Curso Tactical Emergency Casualty Care

Curso Tactical Emergency Casualty Care
TECC-SEMES Andalucia

Facebook EMS SOLUTIONS INTERNATIONAL

sábado, 22 de septiembre de 2012

Cuatro grandes razones para limitar la ingesta de azúcar

Azúcar Peligros

Cuatro razones por las cuales hay que limitar el consumo de azúcar 

Fuente Blog de Farmacia Medicina Natural y Nutrición
El exceso de consumo de azúcar pone tu cuerpo en peligro de muchas enfermedades potencialmente fatales.
A continuación, presentamos 4 razones por las cuales el azúcar debe ser restringido en la dieta.
Presión arterial alta – Los niveles normales de óxido nítrico mantienen los vasos sanguíneos saludables y abiertos. El exceso de azúcar en la dieta disminuye los niveles de óxido nítrico, causando que los vasos sanguíneos se estrechen, lo que hace que la presión arterial se eleve y aumente el riesgo de enfermedad cardiaca.

  1. Presión arterial alta – Los niveles normales de óxido nítrico mantienen los vasos sanguíneos saludables y abiertos. El exceso de azúcar en la dieta disminuye los niveles de óxido nítrico, causando que los vasos sanguíneos se estrechen, lo que hace que la presión arterial se eleve y aumente el riesgo de enfermedad cardiaca.
  2. Colesterol alto – Las personas que consumen demasiada azúcar son más propensas a tener niveles más bajos de HDL, o colesterol bueno, niveles más altos de LDL, o colesterol malo, y niveles más altos de triglicéridos o grasas en sangre. Esto obstruye las arterias y los vasos sanguíneos, lo que lleva a la enfermedad cardíaca.
  3. Enfermedades del hígado – Una dieta alta en azúcar se cree que agrava la enfermedad de hígado graso. Demasiada azúcar causa picos de insulina y conduce la grasa hacia las células del hígado, lo que causa inflamación y cicatrización, causando finalmente que el hígado se torne cirrótico.
  4. Resistencia a la insulina – Cuando el azúcar entra en el cuerpo, la insulina abre la puerta para permitir que el azúcar llegue a las células. Sin embargo, cuando hay picos continuos de azúcar, la insulina se vuelve menos eficaz. El azúcar no puede entrar en las células y se “atascan” en el cuerpo, produciendo efectos tóxicos que conducen a la obesidad y el riesgo de diabetes.