Facebook Dr. Ramon Reyes Diaz, MD

DESFIBRILADORES TELEFUNKEN

DESFIBRILADORES TELEFUNKEN
DISTRIBUIDORES AUTORIZADOS

miércoles, 25 de febrero de 2015

Catéteres periféricos cada 96 horas en lugar de cada 72 es seguro y ahorra costes lo demuestra un estudio hecho por enfermeros

Catéteres periféricos cada 96 horas en lugar de cada 72 es seguro y ahorra costes
lo demuestra un estudio hecho por enfermeros

Fuente

El estudio COSMOS1, llevado a cabo por enfermeros del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, revela que reemplazar los catéteres periféricos convencionales cada 96 horas –y cada 144 los sistemas cerrados integrados- no conlleva más riesgo de infección. El trabajo, que se publicará previsiblemente en el próximo número de la prestigiosa revista “Journal of Hospital Infection”, arroja otras conclusiones de gran trascendencia en el contexto actual, como que se podrían reducir el número de catéteres usados cada año en un 36 por ciento.
“Sólo en un gran hospital como es el Clínico San Carlos de Madrid, el ahorro estimado es de 780.000 euros anuales no sólo en catéteres, sino también en apósitos, conectores, etcétera”, explica Juan Luis González López, coordinador de recursos materiales del centro sanitario y profesor asociado del Departamento de Enfermería de la Universidad Complutense. “La trascendencia de esta investigación –añade- radica en que la literatura científica no contaba con apenas evidencias en este campo y ningún estudio había analizado hasta ahora cuál puede ser el tiempo de permanencia real del catéter en el paciente. Tampoco se habían incluido en ningún trabajo los catéteres provistos de un sistema cerrado integrado (Nexiva®)”.
Tras registrar más de 100.000 horas/catéter de 1.199 catéteres periféricos en 642 pacientes, las conclusiones son que podría ampliarse el intervalo de sustitución de las 72 horas que marcan los protocolos internacionales actuales a 96 horas. Por su parte, los sistemas cerrados podrían permanecer hasta 144 horas sin aumentar el riesgo del paciente y con un importante ahorro de costes y residuos biológicos. Los organismos internacionales deben ahora valorar si el estudio COSMOS puede llevar a un cambio en los protocolos con el fin de hacer un uso más racional y adecuado del material sanitario.
Por otra parte, otra de las novedades de esta pionera investigación es que compara los sistemas habituales abiertos con los cerrados. “En este sentido, observamos que, aunque la tasa de infección es la misma en ambos casos, cerrar los sistemas reduce el riesgo relativo de contraer infección y también se reducen significativamente, en un 29 por ciento, las tasas de flebitis y demás complicaciones relacionadas con el uso de catéteres periféricos”, afirma González López.
Enfermeros investigadores
El estudio ha contado con participación médica y de 126 enfermeras como investigadoras de campo y 123 auxiliares de enfermería como colaboradoras. Además del autor principal, firman el estudio Ana Arribi Vilela, jefa de Sección de Microbiología Clínica; la directora de Enfermería, Encarnación Fernández del Palacio y los supervisores Javier Olivares Corral, Carmen Benedito Martí y Pilar Herrera Portal.
Juan Luis González López valora el mérito de la publicación de un estudio enfermero en una revista científica de relevancia. “Va a abrir muchas puerta a la investigación enfermera, al menos en este campo”, asegura.
David Ruipérez

1. Descargue el estudio COSMOS
Descargar archivos adjuntos: