We Support The Free Share of the Medical Information

TACTICAL MEDICINE TACMED España

TACTICAL MEDICINE TACMED España
by EMS SOLUTIONS INTERNATIONAL

NIVEL DE ALERTA ANITERRORISTA, España

Facebook EMS SOLUTIONS INTERNATIONAL

miércoles, 29 de abril de 2015

Cursos B-Con "Control de Sangrados en el Herido" & RCP Pro de la ASHI Acreditaciones Internacionales en Galicia 2015. Avalado por Emergency Educational Institute de los Estados Unidos

El retorno del torniquete. Lo que aprendimos de la guerra llevó a vidas salvadas en Boston

Una década después de la invasión de Irak, parece bastante claro que las aventuras militares que siguieron allí y en Afganistán han hecho más daño que bien. Miles de millones de dólares se gastaron miles de vidas perdidas, y dos regiones son ahora más estable que cuando llegamos.Pero la tragedia de ayer en Boston nos ha dado una razón para estar agradecido: el torniquete.Después de dos bombas de cocina estresantes enviados metralla a través de la multitud en la línea de muy acabado maratón como los IED que se han cobrado tantas vidas de los soldados-se habló mucho de las extremidades perdidas.Un día después de los ataques, sin embargo, sólo unos cuantos habían en realidad sido amputada: cuatro en el Hospital General de Massachusetts, cinco en el Boston Medical Center, y uno en el Hospital Brigham y de la Mujer. El recuento total de víctimas fue aún menor, a sólo tres muertes hasta el momento. Los que sobrevivieron podría tener torniquetes de agradecimiento: Los informes indican que los socorristas utilizaron cinturones, cuerdas de seguridad, arrancaron la ropa y la ropa incluso estrenar para unir las heridas de las víctimas de explosiones.Hace sólo unas semanas, un grupo de funcionarios de la FBI, Colegio Americano de Cirujanos, y la policía y las organizaciones de bomberos publicó el "Consenso de Hartford" en la forma de responder a los incidentes con víctimas masivas, como el tiroteo en Newtown, Connecticut. Su conclusión principal: La primera causa de muerte prevenible en estas situaciones es la pérdida de sangre, y la mejor manera de detener la pérdida de sangre es aplicar correctamente un torniquete.Usted no pensaría ese hecho tendría reiteración. Pero torniquetes pasó de moda hace mucho tiempo, y sólo recientemente han hecho una reaparición. De acuerdo con la American Journal of Surgery, fueron prohibidas en la práctica después de la Segunda Guerra Mundial, cuando chapuza aplicaciones bandas atadas con demasiada fuerza o demasiado sueltas llevado a más muertes y extremidades perdidas, no menos. Los torniquetes fueron utilizadas sólo ocasionalmente en las guerras de Corea y Vietnam; Estudios posteriores demostraron que podían haber evitado entre siete y 19 por ciento de las muertes en Vietnam.El ejército comenzó a entrar en razón sobre torniquetes en la década de 1990, cuando las fuerzas especiales en Somalia encontró que los utilicen correctamente salvó varias vidas. Por último, en 2003, los nuevos diseños de torniquete fueron probados para operaciones de combate en Irak y recomendados para una cuestión común a los soldados. Un estudio de 2008 de un hospital de Bagdad encontró que la tasa de supervivencia con el uso del torniquete fue del 87 por ciento.Ahora, torniquetes están haciendo poco a poco su camino de regreso a la medicina de emergencia civil también. Director médico de la Clínica Mayo Trauma Center Donald Jenkins, quien se retiró de una carrera de 24 años en la Fuerza Aérea en 2008 y ahora dirige el Instituto Nacional de Trauma, estima que un poco más de la mitad de las ambulancias llevan ahora torniquetes y debidamente capacitar al personal para utilizarlos."Después de décadas de predicando que torniquetes son malos, se podía ver cómo iba a tomar tiempo para que algo como esto a hundirse", dice Jenkins. "Los torniquetes salvaron vidas en este bombardeo de Boston, y va a aumentar el uso de ellos en otros lugares."Como suele suceder, los investigadores del Centro Médico de Boston ya habían tomado nota de la marea girando hacia torniquete en el campo de batalla, y llevó a cabo un estudio sobre las víctimas del tiroteo de civiles entre 1999 y 2006 que llegaron a una conclusión similar: Cuando se utiliza correctamente, torniquetes de trabajo, y más socorristas deberían utilizarlos. El autor del estudio, Jeffrey Kalish, dice que muchas ambulancias locales al menos llevan un tubo de goma para ese propósito.


 Ni Boston Medical Center en Boston, ni servicios médicos de emergencia han respondido a las preguntas sobre cómo se utilizaron los torniquetes después de los atentados de maratón, así que todavía no pueden confirmar su eficacia. No sería la primera vez, sin embargo, que el asesinato en el extranjero ha salvado vidas en casa: los avances médicos en tiempos de guerra se han traducido siempre en la vida civil (centros de trauma completo de especialistas comenzaron a establecerse en las ciudades, por ejemplo, después de que habían trabajado a gran efecto en Vietnam). Últimos conflictos de Estados Unidos también se han mejorado las técnicas para reparar los tejidos y nervios que han impedido que las amputaciones en los quirófanos de todo el país.Ese tipo de financiación de la investigación tiende a secarse cuando los soldados regresan a casa. Sin embargo, cientos de miles de personas mueren a causa de las lesiones traumáticas cada año, y Jenkins dice que enormes brechas aún permanecen en nuestro conocimiento de cómo tratarlos. El Instituto Nacional de Trauma ha estado haciendo campaña para obtener más dinero a la investigación del trauma, que no telar tan grande en la conciencia pública como muchas enfermedades hacen."Hemos gastado millones sobre el VIH / SIDA y el cáncer de mama, y ​​estamos viendo las tasas de supervivencia no se puede creer. La gente está sobreviviendo a mucho mayores extensiones de hoy porque tenemos centros de accidente cerebrovascular y coronaria que han demostrado a través de estudios clínicos aleatorizados lo que funciona" Jenkins dice. "Eso es todo lo que espera para suceder en el trauma. Usted puede resolver el problema, y ​​podemos aprender mucho, sólo tenemos que aplicar los recursos para hacerlo. Simplemente no podemos conseguir la atención de cualquiera que este es un problema enorme."Quizás Boston creará ese tipo de atención. Actos internos de violencia masiva parecen ser la amenaza de esta década, después de todo, y que no deberían tener una guerra para detener la hemorragia.
Curso Reanimación Cardio-Pulmonar Pro de la ASHI 
Certificación Internacional siguiendo los lineamientos del ILCOR-American Heart Association y European Resucitation Council en Galicia España
Junio 2015
+ Información y teléfonos de contacto
desaformacion@gmail.com
697176216 Ismael
617080445 Laura


 RCP Pro de la ASHI Acreditaciones Internacionales en Galicia 2015

Mejorando la supervivencia en Incidentes con Tiradores Activos (B-Con Course) Curso Control de Sangrados en el Herido

(Active Shooter Events): El Consenso Hartford

Comité Conjunto para Crear una Política Nacional para Mejorar la Supervivencia en
Incidentes De Múltiples Víctimas en Tiroteos
Hartford, CT 2 de Abril de 2013
  • Dr. Lenworth Jacobs, Hartford Hospital, Board of Regents, American College of Surgeons
  • Dr. Norman McSwain, Medical Director, Prehospital Trauma Life Support
  • Dr. Michael Rotondo, Chair, American College of Surgeons Committee on Trauma
  • Dr. David Wade, Chief Medical Officer, FBI
  • Dr. William Fabbri, Medical Director, Emergency Medical Support Program, FBI
  • Dr. Alexander Eastman, Major Cities Chiefs Association (Lt. Dallas Police Department)
  • Dr. Frank Butler, Chairman, Committee on Tactical Combat Casualty Care
  • John Sinclair, International Director and Immediate Past Chair International Association of Fire Chiefs- EMS Section (Fire Chief, Kittitas Valley Fire and Rescue)
Introducción
Los recientes sucesos de múltiples víctimas en tiroteos ocurridos en América han tenido un
profundo efecto en todos los sectores de la sociedad. Las comunidades médicas, de las
Fuerzas de Seguridad, de rescate/bomberos y de los SEM han sentido la necesidad de dar
respuestas. Es importante que estos esfuerzos se realicen de manera coordinada para crear
políticas que puedan mejorar la supervivencia de las víctimas producidas en estos
incidentes. Tales políticas deben proporcionar una aproximación sincronizada entre las
múltiples agencias que se encuentre inmediatamente disponible para las comunidades
afectadas por dichas tragedias.
El Colegio Americano de Cirujanos y el Federal Bureau of Investigation (FBI) han
colaborado conjuntamente para proporcionar altos representantes de todas las disciplinas
anteriormente mencionadas, para elaborar un documento que estimule el debate y en última
instancia conduzca a estrategias para mejorar la supervivencia de las víctimas. La
conferencia de un día de duración, el 2 de Abril de 2013 en Hartford, Connecticut, recibió
contribuciones de expertos médicos, de las Fuerzas de Seguridad, de
bomberos/rescatadores, de primeros intervinientes del SEM y de militares. La conferencia
consistió en actualizaciones de datos y evidencias extraídos de experiencias civiles y
militares recientes y, fue sensible al papel desempeñado por múltiples agencias que
participaron en incidentes de múltiples víctimas por tiroteo. La reunión, conocida como
Conferencia del Consenso Hartford (Hartford Consensus Conference), generó un
documento conceptual titulado “Mejora de la Supervivencia en Incidentes de Tiradores
Activos” (“Improving Survival from Active Shooter Events.”) El propósito de este
documento es promover las políticas locales, estatales y nacionales para mejorar la
supervivencia en estas situaciones poco comunes, pero terroríficas. Este ensayo corto
describe métodos para minimizar la pérdida de vidas humanas en estos terribles incidentes.
Planteamiento del Problema
Los incidentes de tiradores activos/múltiples víctimas son una realidad en la vida actual
americana. A medida que nuestra experiencia en este tipo de eventos se va acumulando, va
quedando claro que las respuestas tradicionales por parte de las Fuerzas de Seguridad,
bomberos/rescatadores y SEM no están adecuadamente alineadas para maximizar la
supervivencia de las víctimas.
Control Precoz de la Hemorragia para Mejorar la Supervivencia
Históricamente, la respuesta a los tiroteos ha consistido en una operación segmentada y
secuencial de seguridad pública, con la priorización de la seguridad como uno de los
objetivos de las Fuerzas de Seguridad (detener el tiroteo), seguido por el resto de medidas
de respuesta y recuperación. A medida que evolucionamos, las acciones iniciales para el
control de la hemorragia deben formar parte de la respuesta de las Fuerzas de Seguridad y,
los conocimientos para el control de la hemorragia, tienen que ser una parte central de sus
habilidades. Maximizar la supervivencia implica un sistema actualizado e integrado que
pueda alcanzar múltiples objetivos de forma simultánea.
Las lesiones de riesgo vital en incidentes con tiradores activos, como los producidos en Fort
Hood, Tucson y en Aurora, son similares a las que nos podemos encontrar en combate. La
experiencia militar nos ha enseñado que la causa principal de muerte evitable en una
víctima con trauma penetrante es la hemorragia. Los programas Tactical Combat Casualty
Care (TCCC), cuando son implementados con un apoyo sólido de los jefes, han producido
una reducción drástica de las muertes evitables. Reconociendo que los incidentes con
tiradores activos pueden ocurrir en cualquier comunidad, el Consenso Hartford anima al uso
de las técnicas y equipos existentes, validados por más de una década de evidencia clínica
bien documentada.
El Consenso Hartford recomienda que una respuesta integrada para tirador activo debe
incluir las acciones críticas contenidas en el acrónimo THREAT:
1. Eliminar la amenaza (Threat suppression)
2. Control del la Hemorragia (Hemorrhage control)
3. Extracción Rápida a zona segura (Rapid Extrication to safety)
4. Evaluación por personal sanitario (Assessment by medical providers)
5. Traslado para el tratamiento definitivo (Transport to definitive care)
Mientras que algunos pueden considerar añadir habilidades para el control de la hemorragia
como otro requisito en la formación en tiempos de recursos económicos limitados, los
conceptos son simples, probados y relativamente económicos; ya han sido adoptadas como
la mejor práctica por muchas agencias de las fuerzas de seguridad. La mejor forma de
controlar la hemorragia exanguinante por lesiones en extremidades se consigue mediante el
uso de torniquetes, mientras que la mejor forma de controlar la hemorragia interna
producida por heridas penetrantes en el tórax y el tronco se consigue mediante el traslado
rápido al hospital. Una respuesta óptima a un suceso con tirador activo incluye la
identificación y la enseñanza de conjuntos de habilidades apropiados a cada nivel de
respuesta, sin tener en cuenta la afiliación de las Fuerzas de Seguridad o de los
bomberos/rescatadores/SEM. El algoritmo THREAT incorpora los conceptos probados de
autoayuda y de ayuda por el compañero (self-care and buddy-care).
Respuesta Integrada
La asistencia a las víctimas es una responsabilidad compartida por las Fuerzas de
Seguridad, bomberos/rescatadores, y SEM. Los resultados óptimos dependen de la
comunicación entre el personal de seguridad pública. La respuesta a un incidente con
tirador activo es un proceso que requiere la coordinación entre las Fuerzas de Seguridad y el
personal sanitario/de evacuación. Dicha coordinación incluye:
 Definiciones compartidas de términos empleados en incidentes con heridos en
tiroteos.
 Desarrollo conjunto de protocolos locales para la respuesta a incidentes con
tiradores activos.
 Prioridad de la inclusión de incidentes con tiradores activos en el entrenamiento y
simulacros para mejorar la familiarización con los protocolos conjuntos
desarrollados.
Conclusión
El Consenso Hartford busca mejorar la supervivencia en los incidentes con tiradores
activos. El uso del algoritmo THREAT y una mejor respuesta integrada por parte de las
Fuerzas de Seguridad, bombeos/rescatadores y SEM, ofrecen a las comunidades un
mecanismo para minimizar la pérdida de vidas humanas en estos incidentes.

Curso Internacional Reanimación Cardiopulmonar para Profesionales CPR Pro de la ASHI