AUTISMO TEA PDF

AUTISMO TEA PDF
TRASTORNO ESPECTRO AUTISMO y URGENCIAS PDF

We Support The Free Share of the Medical Information

EMS SOLUTIONS INTERNATIONAL

Facebook Dr. Ramon Reyes, MD

6 años con el Sello HONcode

6 años con el Sello HONcode
Health on the Net

Nota Importante

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en el blog EMS Solutions International está editada y elaborada por profesionales de la salud. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario. by Dr. Ramon REYES, MD

VISITAS RECIENTES

miércoles, 7 de agosto de 2019

Ciguatera Intoxicacion alimentaria por perscado

Ciguatera Intoxica alimentaria
Este artículo describe un grupo de afecciones diferentes causadas por el consumo de pescados y mariscos contaminados, de los cuales las más comunes son la intoxicación por ciguatera, la intoxicación por escombroides e intoxicaciones por diversos mariscos.
Esto es únicamente para información y no para el uso en el tratamiento o manejo de una exposición real a tóxicos. Si usted experimenta una exposición, debe llamar al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) o al National Poison Control Center (Centro Nacional de Toxicología) a la línea 1-800-222-1222.

Elemento tóxico

En la intoxicación por ciguatera, el ingrediente tóxico es la ciguatoxina, una toxina producida en pequeñas cantidades por ciertas algas y organismos similares a algas denominados dinoflagelados. Los peces pequeños que comen las algas resultan contaminados y, si un pez más grande come muchos peces pequeños contaminados, el tóxico se puede acumular a niveles peligrosos, lo cual puede hacer que uno se enferme si consume dicho pescado. La ciguatoxina es "termoestable", lo cual significa que, sin importar lo bien que se cocine el pescado, si éste está contaminado, uno resultará intoxicado.
En la intoxicación por escombroides, el ingrediente tóxico es la histamina y sustancias similares. Las bacterias normales en estos peces crean grandes cantidades de esta toxina después de que el pez muere si no se refrigera o congela inmediatamente.
En la intoxicación por mariscos, los ingredientes tóxicos son toxinas producidas por organismos similares a algas llamados dinoflagelados, que se acumulan en algunos tipos de productos de mar. Existen muchos tipos diferentes de intoxicación por mariscos, entre los cuales los más comunes son la intoxicación paralítica por mariscos, la intoxicación neurotóxica por mariscos y la intoxicación amnésica por mariscos.
Ciguatera Intoxica alimentaria

Dónde se encuentra

La intoxicación por ciguatera normalmente ocurre con grandes peces provenientes de aguas tropicales cálidas, entre los cuales los tipos más populares que se consumen son la perca de mar, el mero y la cubera roja. En los Estados Unidos, las aguas alrededor de la Florida y Hawaii tienen el mayor potencial para los peces contaminados y el riesgo es mayor en los meses de verano o en cualquier momento que estén floreciendo las algas en el océano, como sucede durante la "marea roja". La marea roja se presenta cuando hay un incremento rápido en la cantidad de dinoflagelados en el agua. Sin embargo, por los medios de transporte de hoy en día se puede decir que cualquier persona alrededor del mundo puede estar cenando pescado de aguas contaminadas.
La intoxicación por escombroides generalmente ocurre en peces de carne oscura como el atún, la caballa, el mahi mahi y el bonito. Dado que este tóxico se desarrolla después de que el pez es capturado y muere, el lugar donde haya sido pescado realmente no importa. El principal factor es por cuánto tiempo el pescado permanece al aire libre sin ser refrigerado ni congelado.
Al igual que la intoxicación por ciguatera, la mayoría de las intoxicaciones por mariscos ocurren en aguas cálidas, aunque se han presentado intoxicaciones hasta en Alaska y con frecuencia en Nueva Inglaterra. Además, la mayoría de estas intoxicaciones se presentan durante los meses de verano. Probablemente uno haya escuchado el dicho que dice "nunca coma productos de mar en los meses que no tengan la letra R" que incluye los meses de mayo hasta agosto. El número de intoxicaciones también se incrementa cuando hay una "marea roja". La intoxicación por mariscos se presenta en productos de mar con dos caparazones tales como las almejas, las ostras, los mejillones y algunas veces las vieiras (ostiones).

Síntomas

Las sustancias dañinas que causan la intoxicación por ciguatera, escombroides y mariscos son termoestables, de tal manera que ningún grado de cocción lo protegerá de resultar intoxicado si consume pescado contaminado. Los síntomas dependen del tipo específico de intoxicación.
Los síntomas de la intoxicación por ciguatera se pueden presentar en cualquier momento desde 2 a 12 horas después de comer el pescado y abarcan:
Poco después de que se desarrollen estos síntomas, usted comenzará a experimentar sensaciones extrañas, como:
  • Una sensación de que los dientes están flojos y a punto de caerse
  • Temperaturas calientes y frías inversas (por ejemplo, la persona siente que un cubo de hielo la está quemando, mientras que un fósforo está congelando la piel)
  • Dolor de cabeza (probablemente lo más común)
  • Frecuencia cardíaca y presión arterial bajas (en casos muy graves)
  • Sabor metálico en la boca
Los síntomas de la intoxicación con escombroides en general ocurren inmediatamente después de consumir el pescado y pueden ser:
  • Problemas respiratorios (en casos graves)
  • Piel de la cara y el cuerpo extremadamente roja
  • Sofoco
  • Picazón y ronchas
  • Náuseas
  • Vómitos
Existen diferentes tipos de intoxicación por mariscos. A continuación se presentan los tipos más conocidos y sus síntomas.
Intoxicación paralítica por mariscos: aproximadamente 30 minutos después de haber consumido productos de mar contaminados, se puede presentar entumecimiento u hormigueo en la boca, una sensación que se puede extender a los brazos y las piernas. Usted puede tornarse muy mareado, presentar dolor de cabeza y, en algunos casos, los brazos y las piernas pueden llegar paralizarse temporalmente. Algunas personas también pueden presentar náuseas, vómitos y diarrea, aunque estos síntomas son mucho menos frecuentes.
Intoxicación neurotóxica por mariscos: los síntomas son muy similares a la intoxicación por ciguatera. Después de comer almejas o mejillones, usted muy probablemente experimentará náuseas, vómitos y diarrea. Estos síntomas son seguidos rápidamente por sensaciones extrañas como entumecimiento u hormigueo en la boca, dolor de cabeza, mareo, así como trastrocamiento de las temperaturas caliente y fría.
Intoxicación amnésica por mariscos: se trata de una forma de intoxicación extraña y poco común que comienza con náuseas, vómitos y diarrea, seguida de una pérdida de la memoria por un período corto, al igual que otros síntomas neurológicos menos frecuentes.

Tratamiento en el hogar

La intoxicación por mariscos puede ser una emergencia médica y de presentarse síntomas súbitos o significativos, se debe llevar al paciente de inmediato a un centro médico de emergencia. Es probable que se deba llamar al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) o al Centro de Toxicología para solicitar información sobre el tratamiento apropiado.

Antes de llamar al servicio de emergencia

Determine la siguiente información:
  • Edad, peso y estado del paciente
  • Tipo de pescado consumido
  • Hora en que fue ingerido
  • Cantidad ingerida

Centro de Control de Envenenamientos o número de emergencia local

Se puede llamar al número 1-800-222-1222 del National Poison Control Center (Centro Nacional de Toxicología) desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.
Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número nacional. Usted debe llamar si tiene inquietudes acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. No tiene que ser necesariamente una emergencia; puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Lo que se puede esperar en la sala de emergencias

Si se presenta intoxicación por ciguatera, usted puede recibir:
  • Medicamentos para detener el vómito
  • Líquidos por vía intravenosa para reemplazar los líquidos perdidos por el vómito y la diarrea
  • Un medicamento llamado Mannitol para ayudar a reducir los síntomas neurológicos
Si se presenta intoxicación por escombroides, usted puede recibir:
  • Un medicamento antihistamínico como difenhidramina (Benadryl)
  • Líquidos por vía intravenosa para reemplazar los líquidos perdidos por el vómito y la diarrea
  • Medicamentos para detener el vómito
  • Medicamentos para tratar las reacciones alérgicas graves (de ser necesario)
  • Tubo de respiración (en muy pocos casos)
Si se presenta intoxicación por mariscos, usted puede recibir:
  • Medicamentos para detener el vómito
  • Líquidos por vía intravenosa para reemplazar los líquidos perdidos por el vómito y la diarrea
Si la intoxicación por mariscos causa parálisis, es posible que usted deba permanecer en el hospital hasta que los síntomas mejoren.

Expectativas (pronóstico)

Las intoxicaciones por consumo de pescado y mariscos se presentan de vez en cuando en los Estados Unidos. Uno se puede proteger evitando el consumo de pescado y productos de mar capturados en o alrededor de áreas de marea roja conocidas y evitando el consumo de almejas, mejillones y ostras durante los meses de verano. Si usted resulta intoxicado, el pronóstico a largo plazo generalmente es muy bueno.
Los síntomas de la intoxicación por escombroides generalmente sólo duran unas cuantas horas después de que se inicia el tratamiento médico. Los síntomas de la intoxicación por ciguatera y diversos mariscos pueden durar de días a semanas, dependiendo de la gravedad de dicha intoxicación y, sólo en muy raras ocasiones, se han presentado pronósticos graves o la muerte.
Debido a que estos tóxicos son termoestables, no hay una forma para que la persona que prepara el alimento sepa que éste está contaminado. Por lo tanto, es muy importante que el médico les diga a las personas del restaurante que la comida está contaminada, de tal manera que ellos la puedan botar antes de que otras personas resulten enfermas. El médico debe igualmente ponerse en contacto con la Secretaría de Salud con el fin de asegurarse que los proveedores del pescado contaminado sean identificados y que todo el pescado de ese mismo lote, que posiblemente esté contaminado, sea destruido.

Nombres alternativos

Intoxicación por pescado; Intoxicación por dinoflagelados; Intoxicación por mariscos; Intoxicación paralítica por mariscos; Intoxicación por ciguatera

Referencias

Goldfrank LR, ed. Goldfrank’s Toxicologic Emergencies. 8th ed. New York, NY: McGraw-Hill; 2006.

Actualizado: 2/2/2011

Versión en inglés revisada por: Eric Perez, MD, Department of Emergency Medicine, St. Luke's-Roosevelt Hospital Center, New York, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
Ciguatera Intoxica alimentaria


La ciguatera es una forma común de intoxicación alimentaria por ingesta de peces que se alimentan o habitan en los arrecifes coralinos y es endémica de los trópicos y sub trópicos debido al consumo de peces ciguatos.


La enfermedad es causada por toxinas producidas por ciertos dinoflagelados que viven en detritus y en las macroalgas asociadas a sistemas de arrecifes. Las toxinas responsables de la ciguatera son: ciguatoxina-1, maitotoxina, escaritoxina, palitoxina, el ácido okadaic, y posiblemente otras.
Éstas se acumulan en la cadena alimentaría marina y hacen más tóxicos a los peces más grandes. Se ignora por qué el pez no se afecta por las toxinas y sí algunos animales, que incluyen varios mamíferos, aves, reptiles, anfibios, insectos y hasta ciertos peces.
Especies más relacionadas con la intoxicación por ciguatera:
Picúa (Barracuda)
Mero (Grouper)
Chillo (Snapper)
Sierra (Mackerel)
Jurel (Jack)
Cabrilla (Red Hind)
Dorado (Dolphin fish)
Medregal (Amber Jack)
Mora ó Cabra (Rock hind)
Pluma (Porgy)
Capitan ó Vieja (Hogfish)
Cigua-Check® is a disposable test capable of identifying the presence of ciguatoxin in fish flesh.
Ciguatera fish poison is a neurological toxin that can result in serious disease symptoms in people who eat fish from nearshore tropical oceans. 
Ciguatoxin is produced by a microscopic dinoflagellate algae (Gambierdiscus toxicus) and passed up the food chain. The dinoflagellate is eaten by herbivorous reef fish, which are in turn eaten by larger carnivorous fish, with each step concentrating the toxin. The geographic distribution of toxic fish is very inconsistent. It is not uncommon for fish from one side of the island to be poisonous while the same species from the other side of the island is safe to eat. 
Ciguatera poisoning is a serious threat to public health and fisheries development along tropical and subtropical shorelines.  More than 60,000 people get ciguatera poisoning each year, worldwide. Predictions are for more CFP outbreaks as increased fish consumption drives worldwide trade, particularly exports from fish-rich tropical Island nations. 
The Cigua-Check® test kit is the only commercially available method that offers a viable means to facilitate clinical diagnosis, conduct further surveys, and provide assurance to fisherman. 

IMPORTANT:

When used properly, this test will detect ciguatoxin in fish at levels generally below the level that can cause clinical symptoms in human. However, because of variable human sensitivity to ciguatoxin and the poison's ability to accumulate in the body, susceptibility to toxic fish will vary from person to person.



Ciguatera Intoxica alimentaria
La ciguatera es una forma común de intoxicación alimentaria por ingesta de peces que se alimentan o habitan en los arrecifes coralinos y es endémica de los trópicos y subtrópicos debido al consumo de peces ciguatos.

Índice
1 Características
2 Historia
3 Mecanismo
4 Fisiopatología
5 Tratamiento
6 Bibliografía
7 Enlaces externos
Características
La enfermedad es causada por toxinas producidas por ciertos dinoflagelados que viven en detritus y en las macroalgas asociadas a sistemas de arrecifes. Las toxinas responsables de la ciguatera son: ciguatoxina-1, maitotoxina, escaritoxina, palitoxina, el ácido okadaico, y posiblemente otras.

Toxina: Palytoxin.png
Palitoxina Ciguatoxin.svg
Ciguatoxina Maitotoxin 2D structure.svg
Maitotoxina

Éstas se acumulan en la cadena alimentaria marina y hacen más tóxicos a los peces más grandes. Se ignora por qué el pez no se afecta por las toxinas y sí algunos animales, que incluyen varios mamíferos, aves, reptiles, anfibios, insectos y hasta ciertos peces.

Se reporta más toxicidad de estas toxinas en algunas islas tropicales, donde es mayor la fuerza de las olas al dañar a los arrecifes en los que se encuentran macroalgas; las tormentas o ciclones tropicales con lluvias abundantes, terremotos y olas gigantescas, preceden a los brotes de ciguatera; los arrecifes ciguatos pueden luego permanecer tóxicos durante muchos años.

Los vectores actuales para la enfermedad son los peces semipelágicos y los que habitan en los arrecifes coralinos; entre ellos se encuentran la aguja, pez vela, barracuda, dorado, peto, coronado, cubera, mero; aquí intervienen sus hábitos de alimentación, donde se involucran los herbívoros que consumen los dinoflagelados, así como los que forman parte de la cadena alimentaría (piscívoro).

Aunque es endémica de los trópicos y subtrópicos, actualmente la ciguatera se reporta también en áreas no tropicales.

Es difícil predecir la prevalencia, pues las estadísticas no son confiables al presentarse en muchos países del tercer mundo, aunque es frecuente en Cuba, República Dominicana, Puerto Rico, la costa sur de los EE. UU. y algunos países con costas o mares indo pacíficos (Hawaii). Las poblaciones más afectadas son los turistas y los que practican la pesquería en estas zonas reportadas.

La ciguatera es una intoxicación alimentaria de la que se reportan unos 50.000 casos al año, pero hay que tener en cuenta que es un trastorno sub-denunciado y algunas veces sub-diagnosticado. La mortalidad ronda el 5% del total reportado, y se la adjudican al paro respiratorio.[cita requerida]

Historia
Se la conoce vagamente desde 1606 en el Pacífico Sur. El primer relato detallado del cuadro clínico fue en 1774 en Nueva Caledonia, por el navegante inglés capitán James Cook. La zona de riesgo se encuentra desde los 35° norte hasta los 35° sur, en especial en las islas del Pacífico Sur, Indias Occidentales y el Mar Caribe.

Mecanismo
Hay microorganismos que sintetizan la toxina y colonizan el coral, principalmente Gambierdiscus toxicus. Allí, peces herbívoros los ingieren y concentran las ciguatoxinas. Los peces piscívoros se convierten en tóxicos al consumir dichos peces y sus toxinas. En consecuencia, la concentración de las toxinas aumenta proporcionamenle con la ubicación de la especie en la cadena alimentaria. El hígado, cerebro y gónadas de los peces son las más afectadas.

Estas toxinas no afectan a los peces, por lo que es imposible determinar con un simple examen cuál es un pez de riesgo. Por el referido mecanismo de concentración los ejemplares de más de 2 kg presentan mayor riesgo. La barracuda es una de las variedades según las estadísticas más preocupante y la morena sería la que da cuadros más graves.

La ciguatoxina es estable al calor, a la cocción y a la congelación. Tampoco tiene color, olor o sabor.

Después de la ingesta y hasta las 12/24 horas aparece el cuadro clínico de la intoxicación con esta secuencia: manifestaciones gastrointestinales (dolor abdominal, diarrea, náuseas, vómitos), neurológicas (calambres, hormigueos, dolores musculares, intensa fatiga, trastornos del equilibrio, sensación de sabor metálico) y cardiovasculares (bradi o taquicardia e hipotensión arterial). Estos son síntomas comunes a muchos trastornos, pero hay dos síntomas cardinales. Uno es la inversión de la sensación térmica: sensación de calor / quemadura al tocar objetos fríos y sensación de frío al tocar objetos calientes. El otro es el hormigueo peribucal: labios y lengua.

Otro dato peculiar es el de su reagudización. Los que la hayan padecido pueden experimentar un cuadro similar mucho tiempo después al ingerir carne de pescado, alcohol y hasta nuez.

Esta intoxicación afecta especialmente a una franja de la población de mucha pobreza, que se alimenta de lo que pesca, y en ese entorno han crecido muchos mitos, todos ellos muy peligrosos. Dicen que si a la carne de pescado se le frota una moneda y esta brilla tiene ciguatera. La devaluación de los navegantes hizo que al principio se creyera en las monedas de oro, luego en la plata y ahora parece que cualquier aleación funciona. Se dice que sólo se produce (en el hemisferio norte) en los meses que no tienen la letra "r". Lo que sí es cierto es que cuando aumenta la temperatura del agua aumenta el riesgo, pero de ahí a apostar la salud a una sola letra hay mucha distancia.

Otro de los mitos es que si la cocción se hace con leche no hay riesgo. Uno de los mitos peligrosos es el que dice que, si se le agrega mucho limón o vinagre, la toxina se inactiva. La realidad es bien distinta: los ácidos aumentan la absorción y la gravedad del cuadro. Otros mitos: las moscas, los pájaros y los gatos no comen el pescado contaminado. En la actualidad se dispone de un reactivo para testar la carne del pez antes de consumirla.

La globalización ha hecho que también haya ciguatera "importada": se trata de turistas que en el último día de su travesía ingieren pescados contaminados, toman el transporte y el cuadro florece en latitudes donde apenas se la conoce. Algunos países directamente prohíben la importación de pescados de riesgo.

La ciguatera no se debe confundir con la Marea Roja, que no necesita un substrato coralino y que afecta a los moluscos bivalvos, ni con otras toxinas que comprometen especialmente a peces sin escamas como es el caso del pez globo, pufferfish (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión)., o Fugu.

Fisiopatología
Cada toxina tiene un mecanismo fisiopatológico diferente y complejo pero, en sentido general, todas inducen la despolarización de la membrana en los nervios al abrir los canales del sodio.

Cuadro clínico. Se han reportado más de 175 síntomas, que se agrupan en tres categorías fundamentales: gastrointestinales, neurológicos y cardiovasculares. La duración, severidad y orden de ocurrencia varían considerablemente en cada paciente según la cantidad y porción de pescado ciguato ingerido (cefálico-caudal). La enfermedad comienza a veces antes de que finalice la comida, pero por lo general se inicia dentro de las primeras 12 horas.

Síntomas gastrointestinales. Náuseas, vómitos, diarreas y dolor abdominal.
Síntomas neurológicos. Disestesias; parestesias, que son típicas en la región perioral, lengua y partes distales de las extremidades, sobre todo en las palmas de las manos y las plantas de los pies. La disestesia habitual es la sensación de quemazón en las extremidades o boca cuando se toma una bebida fría.
Se ha descrito también 3ataxia, prurito, disminución de la fuerza muscular en los miembros inferiores y sensación de pérdida de los dientes.
Síntomas cardiovasculares. Hipotensión arterial, bradicardia, bloqueo A-V, shock.
La mortalidad es escasa (0,1%) y siempre ocurre por fallo respiratorio.[cita requerida] Las manifestaciones neurológicas se prolongan semanas o meses y se presentan remisiones y reagudizaciones, a veces cuando se ingieren mariscos o bebidas alcohólicas, nueces y semillas. Se han reportado recaídas tras la ingestión de carne de pollo, huevo y pescado enlatado.

Entre otros síntomas se incluyen: exacerbación del acné, hipo, sialorrea, fotofobia, sabor metálico en la boca, oftalmoplejía, agitación, delirio, parálisis de los músculos faciales, espasticidad muscular, hiporreflexia, lesiones cutáneas, ceguera temporal, caída del pelo y uñas y descamación de la piel.

Tratamiento
Se puede utilizar el carbón activado (1 g/kg de peso), el que absorbe las toxinas que aún se mantienen en los tractos digestivos.

El Manitol EV es el tratamiento de opción, pues mejora mucho los síntomas; para ello se aconseja primeramente rehidratar al paciente de las pérdidas sufridas por las diarreas y vómitos con Ringer lactato o suero salino, según el grado de deshidratación. La dosis de Manitol al 20% es de 1 g/kg, en 1 h, por día.

Se ha utilizado el gluconato de calcio al 10%, EV, administrado c/8 h durante la fase aguda y posteriormente por vía oral en el tratamiento ambulatorio, pues en el caso de la ciguatoxina se piensa que inhibe la absorción de calcio mediante membranas excitables y este aporte pudiera mejorar la sintomatología.

El resto del tratamiento es sintomático; para los síntomas crónicos, que a veces duran semanas o meses, se ha recomendado la amitriptilina, 25 mg 2 veces al día.

No hay información bibliográfica acerca de la administración de esteroides, opiáceos o barbitúricos.

Bibliografía
U.S. Food & Drug Administration - Center for Food Safety & Applied Nutrition - Foodborne Pathogenic Microorganisms and Natural Toxins Handbook.
National Library of Medicine - Medline:
Clinical observations on 3,009 cases of ciguatera -- Ciguatera face -- Ciguatera fish poisoning
Infomed. Cuba.
Estudio del Caso Daneri.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.