Facebook Dr. Ramon Reyes Diaz, MD

DESFIBRILADORES TELEFUNKEN

DESFIBRILADORES TELEFUNKEN
DISTRIBUIDORES AUTORIZADOS

viernes, 11 de marzo de 2016

Síndrome de la cola de caballo o cauda equina

Síndrome de la cola de caballo o cauda equina

video
Síndrome de la cola de caballo o cauda equina

El dolor de espalda es una queja común, pero cuando ocurre de repente y también incluye entumecimiento repentino en el área genital, dificultad para orinar, y debilidad en las piernas – se trata de una emergencia médica. El síndrome de la cola de caballo o cauda equina es causado a menudo por una gran hernia discal en la región lumbar, que comprime las raíces nerviosas en el extremo de la médula espinal. Estos nervios envían mensajes desde y hacia la vejiga, los intestinos y las piernas. Si ellos siguen exprimidos por mucho tiempo, se puede producir un daño irreversible. La cirugía inmediata para aliviar la presión puede prevenir un daño permanente y restaurar la vejiga y la función intestinal.



¿Qué es el síndrome de la cola de caballo o cauda equina?

El síndrome de cauda equina es una enfermedad poco frecuente, pero tiene consecuencias graves si no se trata rápidamente. Con mayor frecuencia se debe a una gran hernia discal en la región lumbar, que comprime las raíces nerviosas en el extremo de la médula espinal (figura 1). Estas raíces nerviosas se agrupan y se asemejan a la cola de un caballo. Esta es la forma en que recibe su nombre. Cauda equina significa “cola de caballo” en latín.

A diferencia de la mayoría de los problemas de espalda que son de larga data o crónica, la cola de caballo es un evento agudo, como un derrame cerebral o un ataque al corazón. Con mayor frecuencia se desarrolla rápidamente, dentro de tan sólo 6 a 10 horas. Los síntomas clásicos son dolor de espalda, junto con la aparición repentina de entumecimiento en el área genital y retención urinaria repentina, son signos de una emergencia médica. Aliviar la compresión de manera rápida puede determinar si el paciente reanuda una vida normal o vive con la incontinencia y parálisis de las piernas.

Con menos frecuencia, en personas con problemas de espalda recurrentes, la cola de caballo puede aparecer de manera gradual, con una progresión lenta de los síntomas urinarios. Debido a que el síndrome de la cola de caballo es un trastorno de los nervios que controlan la vejiga, los síntomas pueden ser similares a los causados por problemas de la vejiga o de la próstata.

Síndrome de la cola de caballo síntomas

Los síntomas de la compresión de la cola de caballo incluyen problemas con la vejiga, el intestino o la función sexual, dificultad para orinar (retención) o problemas para contenerlos (incontinencia). La mayoría de las personas tienen dolor agudo en la espalda baja y los glúteos, así como entumecimiento y hormigueo en la “zona de la silla de montar” (las zonas rectal y genital y los muslos internos). El dolor puede viajar en la parte posterior del muslo, más allá de la rodilla, la pantorrilla y el pie (ciática). Un individuo puede experimentar debilidad o parálisis en la pierna o el pie, especialmente al levantarse de una silla. Debilidad en las piernas y pérdida extrema de la vejiga o la función intestinal son signos de una emergencia; si esto ha ocurrido, busca ayuda médica de inmediato.


Síndrome de la cola de caballo o cauda equina
Síndrome de la cola de caballo o cauda equina


¿Cuáles son las causas?

Una hernia de disco puede causar el síndrome de cauda equina. Durante una hernia, el centro gelatinoso de un disco espinal puede sobresalir o romperse a través de un área débil en la pared del disco y comprimir los nervios. En la mayoría de los casos, la hernia de disco se produce en los discos L4-5 o L5-S1 en la columna lumbar. Una lesión deportiva, una caída o un accidente de coche pueden fracturar la columna vertebral o desgarrar un músculo y dañar los nervios. Otras causas incluyen el estrechamiento del canal espinal (estenosis), un tumor, una infección o una hemorragia.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

Un examen médico cuidadoso puede confirmar o descartar un diagnóstico de sospecha de la cola de caballo. La evaluación incluye una historia clínica y examen físico. Una pérdida de la sensibilidad en la zona anal es una conclusión clara. Un paciente que se queja de debilidad severa en las piernas, entumecimiento en el área genital, o pérdida de la función de la vejiga o el intestino se someterá a una resonancia magnética para revelar el grado en que la hernia está comprimiendo los nervios espinales. El médico también puede ordenar una tomografía computarizada o una mielografía.



Tratamiento quirurgico sindrome de la cola de caballo

Para un paciente con síndrome de cauda equina aguda, la cirugía con probabilidad una necesidad urgente. El objetivo es aliviar la presión sobre los nervios espinales para restablecer la función muscular y la sensación de la vejiga, los intestinos y las piernas. Dependiendo de la causa, una de las siguientes cirugías se puede realizar:

Discectomía: para una hernia de disco elimina la porción del disco que está comprimiendo los nervios. El cirujano hace una pequeña incisión en el centro de la espalda. Los músculos de la columna vertebral se mueven a un lado para dejar al descubierto la vértebra ósea. Una ventana del hueso se retira para exponer la raíz del nervio y el disco. La porción del disco roto que comprime los nervios espinales se retira cuidadosamente.
Descompresión espinal para la estenosis: elimina los espolones óseos y ligamentos que comprimen los nervios. Una pequeña incisión en la parte posterior. El cirujano extirpa el hueso que forma el techo del canal espinal. A continuación, se extraen tejidos suaves y hueso para crear más espacio para los nervios. Los tumores y otras lesiones también pueden ser quitados.
Los ensayos clínicos

Los ensayos clínicos son estudios de investigación en el que los nuevos tratamientos – drogas, diagnósticos, procedimientos y otras terapias se ponen a prueba en las personas para ver si son seguros y efectivos. La investigación siempre se lleva a cabo para mejorar el estándar de atención médica. La información sobre ensayos clínicos actuales, incluyendo la elegibilidad, protocolo y lugares, se encuentran en la web. Los estudios pueden ser patrocinados por los Institutos Nacionales de Salud, así como la industria privada y las compañías farmacéuticas.

Sindrome de cola de caballo secuelas y postoperatorio

Algunas funciones de la vejiga y el intestino son automáticos, pero aquellos bajo control voluntario se pueden perder si tienes el síndrome de cauda equina. Esto significa que puedes no saber cuando tienes necesidad de orinar o defecar, o es posible que tengas dificultades para hacerlo.

La recuperación del síndrome de la cola de caballo depende de la gravedad de los síntomas y la duración de los nervios comprimidos antes de que la cirugía se realizara. La posibilidad de recuperación completa para aquellos que tienen retención urinaria es menor [1,2]:

De los que han experimentado entumecimiento y hormigueo en la zona genital (CES incompleta), el 90% recuperó la vejiga normal, el intestino y la función sexual.

De las personas que sufren de retención de la vejiga (CES completa), el 20% puede tener incontinencia permanente y pérdida de la sensibilidad en el área pélvica.

Los problemas residuales después de la cirugía puede tomar algunos meses para resolverse. Pueden ser necesarios métodos de rehabilitación, como el re-entrenamiento de la vejiga.

Las personas que sufren lesiones permanentes se enfrentarán a retos en sus vidas diarias. Los fisioterapeutas pueden ayudar a aprender importantes habilidades de cuidado personal, incluyendo la auto-cateterización, manejo del estrés y técnicas de relajación. La asistencia adicional puede ser proporcionada por un trabajador social, un grupo de apoyo, un terapeuta sexual o un psiquiatra (para la depresión).

En raras ocasiones, se puede producir la parálisis de las piernas.


Fuente: Columnavertebral.net