Facebook Dr. Ramon Reyes Diaz, MD

DESFIBRILADORES TELEFUNKEN

DESFIBRILADORES TELEFUNKEN
DISTRIBUIDORES AUTORIZADOS

jueves, 9 de diciembre de 2010

Prueba de sangre que detecta riesgo de infarto

Enlace

Científicos en Estados Unidos desarrollaron un análisis de sangre que detecta en personas sanas el riesgo de enfermedades del corazón y de morir a causa de ellas.

Muestra de sangre

El análisis detecta los niveles de una proteína en la sangre.

Los investigadores del Centro Médico de la Universidad de Texas Southwestern, en Dallas, crearon lo que dicen es una versión más sensible de la prueba que normalmente se usa para confirmar que una persona está sufriendo un infarto.

Pero el nuevo análisis, afirman los científicos en Journal of the American Medical Association (JAMA) (Revista de la Asociación Médica Estadounidense) puede identificar el riesgo en la población general.

Troponina

La prueba identifica una proteína, llamada troponina T cardíaca.

Los resultados de la investigación, llevada a cabo con 3.500 individuos sanos, mostraron que aquéllos con niveles "detectables" de troponina T tenían siete veces más probabilidades de morir a causa de enfermedad coronaria en un lapso de seis años.

Los especialistas saben que los individuos que sufren enfermedades cardíacas crónicas, como cardiopatía isquémica o insuficiencia cardíaca, muestran niveles elevados de troponina T cardíaca.

Por eso se ha sugerido que esta proteína podría ser una herramienta de diagnóstico útil para detectar los primeros síntomas de enfermedades cardiovasculares o analizar el riesgo de estos trastornos en la población general.

Pero la prueba estándar disponible hasta ahora no logrado ser una herramienta confiable de diagnóstico en esta población.

Y se usa principalmente en las salas de emergencia para determinar si un paciente que experimenta dolor en el pecho está sufriendo un infarto.

Debido a que esta prueba parece identificar problemas cardiovasculares que previamente no han sido reconocidos, esperamos que en el futuro podamos utilizarla para prevenir parte de la muerte y discapacidad que causa la insuficiencia cardíaca y otras enfermedades del corazón

Prof. James de Lemos

La nueva versión, afirman los investigadores, es mucho más sensible y puede detectar la proteína en personas que no muestran ningún síntoma de enfermedad cardíaca.

Herramienta útil

"Debido a que esta prueba parece identificar problemas cardiovasculares que previamente no han sido reconocidos, esperamos que en el futuro podamos utilizarla para prevenir parte de la muerte y discapacidad que causa la insuficiencia cardíaca y otras enfermedades del corazón" afirma el profesor James de Lemos, quien dirigió el estudio.

En el estudio se midieron los niveles de troponina T en muestras de sangre de 3.500 participantes de entre 30 y 65 años que fueron también sometidos a escáneres de IRMf y de TC para analizar el estado del corazón y de otros órganos.

Los resultados mostraron que los hombres tenían tres veces más riesgo que las mujeres de mostrar niveles detectables de la proteína y los afroestadounidenses tenían una prevalencia significativamente más alta de la proteína que los hispanos y blancos.

Según el científico, la prueba actúa detectando lesiones microscópicas en las células del músculo cardíaco.

Las medidas conocidas como los niveles de colesterol y presión arterial, explican los investigadores, indican problemas en el flujo sanguíneo, pero los niveles de troponina pueden mostrar problemas cuando el músculo cardíaco se inflama o se debilita.

La nueva prueba no ha sido todavía aprobada por la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de Estados Unidos pero los investigadores creen que podría ser una herramienta poderosa para reducir las tasas de mortalidad en el mundo.

Otros expertos subrayan, sin embargo, que aunque la prueba de troponina puede ser un procedimiento de diagnóstico importante, no se deben dejar de lado los análisis de colesterol y el monitoreo de la presión arterial ya que cada uno de éstos métodos mide factores específicos de riesgo de trastornos cardiovasculares.