de los marcapasos que puede ser causada por los efectos de rotación del motor y vibraciones del vuelo (señales electromagnéticas exógenas) 1920.
Por otra parte, el AMT permite al médico realizar diversos procedimientos mientras se encamina al hospital. Los precedimientos que se pueden realizar con total seguridad durante el vuelo son entre otras: infusión intraósea, colocación de una vía venosa central, colocación de tubo torácico, etc. 21. Obviamente, todos estos procedimientos conllevan el peligro de complicaciones propias de su colocación.

¿CUANDO USAR AMT?


El AMT debe reservarse para aquellos pacientes críticos o con enfermedades severas que requieren intervenciones no disponibles en el hospital de referencia 22. El beneficio de recibir estas intervenciones de cuidados especializados deberá sopesarse con el riesgo del transporte. En muchos casos la decisión de solicitar el transporte es muy fácil como en el caso de los pacientes que necesitan una intervención quirúrgica y no hay un neurocirujano disponible en la localidad. En otros casos este tipo de decisiones puede ser realmente difícil. Se ofrecen guías generales para tipos específicos de enfermedad. El comité de traumatismos y soporte vital de politraumatizados del American College of Surgeons ha promulgado un serie de recomendaciones para determinar la necesidad de transporte inter-hospitalario de los pacientes críticos a los centros de traumatología específicos. Estas incluyen:

- Lesión neurológica con Glasgow menor de 10
- Heridas penetrantes o fracturas de cráneo depresivas, o pacientes con signos neurológicos de lateralización.
- Sospecha de lesiones cardíacas o vasculares intratorácicas o gran traumatismo de pared torácica.
- Los pacientes de edades extremas (menores de 5 o mayores de 55 años de edad) o aquellos con alteraciones fisiológicas pre-existentes conocidas (por ej enfermedad cardiorrespiratoria) pueden ser tenidos en cuenta para que reciban atención en centros especializados.
No existen reglas organizadas que cubran el espectro de los pacientes quirúrgicos no-traumáticos u otras condiciones médicas. El análisis final y la decisión de trsladar a un paciente crítico se basa en la vañoración de los beneficios a obtener con el transporte y los riesgos asociados.
Mientras que el transporte aéreo ofrece muchos beneficios, deberán tenerse en cuenta los riesgos asociados al AMT al decidir su uso o el transporte terrestre.

PREPARACIÓN DEL PACIENTE PARA EL TRANSPORTE


La preparación del paciente para el traslado debe , por supuesto, comenzar con la estabilización de las condiciones médicas del paciente usando las medidas médicas apropiadas y a continuación contactando con el médico e institución que lo va a recibir. Es necesario asegurar el intercambio apropiado de información entre los médicos y optimizar el cuidado del paciente antes y durante el transporte 3. Los pacientes que van a ser transportados por aire deberán ser evaluados teniendo en cuenta los efectos de la presión y otras fuerzas del medio aeronáutico. Los espcios cerrados con gas deberán ser descomprimidos. Deberá considerarse la colocación de sonda nasogástrica y vesical ya que pueden contribuir significativamente al bienestar del paciente si no se habían colocado previamente.

La discusión con el equipo o servicio de traslado sobre las condiciones del paciente y el tratamiento que recibe se traducirá en recomendaciones adicionales que aligerarán el proceso de transporte 3.

REEMBOLSOS


Durante muchos años, los costes del programa de transporte al hospital en helicóptero no reflejaban los costes reales de la operación 2. Los pagos realizados por pacientes provenientes de otro hospital se han usado para compensar los gastos ocasionados por el operativo. Los costes del transporte en helicóptero continúa aumentando, con un promedio de 100 millas por viaje los costes excedían los $2000 en 1990 2 . Esto representa un aumento del 40% sobre los costes promedio de un viaje de similares características del año 1989.

En muchos casos los costes quedan sin pagar. Desafortunadamente, la "pena por el paciente" en aeromedicina puede derivar a dilemas éticos, legales, profesionales para los profesionales de urgencias e instituciones sanitarias. Se ha sugerido que deberían instituirse unas normas de conducta institucionales para el transporte aeromédico de pacientes con lesiones graves o enfermedades severas, independientemente de que el paciente pague o a que clase pertenezca 23, 24.
Los transportes en vuelos regulados se realizan generalmente de forma urgente sin imprevistos, así que la práctica general a lo largo de todo el país es no realizar transportes en vuelos regulados con pérdidas, requiriendo el pago en el momento de realizar el servicio.

CONCLUSIONES

El sistema de urgencias aeromédicas se ha vuelto parte integral de la práctica clínica de la medicina intensiva. Estos sistemas proveen cuidados especializados a los pacientes con heridas o enfermedades graves, y puede para ello ser necesario la presencia de personal sanitario de todo tipo. La comprensión de los aspectos médicos del vuelo y las capacidades del entorno aeromédico ayudarán a los sanitarios a utilizar los recursos de una manera segura y apropiada.

REFERENCIAS


1. Wishaw KJ, Munford BJ, Roby HP. The CareFlight Stretcher Bridge: a compact mobile intensive care unit. Anaesth Intensive Care 1990; 18:234-8.

2. Fromm R, Cronin L. Issues in critical care transport. Probl Crit Care 1989; 3:439 - 46.
3. Wenker O, Steffen R, Hoefliger C: Repatriierungsfluege 1983 der Schweizerischen Rettungsflugwacht REGA. Inaugural Dissertation; Universitaet Zuerich, Switzerland; 1990.
4. Lam D. Wings of life and hope: a history of aeromedical evacuation. Probl Crit Care 1990; 4:477-94.
5. Sparks J. Rescue from the air and in space. New York: Dodd, Mead, 1963.
6. Pace J. Air evacuation in the European theater of operations. Air Surg Bull 1945; 2:323.
7. Pantridge J, Geddes J. A mobile intensive care unit in the management of myocardial infarction. Lancet 1962; 2:271-6.
8. Collett H. The conference cometh. Hosp Aviation 1989; 9:5.
9. Fromm R, Duvall J. Medical aspects of flight for civilian aeromedical transport. Probl Crit Care 1990; 4:495-507.
10. Peckler S, Rodgers R Air versus ground transport for the trauma scene: optimal distance for helicopter utilization. J Air Med Transport 1988; 8:44.
11. Wright SW, Dronen SC, Combs TJ,. Storer D. Aeromedical transport of patients with post-traumatic cardiac arrest. Ann Emerg Med 1989; 18:721 - 6.
12. Snow N, Hull G Severns J. Physician presence on helicopter emergency service: necessary or desirable? Aviat Space Environ Med 1986; 57:1176-8.
13. Cottrell JJ, Garrard G Emergency transport by aeromedical blimp. BMJ 1989; 298:869 - 70.
14. National Transportation Safety Board Emergency medical service helicopter operations. Washington, DC: National Transportation Safety Board, 1988, publication No. NTSB/SS-88/01;
15. Collett H. 1989 Accident review. J Air Med Transport 1990; 9:12.
16. Kaplan L Walsh D, Burney RE. Emergency aeromedical transport of patients with acute myocardial infarction. Ann Emerg Med 1987; 16:55-7.
17. Sternbach G, Sumchai AP. Is aeromedical transport of patients during acute myocardial infarction safe? J Emerg Med 1989; 7(1) :73-7.
18. Fromm R, Hoskins E, Gonin L, Pratt C, Spencer W, Roberts R Bleeding complications following initiation of thrombolytic therapy for acute myocardial infarction: a comparison of helicopter-transported and non-transported patients. Ann Emerg Med 1991; 20:892-5.
19. Gordon RS, Odell KB, Low RB, Blumen IJ. Activity-sensing permanent internal pacemaker dysfunction during helicopter aeromedical transport. Ann Emerg Med 1990; 19: 1260-3.
20. Sumchai A, Sternbach G, Eliastarn M, Liem LB. Pacing hazards in helicopter aeromedical transport Am J Emerg Med 1988; 6:23-40.
21. Zimmerman JJ, Coyne M, Logsdon M Implementation of intraosseous infusion technique by aeromedical transport programs. J Trauma 1989; 29:687-9.
22. Thomas F, Larsen K, Clemmer TP, et al. Impact of prospective payments on a tertiary care center receiving large numbers of critically ill patients by aeromedical transport. Crit Care Med 1986; 14:227-30.
23. La Puma J, Balskus M. When an indigent patient needs a helicopter: a case report and an accepted institutional policy. J Emerg Med 1988; 6(2):147-9.
24. Dunn JD. Legal aspects of transportation. Probl Crit Care 1990; 4:447

Enlace TRANSPORTE AEROMEDICO Ficción y Realidad por José Ramón Aguilar

Cortesy
EMS España / Emergency Medical Services en España


Follow me / INVITA A TUS AMIGOS A SEGUIRNOS
https://www.facebook.com/drramonreyesdiaz/


Paralisis Facial de Bell "Parálisis facial; Parálisis facial periférica idiopática; Mononeuropatía craneal"

Paralisis Facial de Bell "Parálisis facial; Parálisis facial periférica idiopática; Mononeuropatía craneal"


¿Qué es la parálisis de Bell?
La parálisis de Bell es una forma de parálisis facial temporaria que se produce por el daño o trauma a uno de los dos nervios faciales. El nervio facial, también llamado séptimo par craneano, es una estructura en pares que viaja a través de un canal óseo estrecho (llamado canal de Falopio) en el cráneo, debajo del oído, a los músculos a cada lado de la cara. Durante la mayor parte de su viaje, el nervio está encajonado en esta vaina ósea.
Cada nervio facial dirige los músculos de un lado de la cara, incluso aquellos que controlan parpadear y cerrar el ojo, y las expresiones faciales como sonreír y fruncir el ceño. Además, el nervio facial transporta impulsos nerviosos a las glándulas lacrimales, las glándulas salivares, y los músculos de un pequeño hueso en el medio del oído llamado estribo. El nervio facial también transmite sensaciones del gusto provenientes de la lengua.
Cuando se produce la parálisis de Bell, se interrumpe la función del nervio facial, causando la interrupción de los mensajes que el cerebro le envía a los músculos faciales. Esta interrupción produce debilidad o parálisis facial.
La parálisis de Bell recibió su nombre de Sir Charles Bell, un cirujano escocés del siglo 19 quien fue el primero en describir la afección. El trastorno, que no está relacionado con un accidente cerebrovascular, es la causa más común de parálisis facial. Generalmente, la parálisis de Bell afecta a un solo nervio del par facial y un lado de la cara, sin embargo, en casos infrecuentes, puede afectar ambos lados.

¿Cuáles son los síntomas?

Debido a que el nervio facial tiene tantas funciones y es tan complejo, el daño del nervio o una interrupción de su función puede generar muchos problemas. Los síntomas de la parálisis de Bell, que varían entre las personas y fluctúan en gravedad desde una debilidad leve a parálisis total, pueden incluir tics, debilidad, o parálisis en uno o ambos lados de la cara, caída del párpado y de la comisura de la boca, baboseo, sequedad del ojo o la boca, deterioro del gusto, y lagrimeo excesivo de un ojo. Con mayor frecuencia estos síntomas, que generalmente comienzan súbitamente y llegan al máximo en 48 horas, llevan a una distorsión facial significativa.

Otros síntomas pueden comprender dolor o molestias alrededor de la mandíbula y detrás del oído, zumbido en uno o ambos oídos, dolor de cabeza, pérdida del gusto, hipersensibilidad al sonido del lado afectado, deterioro en el habla, mareos y dificultad para comer o beber.

¿Qué produce la parálisis de Bell?

La parálisis de Bell se produce cuando el nervio que controla los músculos faciales está hinchado,  inflamado o comprimido, dando como resultado debilidad o parálisis facial. Sin embargo, se desconoce qué es lo que causa el daño.

La mayoría de los científicos cree que una infección viral como una meningitis viral o el virus de las llagas del  resfrío común - herpes simple - causa el trastorno. Ellos piensan que el nervio facial se hincha y se inflama como reacción a la infección, causando presión dentro del canal de Falopio y llevando a un infarto (muerte de las células nerviosas debido a al suministro insuficiente de sangre y oxígeno). En algunos casos leves (donde la recuperación es rápida), sólo hay daño en la vaina de mielina del nervio. La vaina de mielina es el recubrimiento graso, el cual funciona como un aislante, de las fibras nerviosas del cerebro.
El trastorno también ha sido asociado con la influenza o una enfermedad parecida a la misma, dolores de cabeza, infección crónica del oído medio, alta presión arterial, diabetes, sarcoidosis, tumores, enfermedad de Lyme y traumas tales como fractura de cráneo o lesión facial.

¿Quién la contrae?
La parálisis de Bell aflige aproximadamente a 40,000 estadounidenses cada año. Afecta a hombres y mujeres por igual y puede producirse a cualquier edad, pero es menos común antes de los 15 años de edad y después de los 60 años. Ataca en forma desproporcionada a mujeres embarazadas y a personas que padecen diabetes o enfermedades respiratorias superiores como la gripe o un resfrío.


¿Cómo se diagnostica?
El diagnóstico de parálisis de Bell se hace sobre la base de la presentación clínica, que incluye un aspecto facial deformado y la incapacidad de mover músculos en el lado afectado de la cara, y descartando otras causas posibles de parálisis facial. No existe un análisis específico de laboratorio para confirmar el diagnóstico de este trastorno.

Generalmente, un médico examinará al individuo en búsqueda de debilidad facial superior e inferior. En la mayoría de los casos esta debilidad está limitada a un lado de la cara u ocasionalmente a la frente, el párpado o la boca. Una prueba llamada electromiografía (EMG) puede confirmar la presencia de daño nervioso y determinar la gravedad y el alcance de la participación nerviosa. Una radiografía del cráneo puede ayudar a descartar una infección o un tumor. Las imágenes por resonancia magnética (IRM) o la tomografía computarizada (TC) pueden eliminar otras causas de presión del nervio facial.

¿Cómo se trata?
No existe una cura o curso estándar de tratamiento para la parálisis de Bell. El factor más importante en el tratamiento es eliminar la fuente del daño nervioso.

La parálisis de Bell afecta a cada individuo en forma diferente. Algunos casos son leves y no necesitan tratamiento ya que generalmente los síntomas remiten por sí solos en 2 semanas. Para otros, el tratamiento puede incluir medicamentos y otras opciones terapéuticas.
Estudios recientes han demostrado que los esteroides son un tratamiento eficaz para la parálisis de Bell y que un medicamento antiviral como acyclovir, usado para combatir las infecciones, combinado con un antiinflamatorio tal como el esteroide prednisona, usado para reducir la inflamación e hinchazón, pueden ser eficaces para mejorar la función facial al limitar o reducir el daño al nervio. Los analgésicos como la aspirina, acetaminofeno, o ibuprofeno pueden aliviar el dolor. Debido a posibles interacciones medicamentosas, los pacientes que toman medicamentos recetados siempre deben hablar con sus médicos antes de tomar medicamentos de venta libre.
Otro factor importante en el tratamiento es la protección ocular. La parálisis de Bell puede interrumpir la capacidad natural de parpadeo del párpado, dejando al ojo expuesto a la irritación y la sequedad. Por ello, es importante mantener el ojo húmedo y protegerlo de desechos y lesiones, especialmente de noche. Las gotas oculares lubricantes, tales como lágrimas artificiales, ungüentos o geles oculares y los parches oculares también son eficaces.
La fisioterapia para estimular al nervio facial y ayudar a mantener el tono muscular puede ser beneficiosa para algunas personas. El masaje y los ejercicios faciales pueden ayudar a evitar las contracturas permanentes (contracción o acortamiento de músculos) de los músculos paralizados antes de que se produzca la recuperación. El calor húmedo aplicado al lado afectado de la cara puede ayudar a disminuir el dolor.
Otras terapias que pueden ser útiles para algunos individuos incluyen técnicas de relajación, acupuntura, estimulación eléctrica, capacitación de biorretroalimentación, y terapia con vitaminas (que incluye las vitaminas B12, B6 y zinc), que pueden ayudar al crecimiento nervioso.
En general, la cirugía de descompresión para la parálisis de Bell, para aliviar la presión sobre el nervio, es controvertida y se recomienda poco. En ocasiones infrecuentes, puede ser necesaria la cirugía cosmética o reconstructiva para reducir deformidades y corregir algunos daños tales como un párpado que no cierra completamente o una sonrisa torcida.

¿Cuál es el pronóstico?
El pronóstico para los individuos con parálisis de Bell es generalmente muy bueno. La extensión del daño nervioso determina el alcance de la recuperación. La mejoría es gradual y los tiempos de recuperación varían. Con o sin tratamiento, la mayoría de los individuos comienza a mejorar dentro de las 2 semanas del inicio de los síntomas y la mayoría se recupera completamente, regresando a su función normal dentro de los 3 a 6 meses. Para algunos, sin embargo, los síntomas pueden durar más tiempo. En algunos casos, los síntomas podrían no desaparecer nunca completamente. En casos infrecuentes, el trastorno puede regresar, del mismo lado o del lado opuesto de la cara.

¿Qué investigación se está realizando?
Dentro del gobierno Federal, el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares(NINDS), parte de  los Institutos Nacionales de Salud (NIH), es el responsable de respaldar y realizar la investigación sobre trastornos cerebrales y del sistema nervioso, incluso la parálisis de Bell. El NINDS realiza investigación en sus laboratorios en los NIH, en Bethesda, Maryland, y respalda la investigación por medio de subvenciones a instituciones médicas importantes en todo el país.
El NINDS realiza y respalda un amplio programa de investigación de ciencia básica para aumentar la comprensión de cómo funciona el sistema nervioso y qué causa que a veces el sistema falle, llevando a la disfunción. Parte de este programa de investigación se concentra en aprender más sobre las circunstancias que llevan al daño nervioso y las afecciones que causan lesiones y daño en los nervios. El conocimiento obtenido de esta investigación puede ayudar a los científicos a encontrar la causa definitiva de la parálisis de Bell, llevando al descubrimiento de nuevos y eficaces tratamientos para el trastorno. Otra investigación respaldada por el NINDS está dirigida a desarrollar métodos para reparar nervios dañados y restablecer el uso y fuerza completos de las áreas dañadas, y encontrar maneras de prevenir que se produzcan daños y lesiones nerviosas.
¿Dónde puedo encontrar más información? 
Para obtener información adicional sobre los programas investigación del NINDS, contacte a la Unidad de Recursos Neurológicos y Red de Información del Instituto (BRAIN por su sigla en inglés) en:
BRAIN
P.O. Box 5801
Bethesda, MD 20824
(800) 352-9424
http://www.ninds.nih.gov 

 Organizaciones:

National Organization for Rare Disorders (NORD)
55 Kenosia Avenue
Danbury, CT 06810
orphan@rarediseases.org
http://www.rarediseases.org Política externa del sitio Web
Tel: 203-744-0100 Voice Mail 800-999-NORD (6673)
Fax: 203-798-2291

 


Publicación de NIH 07-5114s

Preparado por:
Office of Communications and Public Liaison
National Institute of Neurological Disorders and Stroke
National Institutes of Health
Bethesda, MD 20892

El material del NINDS sobre la salud se ofrece solamente para propósitos informativos y no significa un endoso ni la posición oficial del Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares o de ninguna otra agencia federal. Cualquier recomendación sobre el tratamiento o cuidado de un paciente en particular debe obtenerse a través de una consulta con un médico que lo haya examinado o que esté familiarizado con el historial médico de dicho paciente.
Toda la información preparada por el NINDS es de dominio público y se puede reproducir libremente. Se agradece que se le dé el crédito correspondiente al NINDS o a los NIH.
Revisado diciembre 22, 2010


Parálisis de Bell

    
Es un trastorno del nervio que controla el movimiento de los músculos de la cara. Este nervio se denomina nervio facial o séptimo par craneal.
El daño a este nervio causa debilidad o parálisis de estos músculos. Párálisis significa que usted no puede usar los músculos en absoluto.
Causas La parálisis de Bell afecta a aproximadamente 30,000 a 40,000 personas cada año en los Estados Unidos.
Esto implica daño al séptimo par craneal (facial), el nervio que controla el movimiento de los músculos de la cara.
Se piensa que la parálisis de Bell se debe a la hinchazón (inflamación) de este nervio en el área donde atraviesa los huesos del cráneo.
La causa a menudo no es clara. Un tipo de infección por herpes llamada herpes zóster podría estar relacionada. Otras afecciones que pueden causar la parálisis de Bell abarcan:
Sintomas

Algunas veces, usted puede presentar un resfriado poco antes del comienzo de los síntomas de la parálisis de Bell.
Los síntomas con mayor frecuencia empiezan de manera repentina, pero pueden tardar de 2 a 3 días en aparecer y no se vuelven más graves después de ese tiempo.
Los síntomas casi siempre se presentan sólo de un lado de la cara y pueden ir de leves a graves.
Muchos pacientes sienten molestia por detrás del oído antes de que se note la debilidad. La cara se sentirá templada o estirada hacia un lado y puede lucir diferente. Otros síntomas pueden abarcar:
  • Dificultad para cerrar un ojo.
  • Dificultad para comer y beber; el alimento se sale por un lado de la boca.
  • Babeo debido a la falta de control sobre los músculos de la cara.
  • Descolgamiento de la cara, como el párpado o la comisura de la boca.
  • Problemas para sonreír, hacer muecas o hacer expresiones faciales.
  • Fasciculaciones o debilidad de los músculos en la cara.
Otros síntomas que pueden presentarse:
  • Resequedad de los ojos que puede llevar a úlceras o infecciones oculares
  • Boca seca
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida del sentido del gusto
  • Sonido que es más fuerte en un oído (hiperacusia)
  • Fasciculaciones en la cara
Pruebas y Examenes
A menudo, la parálisis de Bell se puede diagnosticar simplemente por la historia clínica y realizando un examen físico completo.
Se hará exámenes de sangre para buscar problemas médicos tales como la enfermedad de Lyme, que puede causar parálisis de Bell. 
Si su médico está preocupado porque sospecha que un tumor cerebral está causando los síntomas, se puede necesitar:
Algunas veces, se necesitará un examen para revisar los nervios que inervan los músculos de la cara:
Tratamiento
Con frecuencia, no se necesita ningún tratamiento. Los síntomas a menudo empiezan a mejorar inmediatamente. Sin embargo, pueden pasar semanas o incluso meses para que los músculos se fortalezcan, y esto puede ser frustrante.
El médico puede darle gotas para lubricar los ojos o ungüentos oculares para mantener la superficie del ojo húmeda en caso de que no pueda cerrarlo completamente. Tal vez necesite usar un parche para el ojo mientras duerme.
Algunas veces, se pueden usar medicamentos, pero no está claro cuánto ayudan. Si se emplean medicamentos, se deben empezar de inmediato.
  • Los corticoesteroides pueden reducir la hinchazón alrededor del nervio facial.
  • Los medicamentos pueden combatir el virus que puede estar causando la parálisis de Bell.
No se ha comprobado que la cirugía para aliviar la presión en el nervio (cirugía de descompresión) beneficie a la mayoría de las personas con parálisis de Bell.
Si tiene problemas para cerrar el ojo, tendrá que protegerlo de lesiones. Pídale consejos al doctor.
Expectativas y Pronostico
La mayoría de los casos desaparece completamente al cabo de unas pocas semanas o meses.
Si usted no perdió toda la función del nervio y los síntomas comienzan a mejorar al cabo de tres semanas, tiene más probabilidades de recuperar toda o la mayor parte de la fuerza en los músculos faciales.
Algunas veces, los siguientes síntomas aún pueden estar presentes.
  • Cambios prolongados en el sentido del gusto
  • Espasmos de músculos o párpados
  • Debilidad persistente en los músculos faciales
Posibles Complicaciones
La superficie ocular puede resecarse, lo que lleva a que se presenten úlceras o infecciones en los ojos, y pérdida de la visión.

Cuando contactar un profesional medico 
Consulte con el médico de inmediato si su cara se cuelga o tiene otros síntomas de la parálisis de Bell. El médico puede descartar otras afecciones más graves, como un accidente cerebrovascular.

Prevención 
No existe ninguna forma conocida de prevenir la parálisis de Bell.




Paralisis Facial de Bell "Parálisis facial; Parálisis facial periférica idiopática; Mononeuropatía craneal"



Paralisis Facial de Bell "Parálisis facial; Parálisis facial periférica idiopática; Mononeuropatía craneal"
VII Par Craneal (Nervio Facial) Paralisis Facial de Bell
Fuente: https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000773.htm



Referencias
Baugh RF, Basura GJ, Ishii LE, et al., American Academy of Otolaryngology -- Head and Neck Surgery. Clinical practice guideline: Bell's palsy. Otolaryngology - Head and Neck Surgery. 2013;149:S1-S27.

Gronseth GS, Paduga R. Evidence-based guideline update: Steroids and antivirals for Bell palsy. Neurology. 2012;79:1-5

McAllister K, Walker D, Donnan PT, Swan I. Surgical interventions for the early management of Bell's palsy. Cochrane Database Syst Rev. 2011 Feb 16;(2):CD007468.