Curso Tactical Emergency Casualty Care

Curso Tactical Emergency Casualty Care
TECC-SEMES Andalucia

Facebook EMS SOLUTIONS INTERNATIONAL

sábado, 16 de abril de 2011

Medicamentos que tenemos que tener cuidado


Enlace para ampliar información en yahoo.es 


Los laboratorios invierten grandes cantidades de dinero en investigación para comprobar la efectividad y seguridad de los fármacos que salen a la venta. Sin embargo los resultados no siempre son los deseados…

Hace no mucho hablábamos de los peligros del ibuprofeno y su posibilidad de provocar infartos cardiacos. No hay por qué alarmarse, una persona sana que lo toma ocasionalmente no tiene ningún problema. Donde había que poner énfasis era en los que lo hacían de forma crónica, por ejemplo para tratar la artritis.
Historias de medicamentos desafortunados hay muchas. Como la de la famosa talidomida, recetada a finales de los 50 para tratar ansiedad, insomnio y náuseas matutinas en mujeres embarazadas. Resultado: nacieron más de 10,000 bebés con deformaciones severas (teratogenias), algunas incluso incompatibles con la vida.
A continuación hablamos de algunos medicamentos que no es que sean peligrosos en sí, sino que debemos tener cuidado en su uso.
Diuréticos
Como su nombre indica, promueven la micción, las ganas de orinar. La gente, en un intento por perder peso, consume diuréticos porque promueven el metabolismo, el paso de la sangre por los riñones,que son un filtro para limpiar al cuerpo de impurezas, y entre estas impurezas se cree que algo de grasa se pierde. Falso. Al orinar más, se necesita beber más agua, ahí está la clave. Cuando pretendemos perder peso una de las reglas es tomar mucha agua para lograr aumentar el metabolismo y hacer circular más la sangre, pero para eso no necesitamos los diuréticos, un poco de voluntad y agua. ¿Estaríamos dispuestos a perder peso a riesgo de la salud de nuestros riñones?
Viagra o similares
Cierto que este medicamento, la famosa “pastilla azul”, es una excelente alternativa para la gente con ciertos problemas sexuales, como la falta de erección. Por desgracia, se comenzó a utilizar para abusar de la potencia sexual natural. La forma de actuar que tienen este tipo de medicamentos es laestimulación de la circulación sanguínea:se bombea más sangre a los órganos, incluido el pene. El problema es que este bombeo también llega a las venas cerebrales. No son pocos los casos de derrames cerebrales, embolias y cosas por el estilo tras el consumo no regulado por un médico de este tipo de fármacos.
Extractos tiroideos
Las hormonas tiroideas juegan un papel importante en la regulación del metabolismo. Regulan nuestra actividad convirtiéndonos en hiper o hipoactivos, dependiendo de la cantidad de las mismas. Hay gente que utiliza extractos tiroideos para lograr adelgazar.
Pero el efecto es como si nos tomáramos tres tazas de café. Uno se pone como una moto. Es un muy mal método si se pretende bajar de peso ya que, además de causar palpitaciones, signos de nerviosismo, sudoraciones y sofocos, si se toman durante largos periodos de tiempo resultan peligrosos para el ritmo cardiaco y una probable adicción.