Facebook Dr. Ramon Reyes Diaz, MD

DESFIBRILADORES TELEFUNKEN

DESFIBRILADORES TELEFUNKEN
DISTRIBUIDORES AUTORIZADOS

domingo, 2 de enero de 2011

Mitos médicos que son una falsa

La falsedad de los mitos médicos

María Elena Navas
BBC Ciencia

Se nos ha dicho siempre que debemos tomar ocho vasos de agua al día, y que
 no debemos leer con poca luz porque estropeamos nuestros ojos.
Algunas personas afirman que sólo usamos 10% de nuestra capacidad cerebral. Pero,
 ¿son ciertos estos y otros mitos médicos?
Especialistas en Estados Unidos se pusieron a investigar estas y otras creencias
 que han pasado de generación en generación.
Y después de revisar la literatura médica relacionada con cada una de estas ideas, no 
encontraron evidencia científica que comprobara que fueran verdaderas.
El estudio -llamado "Enterrando los mitos médicos"- fue llevado a cabo por investigadores 
de la Escuela de Medicina de Indiana y aparece publicado en la Revista Médica Británica.
Los investigadores exploraron siete creencias que no sólo son aceptadas por la población
 en general sino también por los expertos.
"Nos dimos cuenta de que en la comunidad médica circulaban muchas ideas que realmente
 nunca habían sido comprobadas", dijo a BBC Ciencia la doctora Rachel Vreeman, una de
 las autoras del estudio.
"Así que decidimos lanzar este estudio como un ligero recordatorio tanto para la gente
 como para los médicos, de que no debemos creer algo sólo porque lo hemos escuchado
 anteriormente", agrega.

Muchos de estas ideas médicas han logrado atravesar fronteras y se creen en muchas partes
 del mundo.
"Por ejemplo, que debemos tomar ocho vasos de agua al día" explica el doctor Aaron Carroll, 
coautor del estudio.
"Esto es algo muy popular que no sólo hemos visto impreso en los medios de comunicación
 sino también hemos escuchado a muchos expertos recordándonos que no tomamos 
suficiente agua, que debemos tomar al menos ocho vasos", agrega el doctor Carroll.


"De hecho descubrimos que este número -ocho- ha sido hasta cierto punto inventado".
Los autores no encontraron evidencia científica que apoyara la necesidad de tomar tanta agua 
al día.
De hecho, afirman, los estudios revelan que obtenemos suficiente agua de los alimentos que
 consumimos, o de bebidas como jugos, leche, e incluso té o café descafeinado.
"No es que necesitemos tomar agua pura, lo que necesitamos es tener líquido en nuestra 
dieta", señala el experto.
"Y de hecho encontramos que lo que los estudios demuestran es que nuestro cuerpo es 
muy bueno para regular cuánta agua necesitamos, y por eso nos indica cuando tenemos sed".
Y ¿quién no ha escuchado la advertencia de no leer a "media luz" porque dañamos nuestros 
ojos?
"Tampoco es cierto eso -afirma la doctora Vreeman- a pesar de que casi todos lo hemos 
escuchado de nuestros padres".
"Pero no hay evidencia que lo compruebe -agrega- y lo que sabemos es que cuando leemos
 con poca luz forzamos nuestros ojos y esto causa un estrés temporal que puede resecar o 
irritar los ojos".
"Pero cuando regresamos a condiciones normales de luz ese estrés temporal desaparece 
y no queda ningún daño permanente", dice Vreeman.
Potencial
Y ¿estamos realmente desaprovechando nuestro potencial cerebral como se nos ha hecho 
creer a través de generaciones?
"¡Falso! -afirma la investigadora- a pesar de que nos gustaría que fuera cierto porque 
entonces la gente sentiría que no ha alcanzado todo su potencial cerebral".
"Pero al analizar una serie de estudios de imágenes computacionales y escáneres de resonancia
 magnética no pudimos encontrar ninguna zona "durmiente" en el cerebro".
"O si analizamos las células o neuronas de un individuo no encontramos áreas inactivas o 
zonas que no estuvieran funcionando" agrega la experta.
La idea de que el cabello y uñas continúan creciendo después de la muerte puede ser solamente
 una ilusión óptica causada por el retroceso de la piel del muerto, afirman los investigadores.
"El crecimiento de cabello y uñas requiere de un complejo proceso de regulación hormonal 
que deja de funcionar al morir", señalan.
Y otra ilusión óptica es la creencia de que rasurarse causa que el pelo crezca más áspero y 
más rápido.
"Nunca hubiéramos creído que se trataba de un mito, pero encontramos varios estudios que 
han comparado parches de cabello que crece después de rasurarse y otros sin rasurarse", 
explica Rachel Vreeman.
Se descubrió que el cabello rasurado no crece más rápido y nace sin una punta muy fina que
 se encuentra en el cabello sin rasurar, lo cual de la impresión de ser más grueso y más áspero.
Y la próxima vez, no crea esas advertencias en los hospitales que prohíben el uso de teléfonos 
móviles.
"Se cree que los teléfonos celulares pueden crear un campo electromagnético donde se 
encuentran y por esto mucha gente asume que su uso es peligroso en hospitales porque
 pueden causar interferencia con el equipo médico", explica el doctor Carroll.
"Pero se han hecho muchos estudios detallados que demuestran que el teléfono debe 
estar muy cerca del equipo para causar un error, y estos errores aunque detectables, 
no son clínicamente importantes", dice el investigador.