We Support The Free Share of the Medical Information

Tactical Emergency Casualty Care

Tactical Emergency Casualty Care
Curso TECC España

Facebook EMS SOLUTIONS INTERNATIONAL

viernes, 30 de mayo de 2014

Anafilaxia (Reacciones alérgicas severas) / SHOCK ANAFILACTICO. VIDEOS

ALERGIAS, ANAFILAXIA, ASMA

"Recordar que en las nuevas guías de primeros auxilios en caso de Alergias Severas solo se podrá administrar la primera dosis de adrenalina (1-10000), para la 2ª dosis solo podrá ser administrada por un equipo medico entrenado".


by Dr.Ramón Reyes,MD

La anafilaxia es un trastorno en el cual se produce una liberación rápida de mediadores químicos con acciones biológicas potentes derivadas de células inflamatorias como los mastocitos y basófilos que provocan síntomas cutáneos, respiratorios, cardiovasculares y gastrointestinales.
Las causas más frecuentes de anafilaxia en niños difieren dependiendo de que la población estudiada represente pacientes ingresados en un servicio hospitalario o ambulatorios. La anafilaxia que se produce en el hospital se debe sobre todo a reacciones alérgicas a medicamentos y al látex, mientras que la alergia alimentaria es la causa más común de anafilaxia fuera del hospital y supone alrededor de la mitad de las reacciones anafilácticas publicadas en estudios pediátricos en los Estados Unidos, Italia y sur de Australia.
La alergia al cacahuete se ha convertido en la principal causa de anafilaxia inducida por alimentos en los países “occidentalizados” , y es responsable de la mayoría de las reacciones mortales y casi mortales.
Dentro del ámbito hospitalario el látex es un problema particular en niños sometidos a múltiples intervenciones quirúrgicas, como por ejemplo los que tienen espina bífida y trastornos urológicos, y ha llevado a muchos hospitales a emplear productos sin látex. Los pacientes con alergia al látex también pueden experimentar reacciones alérgicas a alimentos por proteínas homólogas presentes en frutas como la banana, el kiwi, la nuez, y la frutilla.




ANAFILAXIA - Guías mundiales sobre manejo de anafilaxia

La anafilaxia se define como una reacción de hipersensibilidad sistémica o generalizada, con riesgo vital. Resumimos las guías de manejo de la anafilaxia de la Organización Mundial de Alergias.

Los factores que aumentan el riesgo de una anafilaxia severa o fatal son el asma (u otra enfermedad respiratoria crónica), las enfermedades cardiovasculares, la mastocitosis, las enfermedad a tópicas severas (como la rinitis alérgica), el uso de betabloqueadores e inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina.

Los gatillantes varían según la edad. Los alimentos son los más comunes en los niños y adultos jóvenes. Las picaduras y los medicamentos son frecuentes en adultos de edad media y mayores. Virtualmente cualquier molécula puede producir una reacción alérgica.
El diagnóstico se basa principalmente clínico (historia y exámen físico). La historia típica es la aparición súbita de síntomas y signos característicos, luego de minutos u horas de exponerse a un potencial gatillante. Los síntomas y signos progresan en pocas horas; los más frecuentes son:
  • Picazón y enrojecimiento de la piel
  • Edema y enrojecimiento de mucosas (labios, lengua, conjuntiva, etc.)
  • Alteraciones respiratorias: disnea, estridor, tos, estridor e hipoxemia
  • Hipotensión
  • Alteraciones gastrointestinales: dolor cólico y vómitos
El manejo sistemático y rápido es esencial; es aplicable en cualquier momento de la crisis aguda, con cualquier gatillante y puede ser realizado por cualquier profesional médico con entrenamiento básico. El protocolo de manejo debe estar escrito, visible y constantemente revisado para que sea de utilidad. Las pruebas de laboratorio pueden ayudar a precisar el diagnóstico después de la emergencia. Se puede medir niveles de triptasa, con una muestra obtenida 15 minutos a 3 horas después del inicio del cuadro, siendo lo más recomendable la medición seriada. La triptasa generalmente está normal en anaflixia por alimentos y sin hipotensión. Los niveles de histamina se pueden obtener 15 minutos a 1 hora después del inicio, pero se requiere mantener la muestra en condiciones extremadamente complejas.
  1. Elimine el gatillante (por ej. suspender un medicamento)
  2. Evalúe vía aérea, ventilación, circulación, estado mental, piel y peso del paciente.
  3. Pida ayuda
  4. Administre adrenalina intramuscular en el tercio medio de la cara anterolateral del muslo (0,01 mg/kg, máximo 0,5 mg en adultos y 0,3 mg en niños). Repita cada 5-15 minutos según necesidad.
  5. Posiciones al paciente sobre su espalda y levante las extremidades inferiores
  6. Evalúe utilizar oxígeno suplementarios, fluidos endovenosos (solución fisiológica; 1-2 litros en adultos o 10 ml/kg en niños) y/o reanimación cardiopulmonar, según el caso.
  7. Monitorice los signos signos vitales continuamente.
La adrenalina se utiliza como un medicamento esencial para tratar la anafliaxia, debido a sus efectos alfa-1 (vasoconstricción sintética, que produce disminución del edema de mucosas y aumenta la presión arterial), beta-1 (efecto inótropo y cronótropo) y beta-2 (broncodilatador). La administración de adrenalina es más importante que el uso de antihistamínicos y corticoides en la etapa precoz de la anafilaxia. Se debe administrar intramuscular, en el tercio medio de la cara anterolateral del muslo, tan pronto se diagnostique o sospeche fuertemente una anafilaxia, en dosis de 0,01 mg/kg (concentración de 1 mg/ml) hasta un máximo de 0,5 mg en adultos y 0,3 mg en niños. Se puede repetir la dosis cada 5-15 minutos. El retraso en la administración de adrenalina se ha asociado a mortalidad, encefalopatía hipóxico-isquémica y anafilaxia bifásica (recurrencia en 8-10 horas).
Si el paciente ya se encuentra en shock, la adrenalina se debe administrar como infusión continua intravenosa, titulando según la presión arterial y la frecuencia cardiaca. Si el paciente está en paro cardiorrespiratorio, se debe administrar adrenalina en bolos intravenosos.
Con las dosis recomendadas, se puede producir palidez, temblor, palpitaciones y cefalea. Con dosis mayores o administración intravenosa se pueden producir arritmias ventriculares, crisis hipertensas o edema pulmonar. La adrenalina no está contraindicada en pacientes con patología cardiovascular.
No están claras las recomendaciones respecto a los medicamentos de segunda línea. Las guías mundiales dicen que no está claro el rol de ninguno de ellos y son secundarion con respecto a la adrenalina.
  • Antihistamínicos H1: disminuyen el prurito, enrojecimiento, angioedema, los síntomas nasales y los síntomas oculares. No sirven para tratar la obstrucción de la vía aérea, la hipotensión ni el shock.
  • Agonistas beta-2: sólo sirven para tratar la obstrucción respiratoria baja. No alivian la obstrucción respiratoria alta, la hipotensión ni el shock.
  • Glucocorticoides: inician su acción después de varias horas y sus beneficios son más teóricos que reales.
  • Antihistamínicos H2: disminuyen la cefalea y el enrojecimiento, pero pueden aumentar la hipotensión.
Los casos refractarios deben ser manejados por médicos especialistas en centros médicos de alta complejidad. Si requieren intubación, debe realizarla el operador más capacitado por su alta complejidad, con una adecuada preoxigenación (3-4 minutos). Algunos pacientes requieren vasopresores por infusión contínua, pero no está claro cuál de ellos es la mejor opción. En lo pacientes que utilizan betabloqueadores, se puede utilizar glucagón. Algunos pacientes pueden requerir atropina.
Hay algunas consideraciones respecto al manejo en situaciones especiales:
  • Embarazo: manejo común, salvo que se debe posicionar inclinada sobre su lado izquierdo después de las 20 semanas de embarazo y monitorizar el bienestar fetal después de las 24 semanas.
  • Niños: poner especial énfasis en una correcto cálculo de la dosis de epinefrina y sus complicaciones.
  • Adultos mayores: frecuentemente complicada por patología cardiovascular o uso de betabloqueadores. No está contraindicada la adrenalina.

Conclusiones:

  • El riesgo de anafilaxia severa aumenta en los pacientes con patología cardiovascular y respiratoria subyacente.
  • El diagnóstico es clínico y se basa en alteraciones de piel, mucosas, respiratorias, cardiovasculares y grastrointestinales.
  • El manejo debe ser sistemático y rápido. Elimine el gatillante, evalue el ABC y administre adrenalina.
  • La adrenalina es el tratamiento más importante. No está clara la utilidad de los otros medicamentos.

Artículo fuente



Enlace Guía-ABE


Nuevas Guias RCP 2010-2015

















SALUD
Inmunoterapia Solución a las alergias
Jatnna Concepcíon
Quizás tienes años lidiando con la molesta alergia que no te deja llevar una vida normal y que te ata a una serie de cuidados excesivos. ahora ya no tienes barreras que te impidan vivir plenamente porque tu problema ya tiene una solución.
Las enfermedades alérgicas son la condición de tener respuestas inmunológicas “erróneas” que desatan síntomas variados ante cualquier tipo de contacto con sustancias (alergenos) que generalmente no son dañinas para personas que no sufran de estas alergias. Las alergias se pueden presentar en cualquier edad, y los afectados suelen ser personas que por herencia genética son predispuestos a desarrollar reacciones alérgicas.
La inmunoterapia es un tratamiento para las alergias que consiste en suministrar al paciente de vacunas que contienen los mismos alergenos ante los que reacciona para desensibilizarlo y que su cuerpo pueda adaptarse a ellas poco a poco hasta curarse en pocos años.
No todos los tipos de alergias se pueden tratar con inmunoterapia, en algunos casos el médico alergólogo debe tratar al paciente con farmacología y va reduciendo la exposición del paciente en cuanto a los alergenos identificados como detonantes de sus reacciones alérgicas, explica la doctora Victoria Michelén, propietaria del Centro de Inmunoterapia de Asma y Alergia Dacarette, en República Dominicana.
La inmunoterapia bien llevada suele tener una duración de 3 a 5 años, pero el paciente ya siente una mejoría en su salud desde antes de cumplir los seis meses de su tratamiento y, dependiendo de la escuela que siga el alergólogo, puede indicarse a las personas a partir de los 5 años.
Alergenos más comunes
o Los ácaros, animalitos microscópicos que se alimentan de la piel que descamamos y el cabello que se cae naturalmente y viven en la cama, la ropa guardada, etc.
o Algunos alimentos, entre ellos: la leche y sus derivados, los cítricos, los mariscos, maníes, nueces, soya, entre otros.
o Algunos medicamentos.
o Picaduras de insectos.
o Polen, lo que no es frecuente en República Dominicana por tener una estación casi única durante todo el año.
o Animales como los perros, gatos y las cucarachas.
Mitos sobre las alergias
1.  Aún muchos dicen que las alergias no tienen cura, pero esto es falso porque la inmunoterapia es un tratamiento que científicamente ofrece la solución a este mal.

2. Las vacunas que se usan en la inmunoterapia tienen cortisona, estas vacunas sólo contienen el alergeno ante el que reacciona el paciente y solución salina.

3. Las vacunas se inyectan de forma intravenosa, si se le inyecta a un paciente alérgico, una de las vacunas con el alergeno ante el que reacciona de manera intravenosa se hace mala práctica médica y se pone en riesgo la vida de éste Las inyecciones deben hacerse de forma subcutánea y nunca intravenosa en la inmunoterapia.

4. Las alergia no suelen ser causa de muerte,  pero sí pueden tener consecuencias fatales, como la anafilaxis al ser detonante de bronco espasmos, hipertensión severa, pérdida de la conciencia, cierre laríngeo y hasta ataques cardíacos en cuestiones de segundos.
Beneficios de la inmunoterapia:
o Detiene la marcha alérgica
o Elimina o disminuye de un 90 a 95% los signos, a la vez que evita que surjan nuevos síntomas.
o Evita que se afecten nuevos órganos
o Disminuye el uso de medicamentos.
o Mejora la calidad de vida del paciente.
Articulos relacionados REACCIONES ALERGICAS