Facebook Dr. Ramon Reyes Diaz, MD

DESFIBRILADORES TELEFUNKEN

DESFIBRILADORES TELEFUNKEN
DISTRIBUIDORES AUTORIZADOS

domingo, 18 de octubre de 2015

¿Cómo actuar si el bebé sufre una caída?

 ¿Cómo actuar si el bebé sufre una caída?

 ¿Cómo actuar si el bebé sufre una caída?
A medida que los bebés van creciendo, a
umentan las posibilidades de que se muevan y se caigan de la cama, cochecito o de su sillita de comer. Mayores son los riesgos si el pequeño gatea o camina. En esta nota te damos algunas recomendaciones para saber cómo actuar si tu bebé sufre una caída.Aunque sea un momento muy angustiante, y doblemente estresante si la mamá es primeriza, ante un accidente de esta índole es fundamental mantener la calma y evaluar, con buen criterio, si es necesario llevar al pequeño al pediatra o bien si se trata de una caída sin mayores consecuencias.

Una vez que haya pasado el mal momento, es importante tomar ciertas medidas y asegurarse que el bebé no tenga lesiones graves en la cabeza o en su cuerpo. Si el lugar del golpe fue directamente en la cabeza, hay que consultar al médico para descartar cualquier conmoción cerebral o lesiones craneanas.

Recomendaciones

Muchas caídas son menos graves de lo que parecen, por eso no hay que angustiarse y hay que saber cómo reaccionar. A continuación te presentamos algunos tips:

- En primer lugar es imprescindible consolar al bebé y darle toda nuestra atención.

- También hay que revisar minuciosamente la cabecita y el cuerpo para detectar algún moretón o herida visible. Si no se observa alguna señal de alarma, es porque probablemente no haya pasado nada. Por el contrario, si existe alguna herida hay que consultar inmediatamente al médico.

Ahora bien, si el bebé no muestra ninguna herida visible en la cabeza, debemos pasar a una segunda instancia de revisación. Los padres deberán prestar mucha atención al comportamiento del bebé para alertarse de algunos síntomas. Algunos signos a tener en cuenta son:

- Desmayos o mareos
- Somnolencia
- Confusión
- Problemas para coordinar sus movimientos habituales
- Vómitos
- Irritabilidad espontánea
- En los casos más extremos hay que observar si se registra una secreción transparente o con sangre de su nariz, boca u oídos

Recurrir al servicio de emergencia

Lógicamente, si está sangrando su cabecita, presenta convulsiones, pérdida de consciencia o respiración irregular, es fundamental llamar por ayuda. Resulta de mucha utilidad que los padres sepan dar primeros auxilios en un momento así. En casos graves se aconseja no moverlo, salvo que la permanencia en el lugar represente un riesgo de nuevos golpes o lastimaduras.

Para minimizar los riesgos e intentar evitar este tipo de circunstancias traumáticas no hay nada mejor que tomar medidas preventivas. Esto significa prestar especial atención de que el niño esté correctamente sujeto en el cochecito o sillita de comer y no perderlo de vista mientras se encuentra en sitios más desprotegidos, como una cama, silla o sillón.

Si bien no es necesario sobrepasarse con los cuidados, sí es importante crear un espacio seguro, especialmente cuando el bebé está en condiciones de explorar su entorno.

Autor: Santiago Maradona
Manejo del traumatismo craneal pediátrico pdf
Ignacio Manrique Martínez, Pedro Jesús Alcalá Minagorre

Relacionado “Síndrome del Bebé Sacudido” / SBS Shaken Baby Syndrome /