Facebook Dr. Ramon Reyes Diaz, MD

DESFIBRILADORES TELEFUNKEN

DESFIBRILADORES TELEFUNKEN
DISTRIBUIDORES AUTORIZADOS

martes, 29 de septiembre de 2015

Mayoría de jóvenes tiene accidentes estando ebrios "Rep. Dominicana 1er país del mundo en muertes por accidentes de trafico"

Mayoría de jóvenes tiene accidentes estando ebrios
 "Rep. Dominicana 1er país del mundo en muertes por accidentes de trafico"
1er SIMPOSIUM INTERNACIONAL DE TRAUMA 2015
13-14 y 15 de Diciembre 2015
Santo Domingo, DN. Rep. Dominicana
La Vega, Rep. Dominicana
Comité de Trauma Colegio Dominicano de Cirujanos


REPORTAJE

Mayoría de jóvenes tiene accidentes estando ebrios

EL TOTAL DE FALLECIDOS Y LESIONADOS LLEGÓ A 12,007 EN EL AÑO 2014, Y CADA AÑO ESAS CIFRAS CONTINÚAN AUMENTANDO, SEGÚN DATOS OFRECIDOS POR LA OFICINA NACIONAL DE ESTADÍSTICAS


Rossbell de la Rosa
Santo Domingo
Es fin de semana y, al entrar la noche, la emergencia del hospital Darío Contreras empieza a tener un movimiento que rompe con lo habitual. La llegada de accidentados, en su mayoría jóvenes menores de 25 años, activa al personal médico y de enfermería.
Las emergencias llegan de todas partes a este centro especializado en traumatología y recién reconstruido por el gobierno con una inversión de unos RD$1,600 millones, como es el caso de un joven 21 años de edad, quien llegó al nosocomio con traumas debido a un accidente ocurrido en la avenida 25 de Febrero de Santo Domingo Este y un adolescente en similar condición desde la autopista Duarte.
Para las 10:00 de la noche la sala de emergencia ya luce congestionada, con al menos siete jóvenes recibiendo asistencia a causa de accidentes de tránsito.
Reporteros de LISTÍN DIARIO estuvieron una noche en el centro asistencial y pudieron constatar que el mayor número de accidentados son conductores de motocicletas.
Un detonante de estos accidentes es la ingesta de bebidas alcohólicas, aunque no existe ningún mecanismo para determinar si ha sido la causa directa del suceso.
En el Darío Contreras, al igual que en el hospital Ney Arias Lora, también especializado en traumatología, se pudo constatar que a la hora de llegar un paciente no se le hace una prueba de alcohol. No existe ningún parámetro para saber por qué causa llegó, pues en ambos centros asistenciales no se registra ese aspecto.
El experto en seguridad vial, ingeniero Mario Holguín, indica que la Ley 241 sobre Tránsito Terrestre prohíbe la ingesta de alcohol mientras se conduce.
Se puede comprobar el grado de intoxicación de los pacientes mediante las pruebas por alcoholímetros y de sangre.
Holguín, quien preside la Fundación Red de la Dignidad (FundaRed), una institución que promueve la seguridad vial, refirió que 47% de los datos que recoge la Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet) en los lugares donde ocurren accidentes son incompletos.
Consideró que hace falta un observatorio que permita coordinar con las diversas instituciones que recogen datos de accidentes a escala nacional, para contar con un registro apropiado de estos eventos y tenerlos a la mano al momento de diseñar políticas preventivas.
Citó que en diciembre del año pasado ocurrió un accidente en el puente Golden Gate, en California, Estados Unidos, y la institución que se encarga de recolectar las informaciones lo primero que realizó fue una investigación para determinar por qué murió uno de los involucrados.
El experto refirió que en los 71 años de existencia del puente habían muerto 36 personas y, fruto de los datos que fueron recopilando, se determinó que la mayoría de los vehículos chocaban de frente, lo que llevó a las autoridades a colocar un muro para separar carriles en la estructura y de esa manera bajó el número de accidentes.
“Esto deja dicho que si existe una institución que maneja la política de seguridad vial se puede lograr controlar el número de víctimas fatales en algunas zonas específicas, teniendo autoridad necesaria para la construcción de la obra. Al país le hace falta una institución como esta”, añadió.
Hospitales
Según datos sobre los accidentes de tránsito de los últimos siete meses, en el hospital traumatológico Ney Arias Lora se han registrado 5,542 atenciones de emergencias por esta causa, en su mayoría a conductores de motocicletas, con un total de 193 fallecidos.
El médico de Emergencia en ese centro, David González Sapej, explicó que a la hora de llegar un paciente no se le hace ningún tipo de estudio para determinar el nivel de alcohol que éste ha ingerido. “Se sabe si han ingerido alcohol por el aliento y por lo que informan sus familiares”, agregó.
El especialista reveló que en este centro traumatológico 80% de los accidentados regularmente oscilan entre 15 y 25 años de edad, además de que en la mayoría de las veces las personas que llegan alcoholizadas han utilizado alguna otra sustancia ilícita.
Mientras, el director del hospital Darío Contreras, Gabriel de Jesús Aponte, dijo que “día tras día este hospital recibe de 60 a 70 personas por accidentes de tránsito, de los que 90% son jóvenes menores de 30 años. De estos, en el 65% la causa principal del accidente es por ingesta de alcohol”, pese a que aclara que no son sometidos a esa prueba porque “no existe ese protocolo”, a su juicio una de las debilidades de la ley de tránsito.
Desde la reapertura del centro en marzo de este año hasta la fecha, se han registrado 37 muertes por accidentes de tránsito en el Darío Contreras.
La mayoría de los accidentados que son atendidos en ambos centros provienen del Gran Santo Domingo, especialmente con fracturas abiertas de las piernas y traumas cerebrales.
Un 53% son conductores de motocicleta y 47% de otro tipo de vehículos.
Las vías de la muerte
En el 2012 se realizó un estudio que arrojó que República Dominicana tiene 182 tramos peligrosos que suman 4,000 kilómetros.
Holguín sugiere realizar una auditoría de seguridad vial que vaya más allá de los decesos y que permita determinar científicamente qué provocó el accidente, las condiciones de las carreteras, horas en que ocurren con más frecuencia los eventos y peligrosidad de algunos tramos.
Criticó que en los fines de semana largos se levante la restricción para el consumo de alcohol, lo que aumenta el número de víctimas.
Estadísticas mundiales
En 2007, en Ginebra, Suiza, re realizó un estudio sobre el impacto de los accidentes en los jóvenes a escala mundial. A raíz de la investigación se produjo la Declaración de los Jóvenes sobre Seguridad Vial para llamar la atención de que los traumatismos causados por accidentes de tránsito son la segunda causa de muerte, en orden de importancia, de los jóvenes de 10 a 24 años de edad.
De los 1,2 millones de personas que anualmente pierden la vida en accidentes de tráfico, casi la tercera parte son jóvenes menores de 25 años. Más del 90% de los accidentes mortales ocurren en países de ingresos bajos y medianos.   
DEBILIDADES DE LA LEY DE TRÁNSITO 241  
Para Holguín, otra de las debilidades de la ley es el bajo monto por infracciones cuando se conduce bajo los efectos del alcohol –apenas 1,667 pesoscantidad que casi nunca se paga, aunque quede vivo el conductor.
La ley dominicana es bastante permisiva porque ni siquiera contempla que el pasajero de motocicleta deba llevar su casco, y lo mismo pasa con el cinturón de seguridad, el cual solo es obligatorio para los pasajeros delanteros, pero no para los de atrás. Sin embargo los pasajeros de atrás, está comprobado que a la hora de un siniestro resultan ser los más afectados.
Consideró que en el país existe un subregistro al momento de cuantificar los accidentes de tránsito, ya que Amet el año pasado determinó que hubo 1,855 víctimas fatales, pero también otras instituciones manejan cifras diferentes.
Otro aspecto que incide en el subregistro, precisa Holguín, es que las personas que no fallecen al instante quedan fuera de las estadísticas por accidentes. “Los que fallecen antes de los 30 días deberían contabilizarse. Si murieron 1,855 al instante, no se puede calcular la tasa de mortalidad hasta los 30 días de ocurrencia del accidente. A los 1,855 que murieron al instante debe agregárseles alrededor de 2,000 que son los que ocurren después”, dijo.