AUTISMO TEA PDF

AUTISMO TEA PDF
TRASTORNO ESPECTRO AUTISMO y URGENCIAS PDF

ULTIMO SOBRE 2019-nCoV

ULTIMO SOBRE 2019-nCoV
CORONAVIRUS covid-19

VISITAS RECIENTES

We Support The Free Share of the Medical Information

EMS SOLUTIONS INTERNATIONAL

Facebook Dr. Ramon Reyes, MD

6 años con el Sello HONcode

6 años con el Sello HONcode
Health on the Net

Nota Importante

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en el blog EMS Solutions International está editada y elaborada por profesionales de la salud. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario. by Dr. Ramon REYES, MD

miércoles, 6 de mayo de 2020

El 78% de los niños que va a Urgencias tras un accidente con la bicicleta no lleva casco. España

El Ciclista seguro: Uso de bicicleta y casco by DGT.es


enlace para DESCARGAR pdf 

 
Un 20% de los fallecidos en accidente entre 10 y 14 años iba sin casco en la bicicleta, España


Un 20% de los fallecidos en accidente entre 10 y 14 años iba sin casco en la bicicleta

 El uso del casco al montar en bicicleta reduce el riesgo de lesión craneal y cerebral en hasta en un 90% y el riesgo de fallecimiento en un 26%. La Asociación Española de Pediatría (AEP) ha dado a conocer una serie de consejos específicos sobre su utilización entre menores.

Todo esto ha cambiado a partir de la entrada en vigencia de la nueva ley 




Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones Infantiles
Más del 70% de los niños con edades comprendidas entre los 5 y 14 años montan en bicicleta. Esta actividad, aunque supone un medio popular de transporte y una actividad deportiva recomendable, no está exenta de riesgos.
En España, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), aproximadamente un 20% de los fallecidos en accidente de tráfico entre 10 y 14 años eran usuarios de bicicleta. Las lesiones en la cabeza fueron la causa principal de fallecimiento. 
El uso del casco en bicicleta puede prevenir o reducir el riesgo de sufrir lesiones graves de cabeza, incluso cuando la causa del accidente es una colisión con un automóvil. La capacidad protectora del casco se basa en absorber parte de la energía y distribuir el pico máximo de energía del golpe sobre una superficie mayor, y aumentar el tiempo de transferencia.
A través de estudios realizados al respecto, se estima que el uso correcto del casco en la bicicleta reduce el riesgo de lesión craneal y cerebral en un 63-88%, y el riesgo de fallecimiento es un 26% menor. Pese a ello, la gran mayoría de los usuarios de bicicletas, incluidos niños, no utilizan el casco, o lo usan de manera inadecuada.
Como reconoce la Ley 43/1999 de 25 de noviembre 1999 sobre adaptación de las normas de circulación a la práctica del ciclismo (BOE, 283 del 26 de noviembre 1999), “Los conductores y, en su caso, los ocupantes de bicicletas estarán obligados a utilizar el casco de protección en las vías interurbanas bajo las condiciones que reglamentariamente se establezcan.”  Esta normativa solo se puede obviar en rampas ascendentes muy prolongadas, en caso de calor extremo o si el ciclista acredita razones médicas.
En cuanto a las vías urbanas, aunque no es obligatorio el uso del casco, desde organismos como la DGT se recomienda utilizarlo en cualquier tipo de vía.
Recomendaciones del comité de seguridad y prevención de lesiones en la infancia
  1. Todos los niños y adolescentes deben utilizar el casco cada vez que circulen en bicicleta.
  2. Los padres y demás adultos deben ponerse el casco siempre que utilicen la bicicleta.
    • Los padres deben dar ejemplo a la hora de promover conductas seguras para sus hijos, y explicarles por qué es necesario proteger su cabeza. 
  3. El casco debe usarse correctamente.Para ello tiene que: 
    • Estar homologado por los organismos competentes. Los requerimientos estándar especifican que el casco ha de ser duradero, de peso reducido, bien ventilado, fácil de quitar y poner, debe permitir su uso con gafas y no interferir en la capacidad de oír el ruido del tráfico. También debe ofrecer un ángulo de visión de al menos 105º hacia izquierda y derecha, un ángulo de 25º hacia arriba y de 40º hacia abajo.
    • Estar en perfecto estado: Se debe cambiar de casco si ha sufrido un golpe, si está dañado o si se ha quedado pequeño. Así mismo se recomienda que, aunque aparentemente se encuentre en perfecto estado, se cambie por lo menos cada 5 años o cuando el fabricante lo recomiende.
    • Tener el tamaño adecuado: Los cascos vienen en varios tamaños según el fabricante. El tamaño adecuado debe corresponderse al tamaño del perímetro cefálico. Los cascos suelen traer almohadillas adicionales o un anillo de ajuste para que ajusten bien en cualquier cabeza.
    • Estar correctamente colocado: Debe encajar cómoda y firmemente sobre la parte superior de la cabeza, cubriendo la parte superior de la frente (a uno o dos dedos por encima de las cejas). Así mismo las correas laterales y de la barbilla, como la hebilla, deben estar debidamente ajustadas de tal manera que quede ceñido y cómodo. El casco no se debe mover de lado a lado ni de adelante hacia atrás.
  4. En el caso de los niños pequeños que van como pasajeros:
    • Además de usar un casco debidamente ajustado, deben viajar en un asiento adicional homologado.
    • Según el Reglamento General de Circulación, el conductor de la bicicleta debe ser mayor de edad y el pasajero no tener más de 7 años, debiendo viajar en un asiento homologado. Los remolques para bicicletas que parecen ser más seguros para el transporte de niños todavía no están contemplados en la normativa española.
    • Para el transporte seguro de niños en la bicicleta, éstos al menos deben ser mayores de 1 año, edad a la cual poseen la suficiente fuerza muscular para controlar la movilidad de la cabeza en el caso de que se tenga que frenar bruscamente, aún con el peso adicional del casco.
  5. Padres y niños deben conocer todos los aspectos esenciales acerca del uso seguro de la bicicleta.
    • La utilización del casco es solo uno de los aspectos de la seguridad en la bicicleta. Tanto padres como niños deben conocer y adoptar otras medidas de seguridad como pueden ser:
      • utilizar vestimenta adecuada,
      • llevar un reflectante trasero rojo en la bicicleta,
      • llevar ropa reflectante al anochecer así como una luz blanca delantera y roja trasera, y
      • estar familiarizado con las normas de circulación por las vías públicas.
El papel del pediatra
Existe evidencia de la efectividad del consejo sanitario en la prevención de lesiones y accidentes en los niños. Los pediatras en general deben:
  • Alentar a los padres para fomentar el uso del casco cuando sus hijos comienzan a montar en triciclos o cualquier vehículo o juguete con ruedas.
  • Informar a los padres y a los niños y niñas acerca de la importancia de llevar casco cuando se monta en bicicleta, y el peligro en caso de no usarlo. Esta información es sobre todo importante para los adolescentes, puesto que son los que más se resisten a llevarlo puesto.
  • Recomendar a los padres y demás adultos que lleven el casco también, para dar ejemplo.
  • Participar en campañas de ámbito comunitario para fomentar el uso del casco de bicicleta en la infancia y la adolescencia.
Conclusiones
El casco de bicicleta es una de las pocas medidas de seguridad pasiva que tienen los ciclistas (tanto niños como adultos) a su alcance para minimizar los daños en una caída.
Si el uso del casco en la edad adulta es importante, su colocación en los niños y adolescentes es esencial. Estas edades son claves para inculcar la importancia de pedalear siempre protegidos y para resguardar la cabeza de quienes menos suelen ver el peligro.
Bibliografía
  1. González Luque JC. Lesiones Infantiles por Accidente de Tráfico en España: magnitud de un problema prevenible. Rev Pediatr Aten Primaria, 2007; 9: 133-47.
  2. Thomson DC, Rivara FP, Thompson RS. Effectiveness of bicycle safety helmets in preventing head injuries. A case- control study. JAMA 1996; 276:1968-1973.  
  3. Centers for Disease Control and Prevention. Injury-control recommendations: bicycle helmets. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 1995; 44(RR-1):1-172. 
  4. Powell EC, Tanz RR. Tikes and bikes: injuries associated with bicycle-towed child trailers and bicycle-mounted child seats. Arch Pediatr Adolesc Med. 2000;154:351-353. 
  5. American Academy of Pediatrics. Committee on Injury and Poison Prevention. Bicycle Helmets. Pediatrics. 2001;108: 1030-32. 
  6. Instituto de Tráfico y Seguridad Vial (INTRAS). Los niños víctimas de los accidentes de tráfico (2000-2004). Informe técnico. Madrid: Dirección General de Tráfico; 2005. 
  7. Ley 43/1999, de 25 de noviembre, sobre adaptación de las normas de circulación a la práctica del ciclismo. BOE 283 de 25 de noviembre de 1999.
  8. Real Decreto 965/2006 de 1 de septiembre por el que se modifica el Reglamento General de Circulación, aprobada por el Real Decreto 1428/2003 de 21 de noviembre, BOE 212, de 5 de septiembre de 2006. 
  9. Esparza Olcina MJ y Grupo PrevInfad. Prevención de Lesiones Infantiles por Accidente de Tráfico. 
  10. Ramos Polo E, Pérez Solís D. Sociedad de Pediatría de Asturias, Cantabria y Castilla y León (SCCALP). Utilización segura de la bicicleta en la infancia.
  11. Towner E, Dowswell T, Burkes M. Bicycle helmets: a review of their effectiveness: a critical review of the literature. 
  12. American Academy of Pediatrics. The Injury Prevention Program (TIPP).
Información para profesionales sanitarios. Existe una versión elaborada para el público general.

 

El 78% de los niños que va a Urgencias tras un accidente con la bicicleta no lleva casco
Fuente: 20minutos.es

“La mayoría son caídas y dos de cada tres se producen en tardes de verano”

Según un estudio que ha analizado 846 accidentes de bici en menores.
  • Dos de cada tres se produjeron en tardes de veranos entre semana.
  • En el 74% de los casos, los niños cayeron y en el resto, chocaron.
  • El traumatismo craneoencefálico fue la principal causa de ingreso en la UCI.
Un 78% de los niños que acuden a las urgencias hospitalarias tras haber sufrido un accidente con la bicicleta no llevaban casco en el momento del siniestro y la mayoría circulaban por zonas urbanas haciendo una actividad recreativa, según un estudio en el que ha participado el Hospital Sant Joan de Déu de Esplugues de Llobregat (Barcelona). Estos datos se desprenden de un estudio publicado en la revista Anales de Pediatría que ha analizado los 846 accidentes de bicicleta en niños de hasta 16 años, que atendieron entre el 1 de junio de 2011 y el 31 de mayo de 2012 los servicios de urgencias de 15 hospitales españoles, integrantes del Grupo de Trabajo de Lesiones No Intencionadas de la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas. Dos de cada tres siniestros se produjeron en verano, en días laborales y durante la tarde. Las causas más frecuentes son las caídas (74%), la colisión con un objeto inanimado (14%) y la colisión con un vehículo en movimiento (11%). El 78% de los niños accidentados no llevaban casco en el momento del siniestro y la mayoría de los accidentes se produjeron en calzadas, aceras y parques urbanos (63%) mientras que sólo el 6% se dio en carriles bici segregados y un 4% en carretera interurbana.
        El estudio destaca que la tercera localización más frecuente del traumatismo se sitúa en el cráneo (un 22%), siendo el traumatismo craneoencefálico la principal causa de ingreso en la unidad de cuidados intensivos pediátrica seguido por el traumatismo abdominal. El doctor del Hospital Sant Joan de Déu Fernando Panzino, que ha participado en el estudio, ha explicado a Europa Press que para minimizar el riesgo de lesión "hay que promover el uso del casco en los niños, tanto en zonas interurbanas como urbanas, como se prevé en una próxima modificación legislativa, y también hay que recomendar que se circule por áreas habilitadas para bicicletas". Según Panzino, los principales factores de riesgo de gravedad de un accidente de bicicleta son la falta de casco y la colisión con un vehículo de motor en movimiento y también alerta de que "a mayor edad hay una mayor independencia de movimiento que, sumada al cambio conductual del preadolescente, lleva a un mayor riesgo de lesión".

CONSEJOS PARA CIRCULAR EN BICICLETAS DE MANERA SEGURA POR LA CIUDAD

Según datos recogidos por el Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones Infantiles de la AEP, más del 70% de los menores de 5 a 14 años montan en bicicleta. Por otra parte, según la Dirección General de Tráfico, aproximadamente un 20% de los fallecidos en accidente de tráfico entre 10 y 14 años eran usuarios de bicicleta y la causa principal de fallecimiento fueron las lesiones en la cabeza.

En este sentido, el uso del casco resulta imprescindible para reducir el riesgo de sufrir lesiones graves en la cabeza. Se estima que el uso correcto del casco reduce el riesgo de lesión craneal y cerebral entre un 63 y 88%, y que el riesgo de fallecimiento desciende en un 26%.

Pese a que la normativa solo obliga al uso del casco en vías interurbanas, la AEP lo considera un elemento de seguridad imprescindible en todas las vías, tanto para menores y adolescentes como para sus padres y otros adultos, que deben dar ejemplo y explicar a los menores por qué es necesario proteger la cabeza. Otros consejos son:

  • El casco debe estar homologado y en perfecto estado: debe cambiarse si ha sufrido un golpe, está dañado o se ha quedado pequeño. Se aconseja cambiarlo cada cinco años o cuando el fabricante lo recomiende.

  • El casco debe tener el tamaño adecuado y colocarse bien, cubriendo la parte superior de la frente (a uno o dos dedos por encima de las cejas). Las correas laterales y de barbilla deben ajustarse hasta que quede ceñido y cómodo; no debe moverse de lado a lado ni de adelante hacia atrás.

  • Como pasajeros, los niños pequeños deben viajar en un asiento adicional homologado. Según el Reglamento General de Circulación, el conductor de la bicicleta debe ser mayor de edad y el pasajero no puede tener más de 7 años. No se recomienda viajar con niños menores de un año en bicicleta.

  • Otros consejos de seguridad: utilizar vestimenta adecuada, llevar un reflectante trasero rojo en la bicicleta, llevar ropa reflectante al anochecer o estar familiarizado con las normas de circulación por las vías públicas.
Fuente: RACC
Una guia para mejorar la conduccion de la bici en las calles de la ciudad

El uso del casco previene dos de cada tres lesiones graves en ciclistas

La DGT quiere que sea obligatorio en las zonas urbanas, lo que pone en pie de guerra a ciclistas y ayuntamientos

15.04.13 - 00:13 -



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.