Facebook Dr. Ramon Reyes Diaz, MD

DESFIBRILADORES TELEFUNKEN

DESFIBRILADORES TELEFUNKEN
DISTRIBUIDORES AUTORIZADOS

miércoles, 13 de julio de 2016

¿Cómo actuar en caso de accidente de moto?

¿Cómo actuar en caso de accidente de moto?

Ildefonso García. Ilustraciones: Fernando Ferreiro - 

La vida de un motorista accidentado puede depender de ti. Es importante saber cómo actuar en caso de presenciar un accidente y hay una máxima que no debes olvidar: proteger, alertar, socorrer.

Los primeros auxilios en carretera pueden ser vitales (en el sentido literal de la palabra) así que lo que vamos a comentar aquí no es una cuestión baladí. La asistencia a los heridos en carretera se resume en el protocolo PAS (Proteger, Alertar y Socorrer). Aunque parezca un contrasentido, si somos los primeros en llegar al lugar del accidente, lo primordial es protegernos a nosotros mismos. A partir de ahí vendrá todo lo demás.
Tendremos que asegurarnos que el lugar del accidente está bien señalizado y que ni la víctima ni los vehículos de la vía van a sufrir ningún otro percance. Utilizaremos todos los medios a nuestro alcance para señalizar el accidente: un casco en el suelo, un triángulo de aviso, etc. Una vez que los auxiliadores (nosotros) y la escena del accidente (las víctimas) están protegidos, pasaremos a realizar una rápida evaluación del suceso: lugar exacto, número de heridos, estado de los mismos, etc.
Cuando tengamos claro los hechos, pasaremos a llamar al 112 (Europa)  / "911" (EUA y otros paises). Se trata de un teléfono de emergencias europeo. Este número coordina ambulancias, bomberos y policía. Las llamadas son siempre gratuitas y el servicio funciona las 24 horas. La persona que atienda la llamada solo tendrá la información que nosotros le demos (Alertar), así que hay que realizar un esfuerzo para transmitirle con la mayor precisión posible lo que ha ocurrido.
Por último queda el paso de Socorrer. La regla de oro es la siguiente: no hagas daño. Si ves que la vida de la víctima no corre peligro y no tienes nociones de primeros auxilios, dedícate a tranquilizarla y no la toques. Ahora bien, si compruebas que no respira, no tiene pulso o sufre una hemorragia grave que podría costarle la vida, no queda más remedio que actuar.
El pulso lo podemos tomar en una de las arterias carótidas, derecha e izquierda, que discurren a ambos lados del cuello. Presionaremos ligeramente con los dedos índice y corazón. Si no hay latido, habrá que realizar un masaje cardíaco. Puede suceder que la víctima se esté ahogando con su propia lengua, por tanto le abriremos la boca y si comprobamos que es así, meteremos el índice en forma de gancho y liberaremos la vía respiratoria.
Si hay vómito, habrá que recostar hacia un lado al afectado, y no dejarlo boca arriba, pues en esta posición podría ahogarse. Nunca hay que darle agua a la víctima, pues podría
provocar un peligroso atragantamiento. En caso de una seria hemorragia habrá que taponar la herida e incluso elevar el miembro afectado. Si el accidentado se ha clavado, digamos, una rama de un árbol, no hay que intentar extraerla, sino estabilizar la herida para que el objeto no se mueva y cause mayor daño.
Estas líneas son unas meras normas básicas, que no pretenden ser, ni mucho menos, un tratado definitivo sobre primeros auxilios. Una cuestión «de vida o muerte», por lo que recomendamos hagas un curso sobre la materia. ¿Quién sabe? A lo mejor eres un ángel de la guarda y no lo sabes.
  1. Si el motorista está inconsciente se le retira el casco (solo si sabemos hacerlo y mejor entre varias personas).
  2. Desatamos la cincha del casco. Puede ocurrir que haya que cortarla. Siempre en caso extremo y lo mejor es manipular al menos dos personas.
  3. Desde atrás, de rodillas tras la víctima, se salva la nariz. Con absoluta suavidad, mejor entre dos personas y siempre en caso extremo: asfixia, etc.
  4. Mantener la cabeza absolutamente quieta, usando para ello la palma de la mano. Cuidado con que se golpee con el suelo.
  5. Apoyar con todo el cuidado del mundo la cabeza en el suelo. Abrir la boca y comprobar que no hay obstrucción en las vías aéreas.
  6. Comprobar que la víctima respira de manera normal. ¡El oxígeno es primordial para la vida!
Le hemos preguntado a Fernando Prados, Jefe del Departamento de Protección Civil-Samur, el protocolo de actuación básico en caso de tener que auxiliar a un motorista accidentado. Las preguntas podrían haber sido innumerables, así que por motivos de espacio hemos interrogado a nuestro especialista sobre las claves más importantes a la hora de socorrer a un accidentado. La conclusión es demoledora: en una charla de dos horas podemos aprender lo suficiente para salvar una vida.
¿Hay que tocar al herido o basta con llamar al 112?
«Tenemos que tener algunos conocimientos para hacerlo. Debemos tener en cuenta que hay partes óseas dentro de la columna vertebral, que pueden afectar al interior del conducto medular y a la médula. Tampoco debemos quitarle el casco si no sabemos. Es un procedimiento difícil y la movilidad del cuello se puede ver afectada».
¿Auxiliar a una persona es un deber ineludible?
«Socorrer a una persona es un acto de civismo, que va más allá de los conocimientos que tengas sobre primeros auxilios. Lo primero y fundamental es conseguir que no pase nada más. Eso ya es bastante. Ha sucedido que personas que han ido a auxiliar a las víctimas, luego ellas han sido arrolladas. Hay que asegurar la zona para que no ocurran más accidentes. La norma de oro es no hacer daño. Luego hay que realizar una valoración rápida de la escena, pues tendremos que dar la información de lo que ha ocurrido ¿Dónde estamos, qué es lo que ha sucedido, en qué situación nos encontramos, qué necesidades de servicio hay? Todo esto lo tendremos que comunicar al 112. La persona que recoge la llamada de auxilio solo va a saber lo que nosotros le digamos. Lo primero es proteger el escenario, es algo previo a lo demás y esencial. Asegurarnos que no se
va a producir otro accidente. Señalizar bien la zona, asegurarnos que no pase otro vehículo a alta velocidad. Que las personas que estén auxiliando a las víctimas se puedan mover sin riesgo. Es necesario garantizar la visibilidad de toda la escena. El héroe muerto no salva vidas».
¿Qué hacer en caso de una parada cardiorrespiratoria?
«En este situación, estamos hablando de unas circunstancias límites, si no lo remediamos, la persona fallecerá. En este caso extremo no tiene sentido el principio de no hacer daño, pues no vamos a poder empeorar su situación. La parada cardiorrespiratoria conduce a la muerte. Si la patología es grave, la presencia de un testigo que inicie las maniobras de rehabilitación va a suponer un gran bien. En caso, también, de que la vía aérea esté obstruida, la actuación de la persona que auxilia, si sabe hacerlo, puede
salvarle la vida al accidentado. En caso extremo de nada sirve el mejor servicio de emergencia si llega 10 ó 12 minutos después del accidente. Toda persona debería tener unos conocimientos básicos de qué hacer en caso de una parada cardiorespiratoria.
La eficacia de los servicios de emergencias es directamente proporcional a la preparación que tenga la ciudadanía. Una simple charla de concienciación, que no tiene que ser de más de dos horas, bastaría para saber enfrentarnos a una situación en la que la vida estuviese en peligro. No solo hay que saber conducir, sino también enfrentarse a un accidente».
¿Podemos ser perseguidos por empeorar la condición de un herido?
«Habría que demostrar que ha habido intención de hacer daño, tendría que ser una manifiesta negligencia. Cuando está en juego la vida de una persona, lo más importante es actuar. Si la víctima está mal herida, tenemos que actuar con conocimiento y sentido común, sabiendo que no vamos a hacer nada contra ella».
¿Qué medidas hay que tomar en caso una hemorragia seria?
«Hay que taponarla, generar presión para evitar que salga más sangre. Generar más presión que la de los vasos sanguíneos. También se puede apretar la arteria antes del lugar por donde mana la sangre. Se puede utilizar la gravedad, elevando más que el corazón la zona que está sangrando».
¿Se debería llevar un kit de primeros auxilios en la moto?
«Las tijeras para cortar la ropa y ver la zona afectada, las gafas o los guantes de látex van a hacer que nuestro trabajo sea más eficaz. No hay que olvidar que el kit de primeros auxilios nos puede ayudar a nosotros mismos, si nos hemos lesionado».
Además del clásico botiquín para la moto (vendas, guantes, esparadrapo, tijeras, etc.), te damos otros consejos que pueden ayudarte en caso de accidente. Ten en cuenta que cuanta más información puedas aportar, mejor. Algo básico es llevar en el móvil el contacto «Aa» (Avisar a…) seguido del nombre y el teléfono de la persona a la que contactar en caso de urgencia.
Por otra parte, ofrecer tu historial médico a los servicios de emergencia, nunca está de más. Son comunes las chapas o pulseras (mejor de colores llamativos) donde se indican datos personales, tipo de sangre, si eres alérgico o tienes alguna enfermedad. En moto la puedes llevar plastificada en el casco (hay modelos que reservan un espacio lateral para esto) o en la chaqueta, siempre será mejor que en alguna parte de la moto.
La tecnología también ayuda: hay pulseras USB donde está almacenado tu historial o pegatinas con códigos QR para poner en el casco desde el que se accede a tu ficha personal. En cualquier caso, conviene saber que los servicios médicos no se guían por esta información en transfusiones, siempre hay una analítica previa y en casos de emergencia extrema la sangre administrada sería de tipo O negativo, que es la del donante universal.
Relacionado: 


Control for the Injured Course "Stop The Bleed" / Control de Sangrados para el Herido By NAEMT.


Cortesía
EMS España / Emergency Medical Services en España @EMSESP

Follow me / INVITA A TUS AMIGOS A SEGUIRNOS
https://www.facebook.com/drramonreyesdiaz
Dr. Ramon Reyes Diaz, MD @drramonreyesdiaz